El Individuo y Sociedad

Individuo y Sociedad

 

Por UBALDO MANRIQUEZ MONSERRAT

Por UBALDO MANRIQUEZ MONSERRAT

El ser humano posee una individualidad que lo hace único e irrepetible así como también posee características que lo incluyen dentro de una sociedad, con el fin de brindar un bien común y para lograrlo necesita de los demás, de la convivencia diaria y también de una parte esencial y fundamental que es la familia; ya que la familia es el primer contacto que se tiene desde que se nace.

El ser humano es un ser social naturalmente con nociones del bien y el mal. Todos nacimos para relacionarnos no para estar aislados. La primera socialización se da dentro del hogar y posteriormente se continúa en la sociedad. Las personas llevamos una vinculación directa con el otro, desde el momento que nacemos y conforme vamos creciendo.

Hay aspectos que lo ayudan a conformarse como persona y a brindarle una identidad. El ser humano no sería feliz si viviera solo y aislado, necesita de la convivencia con los demás.

La familia es el primer Ministerio de Sanidad, Educación y Bienestar Social. Existen dos tipos de relación social; conyugal y civil. La familia es la más antigua y se pertenece a ella antes que a la parte civil, si desde la antigüedad no hubiéramos estado conformados en familias no se hubiera podido dar pie a la organización en naciones.

Familia es la comunidad de personas que viven y trabajan juntos para satisfacer sus necesidades. El educar y criar a los hijos resulta más importante para la vida humana que los bienes que brinde la sociedad. Se necesita de un hogar en donde exista la protección y el amor. Todo hombre es siempre hijo y esa condición siempre estará ahí.

El matrimonio tiene dos fines: crecimiento mutuo de los cónyuges y los hijos. El hecho de que exista una responsabilidad por parte de los cónyuges dará pie a que exista una estabilidad que beneficie a la sociedad.

Todas las personas pasan por un procesos de socialización, los agentes más importantes son la familia, amigos, escuela, medios de comunicación y relaciones laborales. Dentro de la familia existen defectos que no se deben de negar sino al contario hay que reconocerlos.  Hay que ver qué no está funcionando para arreglar esos detalles y lograr que funciones ya que todo lo bueno o malo que pase en la familia se verá reflejado en los hijos.

“En la familia, el hombre crece, se educa, se casa, educa a sus hijos, y, al final. Muere. En la familia se aprende y se enseña a vivir y a morir, y esa enseñanza realizada por amor es un trabajo social absolutamente necesario, imposible de realizar por dinero.” (Ayllon, 2006, pág. 240)

La familia no se puede sustituir y sus funciones son múltiples. La vida social civil pretende la convivencia día a día con el fin de un bienestar común, donde exista la libertad, la paz y el lenguaje; así como de dinero, trabajo y autoridad.  El trabajo conforma una parte importante del individuo.

En la actualidad vemos que existen diferentes tipos de familia, se ha ido modificando los estilos ya que ahora vemos familias nucleares, extensas, monoparentales, homoparentales y familias compuestas. Para algunas personas resulta muy nuevo y en ocasiones complejo el hecho de aceptar y comprender esta diversidad pero no se debe perder de vista que lo importante es las bases que nos da la familia y sobre todo ese sentido de pertenencia que es fundamental para cada individuo ya que es ahí donde aprendemos lo más importante y es nuestro primer referente, conforme vamos creciendo vamos cuestionando ciertas cosas y también vamos sanando detalles que son necesarios para una mejor calidad de vida y crecimiento como seres humanos.

El bien común tiene como fin que las familias se desarrollen en todos los aspectos de manera plena, no caer solo en lo material sino en la vida plena que conlleva a que cada individuo crezca en su persona, en el seno familiar y dentro de la sociedad.

Debemos reconocer que como individuos que pertenecemos a una familia también pertenecemos a una sociedad y tenemos un impacto en ella de forma negativa o positiva, depende de cómo queremos actuar.

También darnos cuenta que somos un reflejo de nuestra familia, lo que somos ahí lo hemos aprendido y tenemos la oportunidad de ser mejores cada día. Si queremos cambiar a la sociedad debemos empezar cambiando dentro de nuestro entorno familiar y así poco a poco se irá viendo ese cambio tan esperado que queremos ver.

Referencia:

Ayllón, J. (2006). Introducción a la ética: historia y fundamentos. Ediciones Palabra. Madrid.

Diplomado en terapia infantil

Atenta invitación

Más Información

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
[email protected]

@landing19
https://www.psicoedu.org/diplomado-lenguaje/
cabezafanpage

Deja una respuesta