¿Quiénes educan a nuestros hijos?

¿Quiénes educan a nuestros hijos?

Psic. Liliana Calderón Ramírez

La educación en el contexto contemporáneo ha sufrido modificaciones continuas, desde su concepto, hasta su propia estructura. Esto debido a la imagen del hombre ideal que se ha construido en el medio social, donde los niños se involucran en una educación virtual desde muy pequeños; cambiando las funciones educativas para la familia, llevándonos a la pregunta principal, ¿Quién educa a nuestros hijos?.

En la actualidad el rol del educador se ha ampliado, esta función que inicia con la crianza en la familia y hasta hace algunas décadas era prácticamente la madre quien cumplía este cargo, hoy en día se ha transformado. En los primeros años de vida del niño (de 0 a 7 años) su mundo, casi entero, se reduce a una persona, la madre, establece con ella un vínculo y se identifica en el proceso de individualidad, el padre pasa a segundo término; después de esta primera etapa el padre ocupa el primer lugar y la madre pasa a segundo plano, pues el mundo del niño se expande y quiere conocer, aprender mucho más. Cuando la madre y el padre están ausentes, los niños se tienen que adaptar a otros adultos y otros entornos, estableciendo diversos vínculos.

En las últimas décadas la estructura familiar “ideal” se ha ido modificando, la inserción de la mujer en la esfera laboral ha redefinido la composición de los roles de los miembros de la familia.

http://www.psicoedu.org/diplomado-lenguaje/

Hoy en día las familias son diversas y el rol de proveedores lo cumplen tanto mamá y papá si es que hay ambas figuras. Esto ha provocado que los padres abandonen a los hijos o los suelten demasiado rápido o que no sea prioridad el ser padres y delegan a otros esta responsabilidad. Los familiares, principalmente los abuelos han adquirido esta responsabilidad, a medias, porque a pesar de que los padres están la mayor parte del tiempo ausentes, son quienes toman las decisiones para la crianza y educación de los niños, los abuelos se convierten sólo en cuidadores, los niños se adaptan a esta forma de vida.

Los niños, desde edades tempranas son incorporados a guarderías o escuelas donde se les cuida y educa, los niños se adaptan a la convivencia de otros adultos y personas similares a ellos. Ahora son los padres, el o los familiares, los maestros o educadores quienes les brindan la educación. Sumémosle que los medios de comunicación también cumplen la función de educador en los niños; la televisión, la web, las redes sociales, los videos juegos, entre otros; son también transmisores de educación para los niños.

Usemos la siguiente definición de educación, “…la transmisión de la cultura del grupo de una generación a la otra”[1], esta transmisión de cultura está llena de información, pues el niño es bombardeado por los padres, los familiares, los docentes y otros cuidadores y él como receptor recibe, es lo que le transmiten.

No dejemos de lado la tecnología, esta ha logrado cubrir una necesidad, la de cuidadora de niños. Si bien, también es transmisora de información, en la mayoría de los casos suele ser la más atractiva para los niños, la televisión, los video juegos y demás que son portadores de violencia, sexualidad, falta de valores y más, siendo esto el conocimiento que los niños están recibiendo o aprendiendo. Aquí abro la pregunta ¿La tecnología está cumpliendo el rol de educador en los niños?

Hay que valorar qué tan involucrados estamos en la educación de los hijos, que tan responsables somos como padres. No está de más revisar el concepto y realizar un análisis. La palabra responsabilidad se refiere a la habilidad para responder ante la vida, quiere decir que nos damos cuenta de nuestras acciones y que asumimos sus efectos, a la capacidad para aceptar las consecuencias de nuestras elecciones. ¿Asumimos la responsabilidad de ser padres?

Responder al rol de padres implica si la educación que ofrecemos a nuestros hijos es la adecuada, ¿tenemos la habilidad para responderles a ellos?

Ser padres es una elección y las consecuencias de ésta, no todos estamos dispuestos a asumirlas, se convierte en un verdadero reto, Bauman nos refiere que “…hace tiempo que han llegado a identificar el progreso con los atajos: con las que cada vez más abundantes oportunidades de comprar lo que antes había que hacer. También es cierto y tan cierto que parece trivial que una vez que se ha instalado, esa concepción de tiende a expandirse en espiral y a situar en la categoría de tareas evitables y desagradables una cantidad cada vez mayor de actividades que antes se realizaban de buena gana. Labores que solían efectuarse diariamente, en general sin quejas  y a menudo con placer, han llegado a considerarse y experimentarse como una pérdida desechable, aborrecible y detestable de tiempo y energía.”[2] Precisamente esta labor de ser padre, si culturalmente se consideraba que era la madre quien tenía mayor responsabilidad, obligación y además esta debía ser placentera, ha cambiado.

Compramos servicios o pagamos a otras personas para que cuiden a nuestros hijos. Habría que replantear si la función de ser padres la consideramos como una pérdida desechable, aborrecible y detestable de tiempo y energía, si estamos dejando de lado esa transmisión de la cultura que tendría que ir de generación en generación… y con esto cabe replantear nuevamente la pregunta, ¿Quiénes educan a nuestros hijos?

No pretendo enjuiciar los roles que en la sociedad adquirimos, ya que en éstos, hombre y mujeres, tenemos los mismos derechos a ejercer, al igual que en la familia; sólo quiero abrir una brecha que permita visualizar cómo ejercemos el rol de padres y sí realmente estamos conscientes de ello.


[1] Abbagnano. N, Visalberghi. A, (1992), Historia de la pedagogía, México,  Fondo de Cultura Económica, p. 6.

[2] Bauman. Zygmunt, (2007), Los retos de la educación en la modernidad, España, Gedisa, p. 19.

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario