Abordaje de las emociones en gestalt y en psicodrama. Del lenguaje a la imagen

gestalt y psicodramaSEBASTIAN VILLANUEVA MACÍAS

Un aspecto crucial del trabajo terapéutico es la integra­ción de las emociones y de las experiencias afectivas básicas de la persona. Esa integración de la experiencia dentro de las estructuras personales lleva a una mayor sensación o conciencia de sí mismo o sí misma, tal como propone la terapia gestalt:

“La Terapia Gestalt, más que una teoría de la psiquis, es un eficaz abordaje terapéutico y una filosofía de la vida que prima la conciencia (awareness, darse cuenta), la propia responsabilidad de los procesos en curso y la fe en la sabiduría intrínseca del organismo (la persona total que somos) para auto-regularse de forma adecuada con un medio cambiante.

Antepone la espontaneidad al control; la vivencia, a la evitación de lo molesto y doloroso; el sentir, a la racio­nalización; la comprensión global de los procesos, a la dicotomía de los aparentes opuestos… y requiere del terapeuta un uso de sí como instrumento (emocional, corporal, intelectual) que transmita una determinada actitud vital en vez de practicar únicamente una técnica útil contra la neurosis.” (Peñarrubia, en http://www. aetg.es/gestalt/introduccion-terapia-gestalt)

encuentro de terapeutas

Aunque la terapia gestalt asigna mayor valor a la acción que a las palabras, a la experiencia que a los pensamientos, al viviente proceso de la interacción terapéutica y al cambio interno generado por él que a la posibilidad de influir en las creencias, no podemos olvidar que el lugar de la inter­pretación lo ocupa la explicitación. El enfoque tiene como objeto producir una conducta observable en el presente, en el aquí y ahora, más que conseguir que la persona hable de lo que piensa. Así sustituiría preguntas del tipo “¿Por qué actúa usted de esa forma?” por “¿Cómo está usted actuando?, ¿qué está haciendo?, ¿qué beneficios le saca a dicho comportamiento?”. Es esta asociación de preguntas busca desatar la emoción con la que trabaja el terapeuta gestáltico. Y, ¿cómo se logra? Tomando, por ejemplo, el modelo de Terapia Focalizada en la Emociones (TFE) formulado por Leslie S. Greenberg y Sandra C. Paivio, el proceso de integración estaría dividido en tres fases que describen como sigue:

– Fase de creación del vínculo, implica (1) atender, empatizar y validar los sentimientos del cliente y su sentido de sí-mismo en ese momento, y (2) establecer un foco de colaboración respecto a las condiciones que generan el problema.

– Fase de evocación y exploración, conlleva (3) evocar y activar los sentimientos problemáticos y (4) explorar y desplegar las secuencias cognitivo-afectivas que generan la experiencia.

– Fase de reestructuración emocional, implica (5) ac­ceder a los esquemas emocionales desadaptativos y a las emociones primarias adaptativas, (6) reestructurar los esquemas desadaptativos, (7) validar los nuevos sentimientos y apoyar la sensación del sí-mismo que emerge, y (8) crear un nuevo significado…

Descargue el archivo completo en pdf dando clic aquí

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo, recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado. El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a
info@psicoedu.org

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org