UNA RED DE AMOR LLAMADA FAMILIA La importancia de la psicoeducación

UNA RED DE AMOR LLAMADA FAMILIA

La importancia de la psicoeducación

Lic. en Psic. Nury Alejandra Margarita Maldonado Téllez

Resumen

La familia como red de apoyo hacia sus integrantes. Este texto aborda la importancia del grupo más cercano a un individuo, que es la familia, y es a través de éste, el conductor de diversas formas de muestra de amor, motivación y apoyo hacia un integrante de su familia que sufre una enfermedad mental.

Palabras clave: Familia, red de apoyo, paciente, enfermedad mental, psicoeducación.

Introducción

Durante la llegada de un padecimiento, como si de una novela se tratará, se considera única y mayormente a sus dos actores principales: el paciente, quien es el que la resiste, y que como indica la RAE (2005), es quien tiene paciencia; y su antagonista la propia enfermedad mental, esta se encarga de hacerle sufrir; sin embargo, dejamos de lado a los actores secundarios, en este caso, la familia del paciente, quienes juegan un papel de suma importancia, a pesar de no tener objetivos claros y sobre todo establecidos, ya que la enfermedad no tiene hora de llegada o salida.

Desarrollo

Desde el punto de vista evolutivo se puede considerar a la familia como un grupo vital de personas que tiene historia y que a través de diversas situaciones pueden crecer, madurar o fracturarse, y donde también existe una comunicación natural. Bronfenbrenner (1979) mencionaba a la familia dentro de uno de los varios sistemas que se encontraban alrededor de una persona, el más cercano, el microsistema, es en este, donde la familia brinda vínculos afectivos, estos facilitan de alguna forma su interacción con los otros sistemas, motivando en este caso al paciente a adentrarse en la exploración, manipulación, elaboración e imaginación de lo que es real, es decir, que dependerá del escenario que los actores secundarios hayan preparado previamente para situaciones como lo es una enfermedad mental, y que este escenario bien pudiese favorecer la recuperación o estancar todo el proceso. Es por ello, que se busca la forma de dar a conocer la psicoeducación a los familiares y por medio de ella tejer una red de amor, es decir de apoyo.

La Psicoeducación se define como una modalidad de intervención terapéutica mediante la cual se proporciona a los familiares del paciente información específica acerca de la enfermedad, así como entrenamiento en técnicas para afrontar los problemas derivados de ella (Benassini, 2002, p.125). Si la familia accede, y si el paciente lo permite (como derecho, el paciente puede negarse a ser identificado como paciente mental, o a negarse a recibir un tratamiento, siempre y cuando este no ponga en peligro su vida y la de la sociedad), se pueden obtener beneficios para ambos. Al estar en la misma línea la familia y los actores principales, se puede encontrar una mejora en los estados del ánimo del paciente, además de un buen funcionamiento cognitivo, que incluye también el manejo de ansiedad ante el dominio de la situación, aunque esta no sea por completo.

Hatfield (1994; en Benassini, 2002) refiere tres aspectos dentro de la psicoeducación y que son importantes mencionar: a) se encuentra dirigida a ayudar a los familiares del paciente, b) reconoce que los familiares no están implicados en la etiología de la enfermedad, y c) trabaja con el refuerzo de competencias más que con la modificación de debilidades. Se llena al familiar de conocimientos para el correcto manejo de emociones, apoyos, estrategias y técnicas.

El Hospital de Día de Salud Mental del Área de Gestión Sanitaria del Sur de Córdoba menciona algunos consejos para familiares de personas con enfermedad mental:

  • Nadie es culpable de la enfermedad.
  • Es tan difícil para la persona enferma aceptar su condición como lo es para el resto de la familia.
  • No está bien que se sienta abandonado, la familia también tiene necesidades y deseos emocionales.
  • La enfermedad mental de un familiar no es motivo de vergüenza. Lo más probable es que se enfrente al estigma de un público temeroso

Conclusiones

El poder incluir a la familia en el tratamiento de una enfermedad mental trae grandes beneficios, tanto para el paciente, ya que eleva las posibilidades de no suspender el tratamiento, así como para los demás integrantes de la familia, ya que a través de la psicoeducación conocerán nuevas formas de comunicarse, de apoyarse, orientarse y motivarse, e incluirán metas, para así sobrellevar la enfermedad en conjunto, a través de una red, y no solo como comúnmente sucedía, dejarle el peso al individuo que se encuentra siendo solo el “paciente”.

Referencias

  • Benassini, O. (2002). Trastornos de la Atención: origen, diagnóstico, tratamiento y enfoque psicoeducativo. Trillas.

 

 

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja una respuesta