GUÍA DE AUTOAYUDA: EXPERIENCIA AL TRABAJAR EN ESCUELAS PRIMARIAS

GUÍA DE AUTOAYUDA: EXPERIENCIA AL TRABAJAR EN ESCUELAS PRIMARIAS

por MTRA. MAYRA JANETH AGUILA LOREDO

 

por MTRA. MAYRA JANETH AGUILA LOREDO

Si todos los maestros sabemos que aprender a leer y escribir, se hace leyendo y escribiendo respectivamente, ¿Por qué es tan difícil aceptar que para que un niño aprenda a comunicarse correctamente debe tener oportunidades para expresarse?

He trabajado por varios años en grupos de apoyo en USAER, en primarias de turno matutino y vespertino, brindando apoyo en el área de aprendizaje y lenguaje; y las experiencias con los maestros de grupo son muy parecidas. Dan prioridad  a que los niños aprendan a leer y escribir, a realizar operaciones básicas en matemáticas, y canalizan a estos grupos de apoyo sólo a los niños que muestran dificultades en estas áreas, así como a los alumnos más desordenados, inquietos o que según ellos “están en la luna”.

Sin embargo, se muestran un poco renuentes para canalizar a los alumnos que presentan dificultades en el lenguaje con argumentos de “al rato aprenden, no dan lata” minimizando los problemas o sentimientos que el menor presenta y que puede afectar su personalidad.

En ocasiones los maestros confunden una dificultad en el lenguaje con timidez, seriedad o apatía del menor hacia las actividades escolares, incluso hay quienes lo llegan a considerar como discapacidad intelectual (sin valoración correspondiente), y en el mejor de los casos al ser canalizados al grupo de USAER, en su valoración se determinan sus necesidades y el tipo de atención que requiere.

También existen profesores que reconocen que el alumno presenta dificultad en el lenguaje, pero consideran que con mandarlos al aula de apoyo 2 o 3 sesiones será suficiente como si se tuviera una varita mágica y listo. Otros docentes se forman una idea equivocada de la metodología que se utiliza y desisten en mandar al alumno al grupo de apoyo para recibir la atención necesaria, argumentando que solo van a jugar, considerándolo como pérdida de tiempo y de oportunidad para aprender en las asignaturas que establece el plan de educación primaria.

Si bien es importante que el estudiante tenga conocimientos, también lo es que sepa dónde y cómo expresarlo. Hay niños que tienen el conocimiento pero sus participaciones en clase son nulas, derivadas por pena o temor a la burla, rechazo por parte del maestro o compañeros de su grupo, al no poder articular bien o no estructurar correctamente sus ideas y pensamientos, o presentar un vocabulario limitado.

Y es que habemos personas que aunque sabemos leer y escribir, se nos dificulta expresar por escrito ideas, sentimientos u opiniones, por falta de este tipo de experiencias que si se practicarán con frecuencia se facilitaría. De igual forma con los alumnos, ellos requieren de oportunidades o mejor dicho de muchas oportunidades para expresar libremente sus emociones, ideas, sentimientos, y que poco a poco adquieran las competencias comunicativas necesarias, sin embargo muchas veces prefieren silenciarlos  porque no saben hablar.

Considero que las estrategias que resultan más exitosas en el área de lenguaje son las que se desarrollan mediante el juego, ya que es la principal actividad e interés del infante, es el puente entre la fantasía y la realidad. El juego ayuda a promover su desarrollo en todos los aspectos emocional y cognitivo, mejora su autoestima y autonomía. Es mediante el juego que se aprende a seguir normas, a relacionarse con otras personas, incrementar su vocabulario, favorece su expresión. Y quién, siendo adulto, no le gusta el juego.

Recuerdo a un maestro que como muchos en un inicio se mostraba renuente a que sus alumnos recibieran apoyo en el área de lenguaje, y después de mucho dialogar con él, porque esa es otra parte del trabajo crear conciencia en los compañeros docentes, cambió su chip mental expresando que realmente veía un cambio muy notorio en la pronunciación de Tadeo su alumno, pero que  en su clase debía permanecer en silencio, calladito se ve mejor, porque de lo contrario no puede dar su clase.

 Claro que esto último no es un cambio de chip mental completamente, pero el primer paso está dado, que se reconozca el trabajo que se realiza en el área de lenguaje y comunicación.

Por todo lo anterior creo conveniente incrementar el diálogo con los maestros de las escuelas que están frente a grupos regulares, orientándolos sobre las dificultades que pueden presentarse en el lenguaje y la forma que en conjunto podemos llevar a cabo para favorecer las competencias comunicativas de los alumnos.

Seminario gratuito de Psicología

Atenta invitación
gratis

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario