Buscar

QUIERO UNA PAREJA   ¿Cuál es el secreto?

En la época de las abuelas, el único destino de la mujer era ser virgen, casarse, ser abnegada,  apegada al hogar y a sus hijos; para ello tenía que buscar un buen muchacho, que no tuviera vicios, trabajador, soltero y de paso que perteneciera a una buena familia.

En la actualidad ya no queremos estos roles que no dan una plena satisfacción ni como individuos ni como pareja, pues una mujer sigue siendo mujer aunque no esté casada, aunque no tenga hijos y además va por muchas otras cosas en la vida.

Por ahí circula en la redes sociales una imagen que dice…

EL SECRETO ESTÁ EN…  encontrar a una persona que sepa estar sin ti, pero que prefiera estar contigo”

Hey!!! Yo quiero una persona con esa cualidad!!!   ¿Y en dónde la encuentro?

Quiero a alguien así y con más virtudes, pero…

¿Ya estoy preparada para tener una nueva pareja?….

Es importante tener presente, que una cosa es querer y desear compartir la vida con alguien y otra cosa es estar mentalmente preparado para tener una relación de PAREJA SANA.

Sin embargo, al momento de escoger una pareja, muchas veces nos dejamos llevar por emociones negativas, que son malas consejeras; que si les hacemos caso, tomaremos muy malas decisiones de las cuales probablemente nos arrepintamos en un futuro cercano.

Un claro ejemplo es cuando conocemos a una persona de primera vez y le mostramos lo mejor de nosotros, sonreímos, hay miradas cariñosas; pero en seis meses más y ya no es igual, hay cosas diferentes que vamos descubriendo.  Pero la ansiedad hace que nos quedemos estancadas en las virtudes del otro y ponemos detrás todo lo negativo de esa persona, no lo queremos ver, lo obviamos, no le damos importancia o suponemos que lo vamos a corregir.

Sólo vemos virtudes, con esto nos engañamos a nosotras mismas; aquí es cuando tenemos que hacer un alto total porque la ansiedad nos apura, nos comienza a decir que no hay nada que temer, la ansiedad dice me voy a quedar soltera; la ansiedad dice que me estoy haciendo vieja,  la ansiedad dice cuándo me voy a casar, la ansiedad dice cuándo voy a tener hijos, la ansiedad dice mira que piensa la familia de mí.  La ansiedad es una mala consejera hace que nos creamos lo que nos diga cualquier persona.

Un ejemplo típico es:

“Viene un hombre y él me dice que no puede dejar a su esposa porque ya llevan muchos años de casados pero ella siempre ha estado enferma, es mala, casi loca, no tienen relaciones sexuales, él tiene que cuidar a los hijos aunque ya sean adultos, también tiene que atender casa y el negocio en común; solo te pido un tiempo, ya estoy en un proceso de separación”

¿Qué me está pidiendo este hombre? ¿Qué quiere?  Respuesta:   Que sea su amante.

Creer lo que él dice es permitir que la ansiedad gane, porque después que pase un tiempo y vea que él no ha dejado a su esposa, me pondré en el papel de víctima; la esposa es mala, ella no le da nada yo soy la buena, todo se lo entrego.  El tiene una familia, ya la formó y no los va a dejar.  Pero en este asunto también yo tengo una parte de responsabilidad, porqué que prefiero sentirme una víctima que una roba maridos?

La ansiedad, hace que tomemos malas decisiones, hace que aceptemos cualquier cosa que tenga formato de pareja.

Hoy en día hay más mujeres con carreras profesionales, algunas ocupan cargos altos en empresas y han dedicado muchos años a su preparación, cuando ya quieren formar una pareja la ansiedad les recuerda su edad y faltan los hijos y falta el tiempo de convivencia en familia.

El problema es aceptar lo que el otro pide, permitimos que aplasten nuestra dignidad, pero con tal que él no se vaya.  Ahora ya no es amor lo que nos hace estar con la otra persona, es la ansiedad la que nos dice que se quede, nos convertimos en esclavas; además sufrimos por su comportamiento y peticiones fuera de lugar, pero tenemos miedo a quedarnos solas.

El enojo es otra de las emociones que se manifiesta en mujeres u hombres que vivieron situaciones de golpes, malos tratos, humillaciones; en ocasiones la herida es muy profunda por aquéllas experiencias que tuvieron y ya no quieren volver a formar una pareja.

La manifestación de enojo es notoria cuando la persona ve una pareja feliz, entonces habla para protegerse diciendo “para que me uno así soy feliz”, yo tengo libertad, no quiero saber nada, todos son iguales, cuando yo quiera paseo, en el momento que decida me voy, no tengo que esperar a nadie”;  hablar por la herida es estar enojado.

Una persona enojada no puede disfrutar de nada, ni de amigos, ni de familia, ni siquiera disfrutan de su soltería; con la expectativa de que el otro le pedirá o hará algo malo en contra suya.

También uno de los problemas para atraer a una persona, son los prejuicios; cuando alguien nos hace una invitación, aceptamos la cita y antes de ir ya le estamos inventando una historia sin conocer a la persona:  “seguramente no aceptará a mis hijos,  estoy pasada de peso tal vez prefiera delgadas,  me lleva muchos años, debe ser aburrido, se casó dos veces ha de ser de lo peor, todos los hombres son iguales”.  O por el contrario, lo idealizamos tanto que ya lo imaginamos de nuestra mano, en la iglesia y viviendo juntos y haciendo hijos” le damos rienda suelta a la imaginación para  juzgar a la persona que vamos a conocer. Hagamos los prejuicios a un lado antes de entablar una relación; permitamos que la conversación nos ayude a tener un juicio real sobre esa persona.

Igualmente hay que romper con la súper exigencia; hacemos una lista de características que en principio ni nosotros tenemos y queremos que el otro las cumpla.  Una persona muy exigente siempre encontrara algo para que la pareja se vaya; “éste no por el mal arreglo del cabello, al otro no porque tiene los zapatos sucios, el otro porque llegó con las uñas largas, no combina la ropa, éste camina lento, el otro habla rápido, no me gusta su estatura, si hiciera ejercicio, etc.”.

Todos tenemos preferencias para elegir a una persona, el problema es la súper exigencia, poner la vara muy alta; esto habla de una persona que no quiere formar una pareja porque formar un vínculo les genera miedo y desconfianza.

No son tan importantes las características de una persona, si no la relación que deseamos  formar.  Es importante el modelo o el tipo de relación que queremos, tal vez pueda ser una relación que vemos en la familia, abuelos o padres, aquéllos que  sean un ejemplo a seguir.

Tenemos que saber qué tipo de persona me gustaría para compartir mi vida, ubicar el lugar en donde podríamos encontrarla y dar apertura a otros tipos de personas aunque no sea lo que yo siempre soñé.   Si no hago ejercicio y la otra persona hace regularmente, ., tal vez lo puedas acompañar y posiblemente termina gustándote.

Tenemos que saber a dónde vamos  a buscar; “si quieres un bailarín irás a salones de baile, si quieres a una persona espiritual, vas a la iglesia, si quieres un carnicero pues frecuentas el mercado. Investiga si empata con tus hábitos.   El objetivo de conocer es hacer amistades, conocer personas en profundidad; es tener repertorio para sacar nuestras conclusiones, no a cualquier hombre que se cruce en nuestro camino ya le quieras colgar el cartel de pareja. Conocer, convivir, platicar, investigar, formar una pareja es la consecuencia de conocer muchas personas.                               

BIBILIOGRAFIA

You tube. Cuando el amor no llega de Jorge Bucay.

You Tube Porqué quiero tener pareja? 21ago17. Tere Diaz

You Tube Estás listo para iniciar una nueva pareja? Mario Guerra.

Libro        29  Claves para encontrar pareja  Manuel Turrent y Tere Díaz.

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org