La Educación

La Educación

Martínez Palacios Yanet

Un tema complicado para iniciar, ya que en estos últimos años se ha mantenido un debate con relación a la reforma educativa en México, si se lleva a cabo o no, primero con unos grupos y después se implementa a los grados faltantes, que si es conveniente no sólo por la eficiencia que pueda llegar a tener o no, aunque mucho de ello también tiene un fondo con intereses políticos que en este momento no vamos a tocar ni profundizar. Lo que es un hecho es que en muchos países al igual que en México la educación se ha mantenido con un modelo tradicional, hablando en específico del país, poco ha funcionado este método ya que cada año vemos, leemos o escuchamos por diversos medios que cuando los niños de educación básica hacen su examen de evaluación salen con muy bajos resultados; entre las cuales mencionan que no saben leer, no saben las operaciones básicas, mencionando que los niños no aprenden porque los profesores no les enseñan correctamente, lo que los ha llevado a evaluar a estos últimos.

Si bien la educación es un tema que nos compete a todos, ¿a quién compete enseñar y a quién educar?, se considera que en casa se educa, se aprenden los valores, el respeto, la honestidad, la disciplina, entre otros; y en la escuela se enseñan las habilidades mentales que lleven a una persona a adquirir nuevos conocimientos, o al menos esa es la intención; pero realmente los niños no aprenden porque sólo repiten lo que escuchan, ¿qué tanto de lo que repiten aprenden? Aparentemente nada sólo se memorizan las palabras, que al final son palabras que no hacen sentido, si realmente no se comprende, el que se está diciendo o porque se hace.

En México hay dos métodos de enseñanza, el método tradicional, que ha quedado a ser administrativa; donde se tiene que cumplir con un programa señalado por X persona, diciendo que durante el ciclo escolar tienen que ver tantos temas y el método Montessori, creado por María Montessori, de los cuales se ha considerado más funcional este último; desgraciadamente sólo se ocupa en escuelas privadas, al hacer esto, se hace una exclusión de la educación, no se recibe de manera igualitaria a todos los niños.

Si queremos tener una mejor educación en el país, es importante acercarnos a los que están aprendiendo, es decir a los niños; se sabe que los seres humanos por naturaleza somos curiosos, por lo tanto desde pequeños iniciamos a conocer el medio que nos rodea, guiándonos principalmente por los sentidos (vista, olfato, tacto, gusto, oído). Este método permite aprender de una manera significativa, permite explorar alrededor; aprendiendo de manera natural, pero al ver que no se comporta como queremos o esperamos, entonces queremos controlarlos por medio del miedo; porque si no hacen tal o cual cosa, entonces se le regaña o se le castiga; lo que ha provocado que los pequeños hagan las cosas más por el miedo que porque realmente estén aprendiendo.

Los niños tienen ritmos de aprendizaje diferentes, hay que permitirles que actúen de manera espontánea, dejar que los guie su creatividad, esto les permite tener un conocimiento propio de hasta donde pueden llegar y lo que pueden lograr. Para que esto se lleve a cabo es necesario apoyarlos, servir sólo como apoyo, no mantener el control sobre ellos, esto les permite tomar decisiones desde pequeños sin poner etiquetas a si está bien o no lo que hace; ¿esa sería la manera ideal de enseñar a los niños? Este método ha sido útil en muchos lugares y ha funcionado, ya que el experto en saber lo que quiere y lo que desea es el mismo niño, pero tal vez lo que se tenga es miedo; miedo de dejar que el niño guie y sea quien dirija el rumbo de su aprendizaje.

¿Cuál es la mejor manera de enseñar? Con amor, escuchándolos, saber lo que piensan, lo que sienten y lo que quieren, preocupándonos por ellos, darles atención. De nada sirve cambiar y entrar en debates sobre los métodos de enseñanza que pueden o no funcionar, si los padres “cumplen” con enviar a sus hijos a la escuela y si los profesores “cumplen” con un programa para moldear a los niños de una u otra manera para controlarlos sin dejarlos experimentar, y limitándolos a comprender. ¿Hasta cuándo aprenderemos?

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja una respuesta