Con TDA o TDAH se nace?

Con TDA o TDAH se nace?

por Edna León Peña

por Edna León Peña

Soy maestra de Educación Preescolar y se bien que hoy día en las escuelas es muy común que la maestra se queje de algún o algunos alumnos que “nunca obedecen”, que “siempre están distraídos o distrayendo a los demás”, alumnos incluso retadores y “groseros” que las o los maestros no encuentran como manejar  y que pareciera que solo van a la  escuela para desahogar sus frustraciones.

Cuando la desesperación de la maestra llega al extremo, si no es que antes, solicita a la directora una junta con los padres del alumno en cuestión. 

Esta junta puede resultar básicamente de dos maneras. Los padres no tenían ni idea, porque “en la casa jamás se comporta así”, o quizá los padres se sienten aliviados porque también ellos se daban cuenta del  mal comportamiento de su hijo y ahora parece ser que tendrán aliados en la escuela para finalmente solucionar ésta situación.

Paso siguiente, el estudio psicológico. Resultado: Trastorno de Hiperactividad con Déficit de Atención.

Los padres de la primera reacción (esto no sucede en casa) terminan por aceptar que si se porta mal, que no presta atención, que han notado que constantemente interrumpe, etc. Los padres que se habían dado cuenta desde antes, están muy agradecidos porque felizmente ahora su hijo tiene un diagnóstico.

¿Qué sigue? Psicoestimulantes para estimular la producción de neurotransmisores y terapia conductual.

Asunto arreglado.

Sin embargo, cuando me di a la tarea de averiguar los criterios de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría usados para diagnosticar el TDAH, me di cuenta de que muchos de las actitudes que se consideran pueden tener mucho que ver con la forma en la que un niño ha sido criado. A la forma común en la que muchos niños hoy día crecen.

Se premia a los niños llevándoles a comer a McDonald’s. Allí corre, salta, se desliza por las resbaladillas y luego de que su mamá le pide varias veces que baje a comer, el niño baja y le da una mordida a la hamburguesa y corre de vuelta a jugar. La mamá solo menea la cabeza, diciendo: -Niños!- (Criterios: * A menudo pareciera que no escucha cuando se le habla directamente  * A menudo no logra prestar adecuada atención a los detalles o comete errores por descuido en las actividades escolares, en el trabajo o en otras actividades.)

Hoy en día es común que los niños vayan haciendo las tareas en la camioneta o en le auto mientras van a sus actividades de las tardes o al club porque su mamá les dice: -ándale, ahorita mientras llegamos ve haciendo la tarea, porque si no, luego que lleguemos a la casa no te va a dar tiempo-  y mientras el niño va haciéndola:- Ten, ve comiendo estos nuggets de pollo, ya con eso aguantas hasta la noche. Ya que lleguemos, te hago unos molletes- El niño obedece y come mientras hace la tarea y va en el auto (Criterios: * A menudo no cumple las instrucciones y no logra completar las actividades escolares, las tareas del hogar o las responsabilidades del lugar de trabajo (por ejemplo, pierde la concentración, se desvía). * A menudo se distrae con facilidad. A menudo tiene problemas para mantener la atención en tareas o actividades recreativas.)

Los padres parecen rehusarse a dejar a los hijos sufrir las consecuencias de sus actos: -Híjole, se le olvidó la tarea a Luis!- Miss, aquí le traje la tarea a Luis es que fíjese que sí la hizo pero se le olvidó y pues se la traje.(Criterios: * A menudo pierde cosas necesarias para las tareas y actividades (por ejemplo, materiales escolares, lápices, libros, herramientas, billeteras, llaves, papeles, anteojos, teléfonos celulares).

Cuando van a alguna reunión o a un restaurante sin juegos para niños, los adultos, que no han educado a sus hijos para llevar una conversación adecuada en la mesa porque usualmente no comen en familia ni en la mesa, les dan la Tablet o el celular para “calmarlos” mientras ellos pueden tener a sus hijos a su lado sin ocuparse de ellos. Los dispositivos móviles no estimulan el cerebro del niño, solo lo entretienen y lo relajan. (Criterios:* A menudo evita, le disgustan o se niega a hacer tareas que requieren realizar un esfuerzo mental durante un periodo prolongado (como las actividades o las tareas escolares) * A menudo se distrae con facilidad.)

Los criterios para detectar TDA son 9, hasta aquí, van 7 que he encontrado totalmente relacionados a la educación dada por los padres.

No soy psicóloga, ni neuróloga, ni psiquiatra y no puedo negar que realmente exista un trastorno neurológico, aunque no se pueda ver en un electroencefalograma, pero sí creo firmemente, que estamos criando niños menos atentos, con una menor capacidad de esfuerzo, menos pacientes. Niños a los que en vez de enseñarles a comportarse a esperar quietos, a esforzarse, les damos carta blanca para distraerse y estar constantemente sobre estimulados. Niños a los que no queremos frustrados en ningún momento y para evitar que esto suceda, hacemos lo que sea necesario para evitarles ese “trauma”.

Nosotros mismos damos menos valor a lo que toma tiempo, estamos viviendo en una era en la que todo es inmediato. Esa inmediatez se está comiendo los sueños, las ilusiones y las fantasías de las cabecitas de nuestros niños. Está acabando con su capacidad de esperar pacientemente, de “aburrirse” y aprender a entretenerse pensando, reflexionando y fantaseando, incluso quizá creando en sus mentes. Vivimos siempre de prisa y les enseñamos a ellos a vivir de la misma manera. Ellos viven a diario nuestra falta de adecuada organización y atención hacia ellos. Y ellos aprenden lo que viven. Quizá somos nosotros los que estamos criando niños con TDA y con TDAH. No estoy afirmándolo de forma definitiva, es solo un quizá.

Diplomado En Terapia Infantil A Través Del Juego Y La Dramatización

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario