SINDROME DEL NIDO VACIO

SINDROME DEL NIDO VACIO

LIC. VIRGEN KARINA LOPEZ SARMIENTO

Cuando los hijos se van ya sea por causas de estudio, matrimonio,  los padres enfrentan la situación de estar de nuevo solos en casa, comúnmente se presentan los síntomas del Síndrome de Nido Vacío.

Algunos padre pueden enfrentar este momento de manera positiva, sintiéndose felices y orgullosos por ver a sus hijos independientes, felices y realizados, pero algunos padres no están preparados para ese momento en el cual los hijos se van del hogar y quedan solos en casa, especialmente cuando  queda uno solo de los progenitores.

Cuando este momento llega a una pareja o a uno de los padres, puede sentirse invadido por sentimientos de tristeza, tal vez deje de sentirse  motivado para continuar con sus actividades, pues pueden llegar a sentir que no tiene sentido la vida sin los hijos, sin embargo estos sentimientos no son más que la expresión de padecer de dicho Síndrome y si estamos atentos a esto, debemos de cambiar de actitudes y ponernos en marcha a mejorar nuestro ánimo y darle una visión diferente a nuestra realidad.

Desde el momento que decidimos tener a nuestros hijos, buscamos su bienestar, siempre el objetivo final, el ver la meta cumplida como padres debe ser poder educar a nuestros hijos con las habilidades emocionales, académicas, físicas y psicológicas necesarias para llegar a ser un día independiente y autosuficiente. Verlos realizados profesionalmente y felices en las relaciones que cada uno de ellos decida tener.

Sin embargo pensamos poco en que al lograr este objetivo, un día ya no estarán más en casa e incluso algunos ni siquiera estarán en la misma ciudad.

La mayoría de los padres al no tener que realizar las actividades diarias que tener hijos implica, sienten un vacío en su vida, sienten que ya no hay motivos de esforzarse o pierden la alegría de vivir. Sobre todo las madres que se dedican por completo a los hijos. ¿Qué debemos a hace en estos casos?

¿Cómo enfrentar los síntomas del Síndrome de Nido Vacío?

Habla del tema. Expresar tus sentimientos, de cómo te sientes ahora, es el primer paso para mejorar. Esto te permitirá darte cuenta de que puedes superar esta situación. Intenta desahogarte para iniciar de nuevo una etapa diferente en tu vida sin sentimientos de tristeza. Encontraras que tu situación es común en la mayoría de las familias y tal vez te servirá observar como otras personas han enfrentado esta realidad en sus vidas.

Tiempo de pareja. Este es el momento de realizar aquellas actividades en pareja que habías postergado por no dejar a los hijos solos. Es una nueva etapa de la vida que debes disfrutar en su totalidad y si tienes la suerte de hacerlo en pareja será mucho más fácil y placentero. Recuerda las veces que por motivo de los hijos quedaron actividades, viajes sin realizar y retómalos.
Que tus hijos no estén no significa que los hayas perdido. Muchas veces la relación con los hijos mejora cuando estos ya no están en casa. Algunos hijos al verse lejos de la familia inician una comunicación incluso más estrecha que la que tenían cuando vivían juntos.

Si crees que tus hijos no se están comunicando lo suficiente, intenta entender que el ritmo de vida de ellos es diferente al de nosotros, no te hagas percepciones negativas. Háblalo con ellos directamente, diles lo que sientes y pídeles que te hagan participes en su vida platicándote o mandándote fotos de las cosas importantes para ellos, de igual manera tú también hacerlos participes de lo que ocurre en casa.
Actividades placenteras. Muchas cosas quedaron postergadas debido a las exigencias diarias. Haz una lista de todas aquellas actividades que te gusten y ponte en marcha para comenzar a hacerlas. Lleva a cabo una agenda donde anotes todas tus actividades y cosas pendientes por hacer, de manera que puedas visualizar en ella que aunque ya no estén tus hijos igual tienes cosas diarias importantes o necesarias por hacer.

Ponte de acuerdo con amigas para iniciar actividades juntas o reunirse una vez por semana. De igual manera puedes buscar actividades religiosas o de voluntariado que te ayudaran a sentirte útil y sentirás que ti vida tiene un sentido importante en el servicio a los demás.
Realiza Ejercicio. El ejercicio físico es muy bueno para la salud y te ayuda a relajarte. Si no acostumbraste hacer ejercicio anteriormente puedes escoger actividades deportivas que no sean muy pesadas. Intenta el yoga, Pilates, ejercicios de baile suave o solo algunos movimientos de estiramiento. Lo importante es que puedas realizar estos ejercicios fácilmente y que poco a poco veas un avance en tu rendimiento.

Dedica tiempo para ti. No te abandones, ni te dejes estar, ahora tienes tiempo para hacerlo. Date gustos personales o cuidados especiales para sentirte mejor, como ir a un spa, masajes, arreglarte el cabello o las uñas. Ir de compras o estudiar algo nuevo que siempre te haya gustado, un nuevo idioma, un instrumento musical o cursos de cocina. De igual manera si te interesa estudiar recuerda que nunca es tarde para aprender algo nuevo.
Demuestra siempre tu apoyo. Es importante que tus hijos sepan que tú los apoyas en este nuevo proyecto. Evita invadir su nuevo hogar o su vida con visitas o llamadas continuas. Debes dejarlos crecer, acompañarlos y disfrutar con ellos esta nueva etapa de la vida.

Trata de buscar horarios de llamadas, donde sepas que tus hijos no están ocupados en sus trabajos o estudios o que no interfieres en los momentos familiares de ellos.
Date tiempo para atender mascotas o plantas. Sobre todo para  quienes no tienen pareja con quien compartir este momento y sienten que la casa está vacía sin sus hijos, pueden comprar una mascota. Antes de elegir piensa bien que necesidades tiene esta nueva mascota que estás buscando pues lo ideal es que la ayuda sea mutua. Y de igual manera dedicarte a las plantas es una terapia muy relajante sobre  todo si acostumbras acompañar esos momentos de atender tus plantas mientras escuchas algo de música relajante.

RECUERDA QUE TUS HIJOS NO HAN DEJADO DE AMARTE, SIMPLEMENTE ESTAN EN UNA ETAPA DIFERENTE EN SU VIDA Y TU HAS CUMPLIDO CON EL OBJETIVO DE PADRE QUE TENIAS DE VERLO REALIZADO, SINTETE FELIZ POR ESO Y NO TENGAS MIEDO DE LA DISTACIA PUES LA MADUREZ DE AMBOS FOMENTARA OTRO TIPO DE COMUNICACIÓN MAS POSITIVA.

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario