Reconociendo mis emociones

Reconociendo mis emociones

 

Por Gómez Rosas Alicia Larissa Verónica

Por Gómez Rosas Alicia Larissa Verónica

La Organización Mundial de la Salud (OMS,1946) define el término ‘salud’ como un estado completo de bienestar físico, mental y social. Por lo tanto, no podemos hablar de salud separando estas tres dimensiones, y en la infancia es donde se sientan las bases para preservar, cuidar y mantener la salud, que impacta en todos los ámbitos en donde nos desenvolvemos.

Todos experimentamos día con día emociones y/o sentimientos que impactan de diversas maneras (positiva o negativa) en el desarrollo de nuestras actividades y relaciones.

Los niños en ocasiones son vulnerables ante sus emociones, pues no logran comprender que es lo que sienten. La capacidad de gestionar las emociones, es fundamental en el desarrollo del ser humano.

Por esto es de suma importancia la guía de padres y/o maestros para ayudarles a desarrollar habilidades emocionales; lo cual les va a enseñar a enfrentarse a diversas circunstancias a lo largo de su vida de manera adecuada. Dotarlos de las herramientas necesarias para que sepan solucionar las cosas por ellos mismos y no que esperen a que se los solucione otro.

No podemos dejar a un lado como la sociedad y el ambiente cultural repercuten en esto, ya que nos invitan a reprimir ciertas emociones, pues “no es bueno molestarse, sentir celos o expresar frustración”.

Es por esto que el punto clave para ayudarles, es enseñarles a reconocer, comprender y expresar sus emociones; pero para poder ayudarles, primero habrá que entender las propias emociones.

“Por eso será bueno que los padres se pregunten como se sienten ellos ante la expresión de las emociones de sus hijos, ya que muchas veces tenderán a reprimir ciertas expresiones cuando estas les generan malestar. Si a los padres les cuesta tolerar el malestar de sus hijos a estos les será más difícil regular las emociones”. (Ponce, B., 2013)

Como terapeutas de lenguaje, también es importante analizar cómo nos sentimos ante la persona que atendemos. El terapeuta debe tener cuidado en no proyectar sus propias actitudes y expectativas en el cliente, ya que podría distorsionarse la información que se recibe. Debe buscarse un equilibrio entre la comprensión empática y la comprobación objetiva de las afirmaciones e interferencias del cliente. (Bados, A., García, E., 2011)

La conciencia emocional requiere el desarrollo de competencia a través de la observación y de nuestro comportamiento y el de las personas que nos rodean. Esto implica la comprensión de la diferencia entre pensamientos, acciones y emociones; comprender las causas y consecuencias de las emociones; evaluar la intensidad de las emociones; reconocer y utilizar el lenguaje de las emociones, tanto en comunicación verbal como no verbal. (Bisquerra, R., 2000).

Y es que muchas veces reaccionamos ante la emoción del otro. Si logramos tener consciencia de cuando nuestras emociones “nos dominan”, podemos gestionarlas de forma que seamos nosotros quienes llevamos el mando de nuestra vida.

Así mismo, nos ayuda a reconocerlas en los demás y no tomar sus reacciones como algo personal, logrando así una empatía y comprensión; pudiendo apoyar y brindar nuestra terapia de manera objetiva y clara.

Esto se dice fácil, pero es un trabajo a realizar día con día, se requiere valor y humildad para identificarla, pero especialmente reconocerlas y comenzar a manejarlas a favor de nuestra vida cotidiana, para finalmente lograr una buena calidad de vida.

Así que, en resumen, como terapeutas tenemos una gran responsabilidad para y con nuestro cliente y otra gran responsabilidad para con nosotros mismos, que implica el reconocer nuestras emociones y trabajar en ellas.

Referencias:

Bados, A; García, E. (2011). Habilidades Terapéuticas. Universidad de Barcelona. Facultad de Psicología. http://diposit.ub.edu/dspace/bitstream/2445/18382/1/Habilidades%20terap%C3%A9uticas.pdf

Bisquerra, R. (2000). Educación emocional y bienestar. Barcelona. https://www.urosario.edu.co/Periodico-NovaEtVetera/Nuestra-U/Como-identificar-nuestras-emociones/

OMS. (1946). La salud en la Constitución de la Organización Mundial de la Salud (OMS). https://salud.gob.ar/dels/entradas/la-salud-en-la-constitucion-de-la-organizacion-mundial-de-la-salud-oms

Ponce, B. (2013). Cómo ayudar a los niños a expresar sus emociones. https://blogs.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/relacion-padres-e-hijos/2013-06-27/como-ayudar-a-los-ninos-a-expresar-sus-emociones_588320/

Diplomado en psicología clínica

Atenta invitación

Más Información

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
[email protected]

@landing19
https://www.psicoedu.org/diplomado-lenguaje/
cabezafanpage

Deja una respuesta