Atizapán de Zaragoza

Estado de México

+52 5558210443

Informes

Lun - Vie 10:00 - 20:00

Horario de Atención

Violencia de pareja

 

Por Ayala Núñez María Isabel

 

fist-1131143_640

Por Ayala Núñez María Isabel

La violencia de pareja ha sido estudiada ampliamente a nivel mundial durante la última mitad del siglo pasado, poniendo énfasis en la violencia que repercute en la mujer a causa del hombre; el interés por estudiar esta mitad de la pareja pudo haber tenido su origen a partir de la primer ola de movimientos feministas en pro de la liberación mujer, que logró señalar y enjuiciar los malos tratos a los que eran sometidas las amas de casa día con día y que eran vistos con naturalidad por parte de la sociedad, incluso por aquellas que los sufrían.

La violencia de pareja, ha sido definida por Sugar y Hotaling (1989), como el ejercicio o amenaza de un acto de violencia por al menos por un miembro de una pareja no casada sobre el otro, dentro del contexto de una relación romántica.

Por otro lado Trujano, Martínez, & Camacho (2010) sugieren que la violencia en la pareja, a la que también se le denomina como íntima o conyuga “se refiere al maltrato que ocurre entre los integrantes de una pareja, que pueden o no estar casados; es la violencia que se produce en un ámbito privado en el que el agresor y víctima mantienen una relación íntima.”

Respecto a las estadísticas que atañen la violencia de pareja Tamayo, Orrego, Vargas y Herrera (2014) en sus tesis de grado refieren que para Llerena (2004) el 40% de los varones es agredido por sus parejas femeninas, mientras que Menacho (2004) señala que existe una tendencia a violentar psicológicamente a los hombres al cuestionar su eficacia sexual. Mientras que White y Koss (1991) reportaron que 37% de varones y 35% mujeres, todos universitarios, refirieron haber utilizado alguna forma de violencia física en contra de sus parejas.

Ciertos indicadores de violencia en la pareja descritos por Hoff (1999) son el intento por acaparar todo el tiempo de la pareja así como vigilarla, constantes acusaciones sobre infidelidad, enojarse fácilmente con la pareja, destruir sus bienes, golpes y agresiones físicas, amenazas e incluso obligarle a mantener relaciones sexuales contra su voluntad.

“Algunas de las manifestaciones de este fenómeno a nivel físico son golpes, empujones, caricias violentas; en el nivel emocional: insultos, humillaciones, negación de la relación y control de los vínculos familiares y sociales de la pareja; y a nivel sexual: contactos sexuales en contra de la voluntad, impedir uso de anticoncepción y forzar a realizar prácticas sexuales indeseadas” (Bookwala, Frieze, Smith & Ryan, 1992 a través de Póo y Vizcarra, 2008).

Magallón (2005) expone que la existencia de un amplio espectro de situaciones que ponen a la víctima en condición de vulnerabilidad, como lo pueden ser aspectos emocionales, dependencia económica o condiciones familiares que le impiden alejarse del victimario, es posible que estas situaciones sólo sean percibidas por la víctima.

En cuanto a los factores de protección asociados a menos frecuencia de violencia íntima, los datos propuestos por González y Fernández (2014) muestran que el tener un empleo inhibe la violencia ejercida por la mujer y recibida por el hombre, que las mujeres que viven en unión libre se comportan como victimarias en mayor medida que las casadas y sin embargo la condición del matrimonio no parece significativa para que los hombres resulten o no víctimas. También se indica que el haber sido violentado en la infancia influye de gran manera para duplicarlo con la pareja.

Las consecuencias que se han encontrado para quienes han sufrido violencia íntima son trastornos depresivos, deterioro de la autoestima, inseguridad, sentimientos de culpa, aislamiento, bajo rendimiento académico e incremento del riesgo de abuso de sustancias.

Para Póo y Vizcarra (2008) la conducta agresiva durante la niñez y la adolescencia se identifica como un fuerte predictor de violencia posterior, el inicio precoz de las tendencias agresivas se asocia con violencia severa y crónica, no sólo durante la adolescencia sino también durante la adultez, mientras que Folguera (2013) sugirió que aquel hombre cuya infancia se desarrolló en un ambiente de maltratos por parte de su madre podría llegar a buscar el mismo tipo de apego en una pareja, tomando a su pareja como aquella persona que le brinda protección, confianza y apoyo aunque esta misma persona sea quien lo maltrata.

Si bien, no se ha erradicado en su totalidad la violencia en contextos de pareja, afortunadamente se han implementado gran cantidad de medidas para disminuir y prevenir su aparición, sin mencionar el amplio grado de concientización que se ha logrado en la mayoría de los países.

 

 

 

Referencias:

  • Trujano, P., Martínez, A. & Camacho, S. (2010). Varones víctimas de violencia doméstica: un estudio exploratorio acerca de su percepción y aceptación. Recuperado de: Diversitas: Perspectivas en Psicología, 339-354http://www.redalyc.org/pdf/679/67915140010.pdf
  • Tamayo, G., Orrego M., Vargas, L., Herrera, A., (2014). Características psicológicas de cuatro hombres bellanitas que han sido objeto de maltrato por parte de su compañera sentimental. Trabajo de grado para optar por el título de psicólogas. Recuperado de: http://repository.uniminuto.edu:8080/jspui/bitstream/10656/4176/1/TP_TamayoGeraldine_2014.pdf
  • Magallón, C. (2005). Epistemología y violencia. Aproximación a una visión integral sobre la violencia hacia las mujeres. Feminismo/s, 33-37
  • González, H.; Fernández de Juan, T.; (2014). Hombres violentados en la pareja. Jóvenes de Baja California, México. Culturales, II 129-155. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=69432742006
  • Folguera, L. (2013). El varón maltratado: representaciones sociales de la masculinidad dañada. Recuperado de: Tesisdoctoral.http://diposit.ub.edu/dspace/bitstream/2445/52224/1/LFC_TESIS.pdf

Diplomado en terapia de lenguaje

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
[email protected]