Esquizofrenia infantil

Esquizofrenia infantil

Por José Roberto Pérez Méndez

 

Por José Roberto Pérez Méndez

En ocasiones, recibo en la consulta niños, cuyos padres los traen a valoración, para descartar la presencia de un padecimiento grave, puesto que el chico refiere que siente la presencia de personas o animales durante las noches, cuando se encuentra solo en su habitación a la hora de dormir, o porque después de haber visto un programa o película, comenta que tiene la sensación de que se le aparece algún ser extraño. También puede ser el caso que tenga algún amigo imaginario con el cual comenta que a veces platica. En todas estas situaciones, los padres a menudo se alarman, pues temen que su hijo esté sufriendo algún trastorno psicótico, y con frecuencia hacen referencia al término de “esquizofrenia”. Y es que la esquizofrenia es uno de los trastornos de salud mental más graves y complejos. Es un problema crónico, incapacitante en la estructura y el funcionamiento cerebrales, que causa alteraciones en el pensamiento, en las emociones, y en la conducta, así como un habla y discurso inusual. Es por ello, que es natural y esperada, la angustia que un padre pudiera sentir, solamente de imaginar que su hijo pudiera estar presentando una condición de esta naturaleza. Afortunadamente, la esquizofrenia es poco común en niños menores de 12 años, y en la mayoría de estos casos, se trata de fantasía o de temores propios del tipo de pensamiento característico en ciertas etapas del desarrollo, los cuales en ocasiones se ven magnificados por el acceso a ciertos contenidos audiovisuales, poco apropiados para esas edades. En otros casos, se tratará de trastornos de ansiedad, los cuales, cabe decir que son los más frecuentes en la consulta de psiquiatría infantil, y que, en la mayor parte de las veces, con las intervenciones apropiadas, responden muy bien al tratamiento y tienen un muy buen pronóstico. 

Sin embargo, la esquizofrenia infantil, es una entidad que, aunque poco frecuente, existe, y es a la cual nos referiremos a continuación. 

En los niños, ésta puede presentarse forma súbita, aunque más comúnmente lo hace de forma paulatina. Algunos de los signos y síntomas que pudieran observarse son los siguientes:

 

 

  • Ver cosas y oír voces que no son reales (alucinaciones)
  • Comportamiento y/o lenguaje extraño o excéntrico
  • Ideas y pensamientos poco usuales y raros
  • Confusión en la forma de pensar
  • Humor cambiante en extremo
  • Ideas de que lo están persiguiendo o están hablando de él
  • Comportarse como un niño menor
  • Ansiedad severa y temor
  • Confusión de la televisión y los sueños con la realidad
  • Problemas haciendo y reteniendo amigos
  • Retraimiento y aislamiento
  • Disminución en la higiene personal
  • Indiferencia (falta de expresión emocional al hablar)
  • Dificultad para desarrollar las actividades escolares con deterioro del rendimiento académico1

La causa de la esquizofrenia aún no se conoce completamente, pero la investigación actual sugiere la presencia de cambios en el cerebro, relacionados con factores bioquímicos, genéticos y ambientales.

El diagnóstico no es sencillo, y requiere la evaluación por un psiquiatra infantil y de la adolescencia, con el apoyo de otros profesionales de la salud mental para determinar las necesidades del tratamiento de cada paciente en particular.

Con respecto al este último punto, es importante mencionar que el manejo está enfocado al control de los síntomas, puesto que no existe aún una cura. Los tipos de tratamiento que se utilizan para este trastorno generalmente incluyen:

  • Medicamentos del grupo de los antipsicóticos y los estabilizadores del ánimo, los cuales disminuyen las alteraciones en los pensamientos perturbadores (delirios) y en la percepción (alucinaciones); así como los cambios en el estado de ánimo y en la conducta.
  • Psicoterapia individual y familiar
  • Psicoeducación, educación especializada y programas de actividad estructurada y de rehabilitación (entrenamiento en habilidades sociales, capacitación vocacional, etc.)
  • Grupos de apoyo y autoayuda

Actualmente, no se conoce de alguna medida que permita prevenir la esquizofrenia, pero la identificación e intervención tempranas ofrecen la posibilidad de mejorar sustancialmente la calidad de vida de los individuos afectados por esta condición.

 

Bibliografía

American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. (2015). La esquizofrenia en los niños. Recuperado de:

https://www.aacap.org/AACAP/Families_and_Youth/Facts_for_Families/FFF-Spanish/La-Esquizofrenia-en-los-Ninos-049.aspx

Stanford Children’s Health. (2019). Esquizofrenia en niños. Recuperado de:

https://www.stanfordchildrens.org/es/topic/default?id=esquizofrenia-90-P05691

Diplomado en terapia infantil

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario