Duelo en niños de 6 a 8 años y su acompañamiento para superación de este

Duelo en niños de 6 a 8 años y su acompañamiento para superación de este

 

Por PEREZ RODRIGUEZ MATI ALEJANDRA

Por PEREZ RODRIGUEZ MATI ALEJANDRA

Los niños a medida que se van desarrollando, van conceptualizando la muerte de diferente manera, esto acorde a su edad y en la medida en la que se les es explicado este proceso natural del ser humano. 

Es importante saber sobrellevar este tema con nuestros hijos cuando se presentan las primeras situaciones de duelo por el fallecimiento de un ser querido con un lazo significativo con el niño ya que con esta acción el duelo en el niño será menos complicado y el tiempo de aceptación y comprensión de este será mejor. El apoyo que reciba el niño es de vital importancia para la resolución del duelo y su estabilidad.  (Esquerda, M., & Agustí, A. 2012).

El manejo y la explicación de la muerte debe ser cuidadosa ya que los niños, de acorde a diferentes edades y etapas de su desarrollo, comprenden la muerte de una manera diferente. Cuando se sufre una pérdida, automáticamente en el individuo se activa los diferentes procesos de defensa que abarca el duelo y son parte del proceso y de las fases que conlleva este para la superación de este.

 La manera de afrontar y superar con éxito estas fases hasta llegar a la aceptación de la pérdida depende de los recursos con los que cuente la persona en cuanto a afrontamiento nos referimos así como en la facilidad de adaptación ante las crisis, otro punto que ayuda u obstruye el avance es la manera en que sucedió la pérdida ya que no es lo mismo afrontar una muerte que ya se esperaba y que de alguna manera la persona ya va procesando anticipadamente que sucederá la pérdida a una muerte repentina.

También depende del significado en la vida de la persona y el vínculo que llevaba con ella ya que como lo mencionan Valdés y Blanco (1997) afirman que la reorganización es más difícil en personas con edad avanzada que sufren la muerte de su pareja, en algunas ocasiones, hace que sobrevenga la muerte del viudo/a al poco tiempo. Incluso la pérdida de alguno de los padres que al menos para los hijos “por ser un proceso natural” suelen adaptarse de una manera más rápida a esos cambios que generó la pérdida de la persona en la medida también del vínculo afectivo que se tenía.

Etapas del duelo de Elisabeth Kübler- Ross (1969):

 

  1. Etapa de negación
  2. Etapa de ira
  3. Etapa de la negociación 
  4. Etapa de la depresión
  5. Etapa de la aceptación

 

El proceso de duelo en los niños se divide en tres fases:

  • La primera fase es la de protesta en la que el niño echa de menos a la persona, llora pidiendo que regrese, se mantiene atento a cualquier tipo de señal que le recuerde su ausencia.
  • La segunda fase es desesperanza, el niño empieza a perder esa esperanza de que el ser amado regrese, llora continuamente y con actitud apática. La última fase es la ruptura de ese vínculo, el niño, con el tiempo, comienza a desistir de ese vínculo emocional que tenía y se interesa más por el demás mundo que le rodea (citado en Zaragoza 2007).

 

Si bien, la manifestación del duelo se da de diferentes maneras en cada niño, así como estas también dependen en la edad en la que se encuentren, específicamente en la edad de 6 a 8 años según Lozano (2008), los niños manifiestan mayormente el temor a estar solos o irse a dormir, prefieren estar más cercanos a sus familiares y llegan a presentar síntomas somáticos ante estas situaciones de pérdida. Otras acciones que toman los niños en comparación de un adulto es que los niños no se retraen en cuanto a sus sentimientos y lo manifiestan tal cual lo sienten, buscan un sustituto para no estar solos y no perder la seguridad, quiere saberlo todo, suele ser más largo el duelo en niños. 

 

“Los niños no comprenden la muerte, pero sí la perciben. Perciben los sentimientos y emociones de las personas que están a su alrededor y sienten como estos están preocupados y ansiosos” (citado en Zaragoza, 2007). Con  esta cita se descubre ese mito tan dicho entre los padres de familia que los niños no saben ni sienten nada ante la muerte, como son pequeños, con el paso del tiempo, se olvidarán de esas personas “por qué el tiempo lo cura todo”, sin embargo, no conocen el alcance de las consecuencias que puede generar el no llevar un duelo “sano” y un acompañamiento apropiado para la superación de la pérdida, dentro de las consecuencias es que el niño tenga un duelo complicado caracterizado por rabietas y pataletas, llanto frecuente y continuo, miedo a quedarse solo, negación persistente, modelo de la personalidad del menor en función del muerto, esto por mencionar alguna principales, esto perjudicando de manera significativa al niño que puede generar inseguridades, desconfianza y actitudes en la vida adulta poco favorables para la relación con las personas que le rodeen. 

 

Una herramienta para la explicación de la muerte son los cuentos ya que sabemos que se utilizan también como una estrategia para enseñar a los niños en la que puede disipar y ayuda a discernir la información que se les proporciona en el cuento, tomando en cuenta su desarrollo cognitivo y ayudando al niño a la comprensión del concepto.

 

Algunas recomendaciones de cuentos para niños que habla sobre la pérdida:

 

  • “Yo siempre te querré” de Hans Wilhelm (1989), el cual trata de una perrita y su allegada amistad con un niño, la cual envejece más rápido que su dueño y da la explicación de lo bueno que es expresar las emociones. 

 

  • “Inés Azul” de Pablo Albo (2009), una historia de dos amigos que juegan a trabajar, la amistad es tan cercana que el día que Miguel no fue a jugar, Inés preguntó por él, la respuesta que recibió fue que Miguel se había dormido. Inés lo esperaba cada día en la playa hasta que comprendió que no regresaría.

 

 

Así mismo se pueden utilizar explicaciones de la vida diaria, por ejemplo, con la naturaleza misma, explicando que todo es un ciclo de vida, las plantas, árboles, animales en algún momento van a morir y explicarles que es universal. Comenzar a hablar sobre la muerte con nuestros pequeños a veces tiene más que ver con los miedos del adulto, repercutiendo en un mal afrontamiento que puede dejar secuelas que impidan un desarrollo óptimo en el niño, es importante incluso hablar desde antes que se presente la situación para tener preparado, al menos en la parte emocional a nuestros pequeños, esto haría más ligera la superación y afrontamiento que en conjunto con el acompañamiento de los familiares llevará a una recuperación de la pérdida más “sana”.

 

 

¿Y tú ya hablaste con tus hijos sobre este tema?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Referencias:

 

Albo, P. (2009). “Inés Azul”. Barcelona: Thule.

 

Esquerda, M., y Agustí, A. M. (2012). El niño ante la muerte: Cómo acompañar a chicos y adolescentes que han perdido a un ser querido. Lleida: Milenio. 

 

Kübler-Ross, E. (2010). Sobre la muerte y los moribundos. DF: Debolsillo.

 

Wilhelm, H. (1989). “Yo siempre te querré”. D.F.: Editorial Juventud, S.A.

 

Zaragoza. R. T. (2007). Estilos de afrontamiento ante una separación amorosa en personas con pérdida parental en la infancia. Tesis Maestría. Psicología con orientación Clínica. Departamento de Psicología, Escuela de Ciencias Sociales, Artes y Humanidades, Universidad de las Américas Puebla. Mayo. Derechos Reservados © 2007.

Diplomado en terapia infantil

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja una respuesta