Buscar

La personalidad desde diversas teorías

Ortiz Ramírez Jacqueline

Desde tiempos remotos, antes de cristo la personalidad ha sido motivo de estudio, si bien los Griegos fueron la cultura que desarrollo el interés por personificar diferentes papeles en el drama, ellos utilizaban mascaras para cubrir sus rostros, donde de esta manera les era posible representar distintos estilos de vida diferentes a los propios, sin dejar de ser ellos mismos; asumiendo diferentes personalidades dentro de una misma persona, por lo cual el concepto de personalidad se origina del término persona.

Posteriormente Cicerón,  da una nueva definición al término personalidad basándose en cuatro significados distintos Cicerón (106-43, citado por Cerda, 1985):

  1. La manera en que se muestra el individuo ante las demás personas.
  2. La función que ejerce la persona en la vida.
  3. La agrupación de cualidades que comprenden al individuo
  4. El prestigio y la dignidad de acuerdo al nivel social a la que pertenece el individuo.

Durante la época clásica cobra auge una gran variedad de conceptos al término de personalidad, deduciéndolo como algo que se localiza en el interior del individuo, siendo parte de su esencia y no algo que se edifica, siendo este un concepto ligado a la Santísima Trinidad.

Con el paso del tiempo en  la época medieval se fue desarrollando este concepto aprobando nuevos elementos particulares del individuo, donde se incluyen aspectos éticos y propios de la personas, dejando a un lado la generalidad.

En el siglo VI Boecio, fundamenta  al término de personalidad, introduciendo el atributo de la racionalidad, definiendo al individuo como una sustancia particular, racional y natural.

La personalidad es un patrón único de pensamientos, sentimientos y conductas que son determinadas por la herencia y el ambiente en el que se desarrolla el individuo, relativamente estables y duraderos que diferencian a cada persona de los demás y que permiten prever su conducta en determinadas situaciones.

Esta  se encuentra vinculada  con el temperamento y el carácter, siendo que ambas influyen en la personalidad del individuo; para Allport el temperamento es un fenómeno naturalmente emocional, el cual tiene un origen genético; haciendo referencia al segundo concepto  a los factores psicosociales, los cuales son formados por las experiencias y el proceso de socialización, que es determinado por el ambiente.

Autores como Costa & McCrae, Díaz & Díaz-Guerrero mencionan  que a partir de los tres años de edad se puede hablar de personalidad ya que a esta edad el individuo puede identificar algunos gustos, capacidades, estilos conductuales, así como formar de dar solución a ciertos problemas que ayudan a su bienestar y perduración en el medio. La personalidad es propia de cada individuo, además de ser permanente y constante en el transcurso de los años en ambos sexos.

Cloninger, S. (2003)  define la personalidad como las causas internas que subyacen al comportamiento individual y a la experiencia de la persona.

La personalidad desde la Teoría psicodinámica.

Si bien desde esta teoría, Sigmund Freud propone que la personalidad es desarrollada en base a cinco etapas  psicosexuales donde depende el desarrollo  del individuo para complacer sus deseos sexuales en el transcurso de su vida, siendo determinada de acuerdo a la forma en que el individuo afronta cada una de estas etapas. Las  etapas que Freud expone son:

La etapa oral que abarca desde el nacimiento hasta los 18 meses, es  determinada por el placer que obtiene el infante al momento de ser alimentado por la madre a través del pecho y al masticar los alimentos, donde si se logra obtener satisfacción en esta etapa, en el futuro suelen ser  adultos alegres, confiados y confiables, de lo contrario suelen ser pesimistas, sarcásticos y agresivos.

La etapa anal comprende de los 18 meses a los 3 años aproximadamente, donde se busca obtener placer a través de la expulsión y contención de los esfínteres. Donde al no lograr satisfactoriamente esta etapa se tiende a ser una persona autodestructiva, testaruda, egoísta y exageradamente  ordenado.

La etapa fálica es comprendida  de los 3 a los 6 años de edad, siendo un periodo donde el infante descubre sus genitales, presentándose una relación más estrecha con el progenitor del sexo opuesto donde se experimenta un enfrentamiento con el padre del mismo sexo. Si esta etapa no logro satisfacerse adecuadamente suelen manifestarse como personas egoístas, orgullosas, presentar autoestima baja, timidez y con sentimientos de inutilidad.

Etapa de latencia comprende el periodo de los 6 a los 13 años aproximadamente donde Freud planteaba la reducción del interés por lo sexual.

Etapa genital es manifestada  a partir de los 13 años de edad, donde surge nuevamente los impulsos sexuales que son dirigidos a individuos del sexo opuesto, donde puede lograr complacer sus deseos reprimidos en la etapa de la infancia. Si esta etapa logra ser cubierta satisfactoriamente se esperan adultos responsables e interesados por lo que les pasa a los demás.

            La  teoría fenomenológica de la personalidad

Desde otro punto de vista, la teoría fenomenológica basada por Carl Rogers considera que el individuo construye  su realidad a través de sus percepciones, donde cada individuo cuenta con una realidad diferente. El consideraba que cada persona construye su personalidad a partir de ciertas metas, donde se espera llegar a la autorrealización, siendo esto posible si la persona logra aceptarse a sí misma y se muestra tal y como es ante los que lo rodean y el mismo.

Para Rogers la personalidad es construida en base a  dos principios elementales, el concepto del sí mismo y el organismo, donde el primero se refiere a la percepción  propia que va  creando el individuo a través de su interacción con el medio ambiente y el segundo hace referencia  a las experiencias consientes e inconscientes que el individuo ha vivenciado, siendo estas  comprendidas como una  totalidad.

Rogers considera que en el desarrollo de la personalidad suelen presentarse estados de incongruencia en la etapa de la infancia, donde  el infante se separa de su realidad orgánica, generada regularmente por los padres o cuidadores a causa de conductas de poca aprobación, donde el infante tiene la necesidad de mantener primeramente el amor de los padres  y dejando en segundo lugar su autoestima; lo que lo lleva a refutar experiencias que son de su agrado y cambiar la simbolización de otras, creando así una distorsión que lleva a establecer una incongruencia o discrepancia entre el organismo y el concepto del sí mismo, teniendo como consecuencia una inadaptación psíquica.

Siendo que cuando un individuo se encuentra en este estado suele vivir en un estado de tensión.

Teoría de la personalidad  conductual

Desde la teoría conductista, Watson expone que la personalidad es determinada por el ambiente en el que se desarrolla el individuo, ya que cuando un individuo nace viene en blanco, donde las conductas determinan la personalidad, las cuales pueden ser modificadas en el transcurso de la vida.

Para Watson la conducta es el resultado de las respuestas aprendidas a través del condicionamiento clásico.

Para  Skinner la conducta es el resultado inducido  por el ambiente, donde a través de estímulos que actúan como reforzadores aumenta la incidencia de la conducta. Siendo que la conducta es determinada por la situación específica presentada, siendo el ambiente el que controla la conducta.

Esta teoría deja a un lado los procesos mentales inconscientes y se enfoca en la conducta humana ya que es lo que puede ser observable,  donde el alma y la conciencia carecen de validez para la ciencia.

La teoría cognitiva de la personalidad

Esta teoría propone que la conducta es conducida en base a la forma de pensar y actuar  de cada individuo ante una situación, tomando en cuenta las circunstancias que presenta el ambiente. Para Bandura, la personalidad es la interacción entre conocimiento, aprendizaje y ambiente.

Para Bandura el ambiente es un factor que influye en la forma de actuar de las personas, por lo que es posible modificar las expectativas de la persona ante nuevas situaciones  en cuanto a su conducta.

Si bien se cree que si el individuo logra obtener un nivel de desempeño interno adecuado, contara con  la capacidad para afrontar diversas situaciones que se le presenten  de una forma apropiada.

Si bien el estudio de la personalidad es un gran tema de estudio que ha generado controversia entre diversos autores.

Referencias:

  • Cloninger, S. (2003). Teorías de la Personalidad. México: Prentice Hall, Pearson

Educación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

 

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org