Atizapán de Zaragoza

Estado de México

+52 5558210443

Informes

Lun - Vie 10:00 - 20:00

Horario de Atención

Profesionales del alma

 

Por Cristina Silva L.

Por Cristina Silva L.

Alma, ¿qué tanto la conocemos? ¿cuánto sabemos de ella?

Resulta bastante fácil decir, me duele en el corazón, me duele en el alma, frases que escuchamos a diario, o por el contrario, no tiene corazón, no tiene alma,

Podemos identificar de forma tangible el corazón, lo sentimos latir, palpitar.

Ahora, ¿qué sucede con el alma? ¿cómo materializamos el alma para visualizar en ella una afección, el dolor?, no es sencillo ¿verdad?

Los invito a mirar hacia su alma, de manera que tengan una visualización específica, tal cual la ven en su pecho. A partir de este momento trataremos de conocer su relevancia, poniendo distancia con el cuerpo, con lo físico.

En mi caso, la visualizo como un trozo irregular de tela blanca de seda, de un tamaño pequeño, ahí está, dentro de mi pecho hace ya casi sesenta y cinco años, por supuesto lleva varias restauraciones.

Ahora bien, ¿cómo ven su alma ustedes?

Creo que podemos coincidir en general que el alma la percibimos como blanca y frágil, esto porque somos personas sensibles con un sinfín de sentimientos a flor de piel, con bondad, que indican la presencia de ella.

Ahora, ¿qué sucede cuando nos duele o cuando nos dan golpes en ella de diferente intensidad?, en mi caso desde los veinte años acudo a psicoterapia, para ayudarla.

Algo tan frágil y expuesto, es muy difícil de proteger, ahí el problema, no se puede tomar un medicamento, tampoco es apta para una cirugía, pero tiene derecho a sanar.

Nos lastiman, de una forma u otra, sin siquiera dimensionar que eso va resquebrajando nuestra alma.

La buena noticia, es que podemos y está en nuestras manos, querer encontrar los pedacitos que hemos perdido de ella o de curar la parte dañada.

Para ello debemos tomar psicoterapia con regularidad y sólo un “profesional del alma”, está capacitado para ayudarnos a encontrar la forma de reconstruirla o sanarla.

Recuerden, el término psicóloga/o, es muy pequeño para definir nuestra profesión.

Los pacientes no recurren a nosotros porque tienen problemas con su pareja, en su trabajo, con su familia, etc., ellos llegan pidiendo ayuda para su alma, pero no lo manifiestan.

Está en nuestras manos tocar cada alma que pide sanar.

Tenemos que ser profesionales de alma que velan por cada una que toca nuestro consultorio.

Para sentirnos orgullosos de ser psicoterapeutas, no perdamos nunca de vista que tenemos frente a nosotros un alma, algo demasiado frágil como para no tener la sensibilidad necesaria para tratarla como lo que es.

Cada paciente nos confía su alma, demostrémosles que nosotros también tenemos una transmitiéndoles confianza a través de nuestra honestidad, empatía, integridad y muy importante, nuestra ética, pues es la parte medular para que empiece el proceso de sanación.

Diplomado en psicología clínica

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
[email protected]