Atizapán de Zaragoza

Estado de México

+52 5558210443

Informes

Lun - Vie 10:00 - 20:00

Horario de Atención

PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA EN EL NOVIAZGO ¿CUÁL ES LA EDAD OPORTUNA PARA IMPLEMENTAR PROGRAMAS DE PREVENCIÓN?

 

Por SÁNCHEZ RODRÍGUEZ AZUCENA ABIGAIL 

fear-1131143_640

Por SÁNCHEZ RODRÍGUEZ AZUCENA ABIGAIL

El tema de violencia en el noviazgo me parece un tema muy interesante de investigación ya que el día de entrega de este articulo deberá ser el día 25 de agosto día en que se conmemora la prevención y erradicación de la violencia en niñas, adolescentes y mujeres me parece oportuno compartir acerca de este.

Si bien, la violencia en el noviazgo no tiene distinción de género ya que tanto hombres como mujeres pueden ser víctimas o victimario, hay un porcentaje significativo de mujeres que denuncian este tipo de violencia, por ejemplo, Según la Organización Mundial de la Salud, 3 de cada 10 adolescentes denuncian que sufren violencia en el noviazgo. Muchas de las mujeres que son maltratadas durante el matrimonio vivieron violencia en el noviazgo y no la identificaron, no por ello, minimizaremos o anularemos que existe la violencia en el noviazgo dirigida a los hombres. La alta prevalencia de la violencia en las relaciones de noviazgo de jóvenes y adolescentes, así como sus consecuencias negativas y su relación con la violencia en las relaciones posteriores de la vida adulta, apuntan a la necesidad de trabajar preventivamente.

En el caso de prevención de la violencia en la pareja, sabemos que el interés hacia temas relacionados con las relaciones de pareja aparece generalmente durante la adolescencia. Es en esta etapa del desarrollo cuando comienzan a adquirir mayor relevancia las interacciones con el otro sexo y cuando se establecen las primeras relaciones de noviazgo (Avery-Leaf y Cascardi, 2002; Bethke y DeJoy, 1993; Connolly, Pepler, Craig y Taradash, 2000; Muñoz-Rivas, Graña, et al., 2007). Sin embargo, el rango de edad en el que esto sucede es amplio y depende, entre otros factores, del nivel de desarrollo emocional, cognitivo y físico de cada individuo (Foshee y Reyes, 2009). Junto con la dificultad para determinar la edad de inicio de relaciones de noviazgo emocionalmente significativas para los adolescentes, hay que añadir el hecho de que la mayoría de investigadores coinciden en señalar que los adolescentes informan de comportamientos violentos desde el inicio de sus relaciones de noviazgo (Bethke y DeJoy, 1993; Foshee y Reyes, 2009). Todo esto hace difícil poder determinar con exactitud cuál es el marco temporal más adecuado para la implementación de los programas de prevención, aunque los primeros comportamientos agresivos pueden darse antes, las prevalencias más altas de agresión aparecen durante la adolescencia media-tardía (entre los 16 y 17 años de edad), tanto para los hombres como para las mujeres (Foshee et al., 2009; Nocentini et al., 2010).

 

Personalmente difiero mucho acerca de la edad oportuna para generar los programas de prevención, se han realizado muchos estudios acerca de la prevención de violencia en el noviazgo y todos los estudios repiten que principalmente debemos voltear la mirada al adolescente ya que en esa etapa de la vida es cuando comienza la “atracción sexual” por el otro. Sin embargo, perdemos la vista de los factores de riesgo que hacen que el adolescente “caiga” y sobre todo se mantenga en una relación de noviazgo violenta.  Los factores de riesgo de la violencia en las parejas jóvenes que han sido más estudiados son la observación de violencia entre los padres, la aceptación de la violencia en la relación de pareja, tener amigos o conocidos que han sido víctimas o victimarios de dicha violencia, los roles tradicionales de género y la experiencia de haber sido víctima de violencia por parte de la pareja o en la familia de origen (Matud, 2007; Sears et al., 2007; Smith, Winokur y Palenski, 2005).

Basándonos en los factores que se acaban de citar, es importante reconocer que los programas de prevención de violencia, no sólo de violencia en el noviazgo, deben estar orientados a la infancia, a la crianza de hijos “sanos”, “autónomos” y sobre todo seguros de si mismos. Por tanto, en mi opinión es importante concientizar a los padres y futuros padres acerca de que sólo en ellos está la posibilidad de minimizar y erradicar la violencia.

 

 

 

 

REFERENCIAS

Guía de prevención de la violencia en el noviazgo. (2006).  Secretaría de Seguridad Pública. México

Givaudan, M., Pick, S., & Proctor, L. (1997). Strengthening Parent/childcommunication: An AIDS Prevention strategy for adolescents in Mexico City.México: ICWR.

Instituto Mexicano de la Juventud, SEP (2007) Encuesta Nacional de Violencia en las Relaciones de Noviazgo, en:

http://www.imjuventud.gob.mx/contenidos/programas/encuesta_violencia_2007.pdf

“La violencia en el noviazgo” (2011). SINEMBARGO.MX en: http://www.sinembargo.mx/30-06-2013/659780

Diplomado en Psicologia Clínica

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
[email protected]