SUICIDIO INFANTIL ¿QUÉ ES?, ¿CÓMO DETECTARLO Y CÓMO PREVENIRLO? GUÍA PARA PADRES

SUICIDIO INFANTIL ¿QUÉ ES?, ¿CÓMO DETECTARLO Y CÓMO PREVENIRLO? GUÍA PARA PADRES

GASGA-TREJO NOEMI

Siendo un tabú con numerosas causas, el suicidio infantil es un tema delicado que muchas veces es difícil de diagnosticar. Apenas estudiado a nivel internacional, la incidencia del suicidio infantil parece, sin embargo, haber aumentado en los últimos años.

El suicidio en niños es difícil de diagnosticar, porque los síntomas se pasan desapercibidos y las conductas disfuncionales se ven como accidentes, además porque muchos padres, maestros e incluso investigadores, consideran que los niños no se suicidan.

El comportamiento suicida a pesar de ser un proceso complejo presenta cierta regularidad, comienza con algunas ideas esporádicas sobre la propia muerte acompañadas de cuestionamientos sobre su actuar en el mundo. Posteriormente, si esta situación persiste y se refuerza en el tiempo, puede ir acompañada de crisis depresivas, que llevan a la planeación y al intento suicida. Investigaciones recientes señalan que entre más se repite este proceso, sin recibir un tratamiento efectivo, es más posible llegar a consumar el acto suicida (García et al, 2010).

¿Qué es el suicidio infantil?

El término “suicidio infantil” designa el acto por el cual un niño provoca su propia muerte de manera voluntaria. En la mayoría de los casos, esto no significa simplemente un deseo de morir, sino que aparece como el último recurso para escapar de un gran sufrimiento o de una situación para la cual el niño no encuentra salida.

Un intento de suicidio es definido como un acto –no exitoso- a través del cual el niño expresa un deseo de lastimarse, poniéndose en peligro, con la intención de provocar su propia muerte.

Los intentos de suicidio no son siempre intentos fallidos. Muchos son considerados como un intento desesperado de llamar la atención hacia los problemas o sentimientos de maltrato que el niño experimenta.

Causas de suicidio en niños y adolescentes

El fin de la infancia y el comienzo de la adolescencia suelen ser períodos difíciles que presentan múltiples desafíos, tales como cambios hormonales, mayores responsabilidades escolares o laborales o relaciones personales turbulentas, entre otros, lo cual puede llevar a tener pensamientos negativos.

Sin embargo, hablar de un único factor precipitante sería incorrecto. Aunque un hecho significativo, tal como la pérdida de un ser querido, divorcio de los padres, mudanzas, agresiones, etc., puedan empujar a un niño a suicidarse, estos suelen ser la gota que derrama el vaso. Es entonces preferible hablar de múltiples causas y de circunstancias agravantes.

Factores personales

Los factores más frecuentemente señalados son psicológicos (depresión, ansiedad, personalidad anti-social…) y comportamentales (agresividad, abuso de alcohol o drogas).

Factores familiares

El entorno familiar también juega un importante papel si no logra brindar al niño una atmósfera suficientemente segura durante todo su crecimiento. El abandono, la negligencia, el abuso o la pérdida de parámetros culturales (como en el caso de una reubicación forzada) y la falta de proyectos de futuro, pueden fomentar tendencias suicidas. En general, el aislamiento social o afectivo es una importante causa de suicidio.

Otros factores

También deben ser considerados otros factores que acontecen algunas veces o que son específicos de un país en particular, como la ciber-dependencia (adicción a videojuegos o internet), acoso en el colegio o violencia debido a la orientación sexual o por pertenecer a una minoría.

Detectando actitudes suicidas

Detectar y comprender los signos antes de que los niños lleven a cabo sus impulsos es importante a la hora de tomar las medidas necesarias para prevenir un suicidio. Los padres y otras personas cercanas al niño deben prestar atención a su comportamiento y a sus actividades de forma que sea posible detectar signos que sugieran la presencia de depresión o pensamientos suicidas.

A continuación, observamos una lista de síntomas que podrían ser preocupantes, especialmente si varios de ellos se manifiestan al mismo tiempo:

– Trastorno del sueño (dormir mucho o muy poco)

– Pérdida del apetito y/o peso

– Aislamiento

– Pérdida del interés en las actividades preferidas

– Ausentismo escolar

– Agresividad física o psicológica

– Abuso de alcohol o drogas

– Falta de preocupación por la apariencia e higiene

– Correr riesgos innecesarios

– Interés por la muerte

– Envío de mensajes preocupantes por internet

– Malas notas o problemas escolares inusuales

– Dificultad para concentrarse

– Pensamientos negativos respecto de las propias cualidades y logros

¿Cómo prevenir el suicidio en los niños y adolescentes?

  1. Si se presenta un intento o acto suicida en los compañeros del niño(a), trate el tema de manera abierta y natural. “¿Tú qué piensas?, ¿Qué opinas?, ¿Qué has sabido?”: Son preguntas que deben hacerse sin rodeo.
  2. No hable con ellos de suicidio solo porque vio una noticia en televisión, la escuchó en la radio o la leyó en la prensa. La clave es tratar el tema desde las causas y hacer un ejercicio con el menor para que comprenda las razones que llevaron a su compañero a hacerse daño.
  3. Tenga una buena comunicación con sus hijos. Esta es la clave para generar confianza con el menor y que le cuente lo bueno y lo malo; nunca lo juzgue y siempre muéstrele que de cada mala acción hay un aprendizaje. Recuerde, nada malo es para siempre.
  4. Si se da cuenta que el niño intentó hacerse daño, no se alarme exageradamente. No pregunte por el método que utilizó sino por las razones que lo llevaron a tomar esta decisión. Busque ayuda profesional.
  5. Enséñele al menor a entender el fracaso como una oportunidad. Explíquele que en la vida se pueden presentar pérdidas emocionales, económicas y afectivas. Esto le permitirá fortalecer su carácter y le ayudará a entender que para superar las pérdidas no es necesaria la auto agresión.
  6. No menosprecie ni minimice las conductas autoagresivas sencillas. Cortarse intencionalmente con hojas de papel o lesionarse con objetos punzocortantes como una cuchilla de afeitar, son un llamado de atención para entrar a discutir el tema y saber qué está pasando.
  7. No deje visiblemente medicamentos, venenos o fertilizantes que estén al alcance de los niños.

CONCLUSIÓN

Lo más importante es la atención de los miembros de la familia y de quienes deben apoyar al niño y no descuidar o desacreditar sus sentimientos y problemas, especialmente si está atravesando un período estresante o cambios profundos en su vida. Debe hacerse un esfuerzo por eliminar gradualmente los pensamientos suicidas o comportamientos destructivos.

Si los síntomas revelan una situación seria, es importante que el niño sea asesorado por un psicólogo y/o psiquiatra para determinar un tratamiento adecuado: tratamiento psicológico o psiquiátrico, prescripción de medicación y, de ser necesario, internación hospitalaria.

BIBLIOGRAFÍA

Eguiluz Romo L. Plasencia Vilchis M. L. Santillán Torres C. Torija.2018. “Estrategias para trabajar con jóvenes que presentan ideas suicidas.” Revista Integración Académica en Psicología, Volumen 6, número 16, Enero-Abril 2018 recuperado de http://integracion-academica.org/22-volumen-5-numero-13-2017/156-estrategias-para-trabajar-con-jovenes-que-presentan-ideas-suicidas consultado octubre 2018

García, H., J. Sahagún, A. Ruiz, G. Sánchez, J. Tirado & J. González (2010). Factores de riesgo, asociados a intento de suicidio, comparando factores de alta y baja letalidad. Salud Pública, (2), 713-721.

González-Forteza, C. y T. A. Jiménez (2010). “Problemática suicida, algunas consideraciones desde la investigación psicosocial”, en: Eguiluz, L.; M. Córdova y C. Rosales Ante el suicidio su comprensión y tratamiento. Cap. 3, México: Pax-México.

González-Forteza, C., J. Villatoro, M. E. Medina Mora, C. Fleiz, P. Bermudez & N. Amador (2002). Prevalencia de intento suicida en estudiantes adolescentes de la Ciudad de México: 1997-2000. Salud Mental, 25(6), 1-12.

Humanium. 2018. “Suicidio infantil: un fenómeno complejo y difícil de explicar” recuperado de https://www.humanium.org/es/suicidio-infantil/ consultado octubre 2018

Semana.2018. “Cinco señales de alerta para prevenir el suicidio infantil” Recuperado de https://www.semana.com/educacion/articulo/suicidio-infantil-como-prevenir-el-suicidio-en-los-ninos/523466 fecha de consulta octubre de 2018.

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario