La Mentira en Nuestros Hijos

La Mentira en Nuestros Hijos

 

Por Hugo Nelson González Ibarra

 

Por Hugo Nelson González Ibarra

LA MENTIRA ES UNA FORMA DE RELACIONARSE ENTRE LAS PERSONAS Y LOS NIÑOS NO ESTÁN LIBRES DE ESTA PRÁCTICA. CUANDO SE PROVOCAN EN CASA PUEDEN PERJUDICAR LAS RELACIONES Y EXTENDERSE AL COLEGIO, COMUNIDAD, ETC. LOS NIÑOS TIENEN DIFERENTE RAZONES PARA MENTIR COMO POR EJEMPLO EVITAR CASTIGOS, CONSEGUIR ALGO DE MANERA FÁCIL, PROTEGERSE A SI MISMOS Y A OTROS O GANAR LA ADMIRACIÓN. SE PUEDE REDUCIR ESTA CONDUCTA GENERANDO UNA ATMOSFERA DE CONFIANZA A TRAVÉS DEL AUTO CONTROL EMOCIONAL Y SOBRE TODO EVITANDO LA IRA COMO FACTOR CONTRAPRODUCENTE. 

Palabras clave

Mentira, forma de relacionarse, confianza, control de las emociones.

 

 

Introducción

              La  mentira es una forma de relacionarse con las otras personas y no es exclusiva de alguna edad, tipo de personas o similares y ciertamente se comprende de diferentes maneras. En general las personas mientes por más de una razón y parecería que esto tiene que ver con sus preferencias, hábitos y hasta valoraciones dentro de un contexto de moralidad. No es de extrañar que la mentira se relacione también con las etapas iniciales del desarrollo y que en realidad el adulto mienta porque está repitiendo el mismo comportamiento de sus primeros años de vida. Sin embargo el afirmar esto como una generalización de mentir sería un tanto arriesgado puesto que como ya dijimos antes: las personas tenemos muchas razones para hacerlo.    

 

Desarrollo

           

            Para tener una idea de la mentira, el diccionario de La Real Academia española la define como

“decir o manifestar lo contrario de lo que sabe, cree o piensa” (Real Academia Española, 2020 ).

 

 La mentira en la familia

 

            Por muy difícil que parezca, en ocasiones el hogar puede convertirse en el medio adecuado para aprender a mentir. Como ya se ha mencionado esta conducta se presenta en todas las edades y esto no excluye a los padres. Es bien sabido que los niños comprenden más de lo que los adultos piensan y saben diferenciar muchas contradicciones que los padres exponen entre lo que se dice “es lo correcto” de lo que se lleva a la práctica diaria; “pequeñas mentiras piadosas”  entre los adultos pueden ser la base para que nuestros hijos aprendan que se puede salir de problemas al incurrir en diferentes variaciones de la mentira. Esto tiene mucho que ver con la cultura de la familia y lo que se comprende como “bueno” o “malo” pues en esta consideración encontramos a los padres que alientan a sus hijos a ser más “listos” que sus competidores a como dé lugar incluso tomando algunos atajos para alcanzar el éxito.

            Todo esto nos permite comprender como la mentira puede ser alentada o reprimida en los contextos familiares dependiendo de los valores practicados en la misma al igual que la manera de percibir dicha conducta en la sociedad en la que se desee comprender este fenómeno.

 

¿Por qué miente mi hijo?

 

            No existe una única razón para mentir pues como ya hemos visto esto se relaciona con muchos aspectos que engloban el diario vivir del niño, sin embargo algunas razones más comunes encontradas por Ekman y enmarcadas  en su libro “Porque mienten los niños” son las siguientes: (Ekman, 2010)

 

1.      Evitar ser castigado

2.      Conseguir algo que no se podría conseguir de otra manera.

3.      Proteger a los amigos de problemas

4.      Protegerse a uno mismo o a otra persona de algún daño

5.      Ganarse la admiración o el interés de otros

6.      Evitar crear una situación social embarazosa

7.      Evitar la vergüenza.

8.      Mantener la intimidad.

9.      Demostrar el propio poder sobre una autoridad.

 

            El lector podrá encontrar razones propias para mentir entre sus hijos e hijas que quizá no están en esta lista, sin embargo estas son las razones más comunes encontradas y nos pueden dar una idea del cual podría ser el problema o pare del mismo.

 

¿Qué puedo hacer ante las mentiras de mis hijos?

 

            Las mentiras son una forma de interacción entre las  personas y todo indica que no podrá evitar el recibir más de alguna de sus hijos. Mucho se puede hacer ante estas situaciones de la siguiente manera (Ekman, 2010):

 

1.      Fomente la confianza ente sus hijos de tal manera que estos prefieran contarle lo que les ocurra antes de ocultarle lo que vive por temor a su reacción.

2.      Evite interrogatorios agresivos, prefiera una manera más amable de preguntar lo que desea saber haciendo énfasis en tu tono de voz, las palabras y una actitud que despierte confianza en su hijo.

3.      Enfoque su diálogo de manera que muestre las ventajas de ser sincero en la relación padre-hijo. Los problemas que su hijo vive ahora quizá usted ya los vivo y eso es una ventaja a la hora de solucionar el problema.

4.      Reflexione sobre como su conducta propicia la conducta desagradable de mentir en su hijo. Quizá el ejemplo que usted pueda presentar con la conducta que a usted le gustaría obtener sea un arma poderosa que valga más que muchos sermones.

 

            Este último punto encierra grandes verdades. Deben recordar los padres que sus hijos aprenden por el modelaje y constantemente nos observan y generan un juicio propio de nuestras conductas razón por la cual los padres deben también esforzarse por educarse de manera seria y adecuada evitando sobre todo la ira.  (Alava Reyes citado en Peralbo, 2011).

           

El autocontrol es necesario para la educacion y confianza de nuestros hijos (Peralbo, 2011)

 

            Peralbo nos ilustra las dos fantasias a las que se recurre cuando perdemos el control con nuestros hijos:

 

1.      Yo soy así y no lo puedo evitar: Generalmente es una excusa preferida argumentando que su consistencia interna, su esencia es inmutable y su realidad es que no cambiaran aunque se lo propongan por lo que no se prefiere ni intentarlo.

 

2.      Son los demás quienes me provocan: Desplazan su responsabilidad a los otros (o a sus hijos) de tal manera que se presentan a sí mismos como víctimas de las condiciones en las que ellos justamente reaccionan aunque sepan que deberían mantener ciertos límites dentro de la relación.

Conclusión

 

            Las mentiras constituyen formas de relacionarse con múltiples motivos de ocurrencia en nuestros hijos y en más de una ocasión son alimentados por nosotros como padres. A nosotros nos corresponde  el crear atmosferas emocionales que fomenten la confianza, respeto y el ejemplo para lo cual es necesario el control emocional evitando principalmente el llegar a la agresión.

 

Bibliografía:

 

Ekman, P. (2010). Como detectar mentiras en los niños: claves para fomentar la sinceridad de los hijos. Buenos Aires: Paidos.

 

 

Peralbo, A. (2011). Educar sin ira . Madrid: La Esfera de los Libros.

 

 

Real Academia Española. (18 de Mayo de 2020 ). Real Academia Española. Obtenido de Real Academia Española: https://www.rae.es/

 

           

Diplomado en terapia infantil

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja una respuesta