La evaluación para detectar anomalías en el desarrollo del niño

La evaluación para detectar anomalías en el desarrollo del niño

Erika  Romero Gómez  

La evaluación es esencial para poder detectar cualquier anomalía en el niño, siendo la observación clave para un buen diagnóstico y así poder tener una buena intervención, para poder eliminar, disminuir o bien alcanzar el nivel madurativo adecuado del menor, es importante recordar que  a un niño se le debe observar en su totalidad.

La evaluación la dividimos en tres fases: fase inicial, que es en donde detectamos necesidades, habilidades, se realiza una batería completa en donde se exploran las aptitudes del niño, así como sus dificultades, posteriormente se realiza una historia clínica completa así como entrevista con los padres para conocer más a fondo el desarrollo del niño desde la gestación, ya que existen antecedentes pre- peri y post natales, que pueden afectar el desarrollo del niño, para realizar un programa de intervención de acuerdo a las necesidades observadas y obtenidas en las evaluaciones aplicadas al menor, la segunda fase nos permite un retroalimentación, en la cual podemos ver avances del menor, para modificar el programa de intervención, en esta etapa nuevamente se realiza entrevista con los padres del menor para que ellos expongan dudas, avances, o que observen otras conductas en su hijo, y por último la etapa final que es cuando se termina el programa, cuando se asigna un alta del tratamiento.

Todo niño debe desarrollarse de manera integral para poder adaptarse al mundo como un ser armónico y equilibrado ya que cada niño es un ser único con cualidades específicas.

Es importante detectar alguna anomalía que pueda presentar el niño para ser atendido lo antes posible para evitar que el daño incremente y para poder detectar es necesario conocer el desarrollo normal del niño y las características cognitivas, sociales, motoras y sensoriales para poder identificar anomalías, desfases en el desarrollo y conocer cuales son los alcances a los que debemos llegar para lograr un desarrollo óptimo en el niño.

Para obtener una evaluación completa del desarrollo integral en la infancia es importante tomar en cuenta las áreas de desarrollo y que evaluar de cada área.

Evaluación física- si su aspecto físico corresponde a su edad en talla y peso, malformaciones, asimetría corporal, perímetro cefálico.

Motora- motricidad gruesa que implica coordinación, equilibrio, control postural, tono muscular, motricidad fina, que se refiere a los movimientos coordinados de las manos y dedos que implican mayor precisión.

Cognitivo- atención, memoria, imitación, representación

Lenguaje- receptivo y expresivo

Social- interacción humana, interacción con los objetos

Afectivo- Apego, reacción ante un extraño

Sensopercepción- hipersensibilidad, hiposensibilidad, tacto, audición, visión, gusto y olfato.

Las habilidades se adquieren de forma secuencial, alcanzando un objetivo después de otro.

BIBLIOGRAFÍA

Desarrollo neurológico de 0 a 6 años, etapas y evaluación, C. Amiel- Tison, J. Gosselin, Narcea, S.A de ediciones Madrid, 2006

Desarrollo Humano, Diane E. Papalia, Sally Wendkos Olds, Ruth Duskin Feldman. Ed. Mc Graw Hill, 8va. Edición. 2001

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta