El acompañamiento en la educación en línea

El acompañamiento en la educación en línea

por Laura Nayeli Mateos Aroche

 

por Laura Nayeli Mateos Aroche

El trabajo de un tutor en línea es una actividad muy importante hoy en día, los estudiantes que participan en esta modalidad recurren a ella debido a diversas razones por ejemplo: las sobrecargas de actividades, las dificultades para trasladarse hasta esa escuela o lo atractivo de las ofertas académicas que suelen estar muy lejos para asistir en forma presencial.  En nuestro país es muy grande la oferta, vemos que es más frecuente el número de escuelas, universidades e instituciones con una gran variedad de diplomados, cursos, licenciaturas y maestrías a distancia.

 

El tutor o facilitador en línea, requiere un gran dominio del tema curricular, necesita tener destrezas con el uso de las tecnologías, también contar con  habilidades de comunicación para transmitir y explicar los conocimiento a los distintos usuarios que se encuentran al otro lado de la máquina a fin de que éstos últimos adquieran las competencias, conocimientos e información necesarias para cubrir los diferentes propósitos de los cursos en línea.

 

Con la introducción de las tecnologías en la educación, se están suscitando diversos cambios en el rol del docente, así como del  participante de los cursos en línea. Silva, (2004) considera que la formación a distancia se centró desde sus orígenes, en el aprendizaje autónomo e independiente con una mínima relación entre el participante y el profesor y una mínima relación entre los participantes. Autores como Gottwald y Sprinkart, (Citado por Peters, O. ; 1999) han considerado que en un futuro muy próximo, tendremos estudiantes con las habilidades para poder estudiar en los ambientes virtuales de aprendizaje; que tengan autodeterminación y orientación; selección y toma de decisiones; habilidades para aprender y organizar; reconocer metas y posibilidades reales de aprendizaje; teniendo en cuenta los cambios de su vida y trabajo, dispuestos a planear y organizar su aprendizaje independientemente sin ayuda del maestro.

 

Sin embargo en la actualidad, en la mayoría de los modelos en línea estamos muy distantes de una situación como la mencionada anteriormente, es decir no contamos todavía con alumnos autónomos, con habilidades de estudio independiente y que trabajen de manera autosuficiente, no porque no lo deseen o no puedan, esto es porque la mayoría de usuarios de la educación en línea son nuevos usuarios en las tecnologías. Además de la carga académica, los alumnos en línea deben enfrentarse con una plataforma, con foros, lecturas,  recursos audiovisuales, subir actividades a la plataforma o contenidos al blog. Muchos comienzan con inseguridad y ansiedad, algunos tienen problemas de conexión o fallas con los servidores de Internet o con sus equipos de cómputo, generando en ellos mucha incertidumbre y hasta frustración por no saber solucionar el problema.

 

Con todo este panorama ¿Cuál debe el papel del tutor de un curso en línea?

 

Mir, Sobrino y Purcell, (2003) han reflexionado sobre el papel del tutor, considerando que éste es la fuente principal de información y recursos para el alumno, su función es de orientador, guía y evaluador de los procesos de aprendizaje, que debe de centrar el proceso formativo alrededor del alumno, siendo la misión del tutor una guía y compañía del participante, solucionando desde cerca las dudas sobre cuestiones generales del curso o sobre contenidos específicos, orientándolo con el fin de que perciba que no está solo en su proceso de aprendizaje. El papel del tutor es imprescindible, es el elemento clave del éxito de los curso en línea.

 

Trabajar con adultos, lleva a una relación de iguales en la que deben prevalecer algunas características y valores para constituir una verdadera comunidad de aprendizaje. Con base en el enfoque humanista centrado en la persona,  las actitudes más importantes de un facilitador del aprendizaje, son: la congruencia, autenticidad, aceptación, confianza y sobre todo la empatía

 

La actitud que debe mostrar un tutor en línea es positiva,  de respeto y oportunidad para que los alumnos logren su potencial y adquieran aprendizajes significativos Hernández (2004).

 

Martínez, M. (1999)  señala que para Fromm, “un buen maestro, con su sola presencia, ejerce sobre sus alumnos un efecto educador muy saludable”, esa presencia, en los cursos en línea es virtual a través de la comunicación constante, de las respuestas y la calidad de las mismas  en los mensajes de whatsapp, de correo o en los foros ya que crea un entorno cálido, generando un clima de confianza y mostrando cercanía y accesibilidad

 

Los alumnos valoran del tutor la orientación académica así como también que le anime y establezca con el alumno una relación empática, acorde al modelo humanista,  el tutor es capaz de ponerse en el lugar del alumno participante. Rogers, C. (1991) 

Acorde con el modelo humanista, dentro de la educación en línea se debe aceptar al alumno con sus temores, resistencias y dificultades hacia el uso de las tecnologías. No juzgarlo ni  censurarlo, invitándolos a continuar con las tareas del curso, disminuyendo así el temor al fracaso. Crear un ambiente de libertad, de relaciones sanas y de respeto a la individualidad en el que se favorece el desarrollo del pensamiento, la imaginación y la creatividad.

Rogers, C. (1991) señala también que es indispensable la coherencia del docente que facilita el aprendizaje pus  debe ser auténtico en su relación con los alumnos. Tener una comprensión empática que permita facilitar el aprendizaje significativo.

 

 

 

Bibliografía

Auzmendi, E. y Solabarieta, J. (2003). Cómo diseñar materiales y realizar tutoriales en la formación on line. Bilbao: Cuadernos Monográficos del ICE

Fegale, S. y  Fidel, E (2004)  La Educación a Distancia en México Congreso Virtual Educa (memorias)

Fromm,  E.  (1980) Ética y Psicoanálisis. México: Editorial Fondo de Cultura Económica.

García A.  (1999) Historia de la Educación a Distancia, Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) (España) RIED – Revista Iberoamericana de Educación a Distancia Volumen 2, Nº 1, Junio de I.S.S.N.: 1390 – 3306

González, A. (2001) El enfoque centrado en la persona. México: editorial Trillas.

Hernandez, G. (2002) Paradigmas en psicología de la Educación. México, editorial Paidós Educador.

Martínez,  M. (1999) La Educación Humanista en la Universidad. UNET, San Cristóbal, Venezuela). Recuperado mayo 2019

http://prof.usb.ve/miguelm/educhumanuniv.html

Mir, J.I.; Reparaz, C. y  Sobrino, A. (2003)  La formación en Internet. Modelo de curso on-line. Barcelona: Ariel Educación

Otto,  P. (1999). A Pedagogical Model For Virtual Learning Space. 28 de abril de 2019, de ARTICLES ON FLEXIBLE LEARNING & DISTANCE EDUCATION Sitio web: http://www.iebc.eu/iebc_pdf/peters-a_pedagogical_model.pdf

Rogers,  C. (1991). Libertad y creatividad en la educación en la década del ochenta. Buenos Aires; Paidós

Silva J. El Rol Moderador del Tutor en la Conferencia Mediada por Computadora  Revista Electrónica de Tecnología Educativa [en línea]. Marzo 2004, Número 17. [citado 22 de marzo del 2004 ]. P16

disponible en Internet 

<http://www.uib.es/depart/gte/edutec-e/revelec17/silva_16a.htm>

Seminario gratuito de Psicología

Atenta invitación
gratis

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario