Guía de autoayuda para manejo de trastornos de ansiedad

Guía de autoayuda para manejo de trastornos de ansiedad

Por Jimena Aurora Díaz Covián

 

Por Jimena Aurora Díaz Covián

Cuando una persona padece una enfermedad, es importante que obtenga la información necesaria de esta, ya que el conocimiento y entendimiento facilita la recuperación, por eso este material se ha creado con la intención de ayudar a quien padece algún trastorno de ansiedad, y así logre aprender de este padecimiento, comprenda lo que le ocurre y conozca las estrategias que puede seguir para favorecer su recuperación, esto como complemento de un tratamiento facilitado por profesionales de la salud.

Ansiedad

Todos hemos experimentado en algún momento de nuestra vida una sensación de tensión o preocupación difusa, que por lo regular está acompañada de síntomas físicos como dolor de cabeza, taquicardia, presión en el pecho, molestias estomacales e inquietud, estos síntomas varían de una persona a otra.

El miedo y la ansiedad es una reacción ante una situación que se percibe como amenazante, y esto es lo que nos permite defendernos del peligro, la respuesta física que nos provoca (palpitaciones en el corazón) nos prepara y prepara el cuerpo para sobrevivir ante el peligro, también nos puede dar una energía mayor para completar las tareas que tenemos pendientes. Entendida como tal, es un mecanismo de defensa del organismo y por tanto no necesariamente negativa. Por lo tanto, el objetivo no es suprimirla sino aprender a controlarla.

Trastorno de Ansiedad

Este trastorno tiene como principal síntoma la ansiedad y el miedo, tan intensos, desproporcionados o constantes que afectan la vida de la persona, dificultando su capacidad para trabajar, estudiar, y/o convivir,  aparecen en situaciones o momentos que no deberían ser estresantes. El trastorno de ansiedad tiene algunos componentes que hacen que la vida diaria sea disfuncional;

  • El primero son los síntomas físicos, “lo que siento”: Aumento en tensión muscular, se eriza el vello, mareos, sudoraciones, incremento en presión arterial, taquicardia, sensación de ahogo y sofocación, etc. Son síntomas muy desagradables y severos y urgen como una forma de preparar al cuerpo para hacer frente a una supuesta amenaza. Es importante estar seguros que estos síntomas no son peligrosos y no causarán daño..
  • El segundo corresponde al aspecto emocional, “como me siento”: Intranquilidad, inquietud, nerviosismo, preocupación, miedo, deseo de salir corriendo, deseo de gritar, pegar, etc..
  • Por otra parte están los pensamientos “que pienso”: las personas describen pensamientos como: “No voy a poder soportarlo”, “Esto es horrible”, “Me dará un infarto”, “Enloqueceré”. Debemos saber que estos pensamientos que son automáticos son irracionales, y poco realistas porque esto no sucederá. Aprender a controlar tales pensamientos le puede ayudar a manejar su ansiedad.
  • Y por último la conducta “Que hago”: Se comienzan a evitar situaciones como salir o hablar con gente, esto porque se piensa que algo malo sucederá o se hará el ridículo. A largo plazo esto empeora el problema, porque la ansiedad se asocia cada vez más con aquello que se evita y así se hace más difícil de afrontar.

Se puede comenzar a notar síntomas de ansiedad en los pensamientos, en la conducta, en las emociones  o en el cuerpo, pero las respuestas de ansiedad en cada una de las áreas influye en las otras, esto mantiene el cuerpo “en alerta” y crea un círculo vicioso que mantiene la ansiedad

 

Existen varios trastornos de ansiedad como son:

El trastorno de angustia, el trastorno de ansiedad por separación, el trastorno de ansiedad generalizada, trastorno por estrés post-traumático, el trastorno obsesivo-compulsivo, fobias, etc…

La ansiedad también se presenta en la infancia y adolescencia, por lo cual es importante la identificación y tratamiento oportuno para reducir el impacto y su persistencia en la etapa adulta.

Factores para la aparición de Ansiedad

Existen diferentes posibles factores que desencadenan la ansiedad.

Situaciones o temporadas de estrés psíquico o físico: Psíquicos serían perder el empleo, problemas económicos, rompimiento de una relación, alguna pérdida, o físicos como tener alguna enfermedad, adicciones, accidentes, falta de sueño, etc.

Factores Biológicos: Por Genética existe una predisposición o vulnerabilidad para desarrollarla cuando por parte de la familia alguien la padece, y esto es variable dependiendo también de las circunstancias en las que el niño crece. También el temperamento juega un papel como factor biológico, ya que si existe “inhibición conductual” (mostrar temor; rechazo o evitación a enfrentar nuevas situaciones o eventos, lugares, juguetes, niños o adultos desconocidos) contribuye al desarrollo del trastorno.

Factores Psico-Sociales: La interacción padres-hijo y presencia en la ansiedad de los padres, refuerza conductas ansiosas; por padres sobreprotectores, controladores, críticos que limitan el desarrollo de la autonomía de la persona.

 

Estrategias, técnicas plan de tratamiento para el manejo de trastornos ansiosos.

  1. Diagnóstico.- Se debe especificar el trastorno ansioso que se tiene de acuerdo a los síntomas emocionales y físicos que presenta la persona
  2. – Se valora si existe alguna asociación con alguna otra enfermedad.
  3. Psico-educación.- Conocer la naturaleza de este padecimiento, entender la ansiedad puede bajar los niveles de preocupación acerca de que algo catastrófico sucederá.
  4. Tratamiento agudo.- Se considera una buena elección utilizar antidepresivos y benzodiacepinas para controlar y en algunos casos quitar estos trastornos, en especial los más graves. Es importante saber que los tratamientos con antidepresivos con prolongados a veces muy largo plazo, y se necesitan llevar al pie de la letra para obtener buenos resultados. Las benzodiacepinas tienen un efecto más rápido, se suelen utilizar los dos en conjunto, para que en lo que el antidepresivo tiene efecto, el otro se vaya retirando gradualmente, ya que estos producen dependencia, no se utilizan como único tratamiento.
  5. Tratamiento Psicológico.- Abordaje Psicoterapéutico con Técnicas Cognitivo Conductuales para modificar pensamientos que mantienen la ansiedad.
  6. Técnicas para tratar síntomas físicos.- Técnicas de Relajación, Técnicas de Respiración, y Distracción.

 

 

REFERENCIAS

1.- Instituto Nacional de la Salud Mental de Estados Unidos. Trastornos de ansiedad generalizada. NI H Publication No. 07-4677; 2007. Disponible en http://www.nimh.nih.gov

2.- Vargas L, Palacios L, De la Peña F, (2008), ¿Es normal sentirme ansioso?: Una Guía Psicoeducativa para la Detección Temprana y Manejo de los Trastornos de Ansiedad, México, Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente.

3.- Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud y Bienestar Social. Junta de Andalucía. Guía de Autoayuda para la Depresión y los Trastornos de Ansiedad;  Agosto 2013. Disponible en https://consaludmental.org/publicaciones/Guiasautoayudadepresionansiedad.pdf

Diplomado en Terapia Infantil

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja una respuesta