Atizapán de Zaragoza

Estado de México

+52 5558210443

Informes

Lun - Vie 10:00 - 20:00

Horario de Atención

HACIENDO FRENTE A LO INEVITABLE

 

Por Psicóloga y Tanatóloga Josefina Román Mendoza

 

autumn-2785954_640

Por Psicóloga y Tanatóloga Josefina Román Mendoza

Resumen

La muerte nos genera angustia y temores, de ahí que tratamos de proteger a los niños de dolor de la muerte de modo que se impide que desarrollen habilidades de afrontamiento.

Los elementos que llevan a la comprensión de la muerte son, sin duda, el proceso de desarrollo evolutivo, la experiencia directa o indirecta y el contexto sociocultural.

 

Introducción

El tema de la muerte es amplio, es complejo entenderlo y aceptarlo como lo inherente a la vida, es un tema tabú todavía, nos confronta con nuestros temores y angustias, nos hace sentirnos vulnerables, nos invita necesariamente a vernos como nos relacionamos y nos sentimos con la realidad de la muerte.

Antes, la muerte ocurría en casa, formaba parte de la vida cotidiana de los niños, se moría en el domicilio rodeado de la familia, todos veían lo que pasaba, todos comprobaban el hecho natural de morir, quizá por esa razón no eran necesarias muchas explicaciones sobre la muerte y tampoco se recurría al eufemismo para disimular la realidad, no preocupaba tanto qué palabras usar ni el concepto que tiene el niño acerca de la muerte a la hora de comunicarle sobre el fallecimiento de un familiar, porque la experiencia era cerca y a la vez tan natural.

La comunicación poco adecuada a la hora de informarle a los niños sobre el fallecimiento de un ser querido,  negar, evitar, ocultar o usar eufemismo ya sea para proteger a los niños del dolor o por no saber cómo hacerlo, no excluye al niño de vivir el duelo, ellos a través de sus curiosidades, observaciones y escucha dentro de su entorno familiar, elaboran sus propias teorías de la misma manera en que lo hacen con el nacimiento (mamá comió mucho) o terminan dándose cuenta, creándoles ciertas confusiones, esto inevitablemente los lleva a vivir su dolo de manera solitaria y aislada, puede bloquear el proceso de duelo no dando lugar al desarrollo de habilidades necesarias para afrontar futuras pérdidas.

En la cultura mexicana cuando fallece un ser querido se hacen rituales de despedida de acuerdo a las creencias de cada familia, ante el anuncio de un fallecimiento la familia, las amistades y las personas cercanas acompañaban a los dolientes físicamente, mostrando y expresándoles su apoyo a través de contactos físicos y palabras que los confortan, etc. ante estos eventos los niños se percataban de los hechos, aunque que la información que les hayan proporcionado no haya sido la adecuada. Ahora con la aparición del COVID 19, dichos eventos ya no son posibles, lo cual hace que sea menos evidente cuando ocurre la muerte y a su vez limita a los niños enterarse por su cuenta de lo que está sucediendo, alejando al niño aún más de la realidad que es la muerte.

Tener en cuenta que cada caso, niño, familia, tipo de muerte, edad del niño, cultura, creencias es diferente, aclarando con esto, que esta guía quizá no pueda aplicarse para todos los casos, pero si cuenta con información básica, que sirva al adulto para brindar la información, breve y clara, así mismo, se elabora esta guía para ofrecer recursos que faciliten el poder abordar la situación con mayor confianza y decisión, mientras que para quienes desean indagar a profundidad sobre el tema, en la parte de referencias de a se expondrán los enlaces y referencias y en caso de requerir de la orientación profesional es preferible solicitarlo.

 

Objetivo

Proporcionar a los padres de familia, personal educativo, cuidadores y personas cercanas a los niños la información necesaria para comunicar la muerte de un ser querido a través de algunos pasos definidos.

 

¿Qué es el duelo?

La palabra duelo proviene del latín dolus, «dolor», es la respuesta a una pérdida o separación. Se trata de una respuesta normal y natural, un proceso de reorganización que tiene un comienzo y un final. Lo que no sería natural es la ausencia de respuesta. Es personal y único, cada persona lo experimenta a su modo, sin embargo, produce reacciones generales y comunes.

¿Cómo perciben los niños a la  muerte?

Los niños perciben la muerte como temporal, no tienen el concepto de que la muerte es universal, por su pensamiento egocéntrico pueden pensar que ellos provocaron la muerte, este pensamiento puede llevar al niño asumir culpabilidad, que por sus comportamientos su familiar ha fallecido.

Los niños pequeños perciben la muerte como un sueño por lo tanto esperan un despertar. Para los niños pequeños todos los objetos y elementos de la naturaleza con movimiento están vivos.

 

Desarrollo del concepto de muerte en relación a la edad del niño:

  1. De 0 a 2 años: Desconocen el concepto de muerte, sin embargo perciben la ausencia de su padre o madre, son capaces de responder a cambios de rutina.
  2. De 3 a 5 años: Apoyados en su pensamiento mágico y egocéntrico ven a la muerte como temporal y reversible, similar a dormir.
  3. De 6 a 8 años: La muerte se interpreta como un castigo, lo identifican como un hecho irreversible pero no universal.
  4. De 9 a 12 años: Se adquiere la concepción adulta de la muerte; final, irreversible y universal.
  5. De 13 a 18 años: Pese a que perciben a la muerte como más cercana, se enganchan con actividades de alto riesgo adoptando una actitud «inmortal».

 

Las etapas de desarrollo del concepto de la muerte:

Bárbara Kane Psicóloga clínica, explica que el desarrollo del concepto pasa por tres etapas.

  1. Se adquiere el concepto de separación, es decir, que los muertos no viven con nosotros y que permanecen inmóviles
  2. Se adquiere el concepto de universalidad, es decir, que todos algún día moriremos; se entiende que es irrevocable y que puede ser por un accidente o enfermedad.
  3. En la última fase, el niño entiende la muerte como un término abstracto, al igual que los adultos.

 

Cuando se vive de cerca la experiencia surgen algunas interrogantes:

  1. ¿Los niños se dan cuenta que un familiar ha muerto?

Si se da cuenta a través de la ausencia, al no escucharlo o sentirlo

  1. ¿Es mejor contar o no?

Informarle a los niños brinda la oportunidad iniciar su proceso de duelo de acuerdo a su desarrollo cognitivo, así como le sirve para familiarizarse con el tema y para desarrollar habilidades de afrontamiento.

  1. ¿Puede un niño estar en duelo?

El niño también viven el duelo, puede vivirlo con claridad o lleno de confusiones, vivirlo como un abandono, como una ausencia o separación, la manera en que lo viva dependerá en cómo se le informe, de cómo se vive el duelo dentro del ambiente familiar.

  1. ¿Se le pasará pronto?

Cada niño tiene su propio ritmo para elaborar su duelo tomando en cuenta los factores internos y externos del niño

  1. ¿Le traumatizará?

No genera trauma si se le informa con frases breves y claras, usar el lenguaje del niño y sin dar detalles cuando se trata de una muerte violenta o un accidente, usar la palabra muerte y muerto, aunque no tengan claro el concepto en esos momentos.

 

Cuatro conceptos clave sobre la muerte:

  1. La universalidad: Todos los seres vivos mueren en algún momento, ante este concepto el niño puede preguntar ¿tú también te vas a morir? ¿Papá o mamá también va a morir? ¿Yo me voy a morir?, aquí se puede responder al niño que efectivamente también nos vamos a morir pero seguramente va a ocurrir cuando él ya esté más grande y que hay personas que lo van a poyar y proteger en caso de que lo necesite, el niño puede formular dicha pregunta por temor a quedarse solo y desprotegido.
  2. La irreversibilidad: Quien se muere no vuelve a vivir (los niños interpretan la muerte como una separación temporal), este concepto les puede generar una larga espera, de aquí la importancia de no usar eufemismo como: se fue de viaje, está dormido, se ha ido al cielo, nos abandonó, con este último se corre el riesgo de que el niño se enoje con el fallecido o sentirse culpable de que algo hizo mal por eso lo abandonó o el peor de los casos es que no lo quería.
  3. La causalidad: hay una causa muy fuerte que ocasionó la muerte, si la muerte fue por accidente o enfermedad, decirle que fue muy fuerte por eso ocasionó la muerte, fue muy fuerte que su cuerpo no aguantó y falleció, con esta breve explicación el niño sabrá que con una gripe o una leve caída no le ocasionará la muerte.
  4. El cuerpo deja de funcionar: Se produce porque hay una interrupción de las funciones vitales. El objetivo de este concepto es ayudar a que el niño entienda que cuando ocurre la muerte todas las funciones vitales dejan de funcionar, es decir, la persona fallecida no siente, no ve, no tiene hambre, no se mueve, no respira, no piensa, no tiene frio, no tienen calor, no siente tristeza, no sufre, no siente dolor, no explicar este concepto, el niño puede sufrir al pensar que su ser amado que falleció ha de tener hambre o frio.

Existen tres temores muy frecuentes:

  1. ¿Lo cause yo? (Pensamiento mágico), este pensamiento lo puede llevar asumir culpabilidad.
  2. ¿Me pasará a mí? (Universalidad)
  3. ¿Quién me va a cuidar? (universalidad)

 

Cuatro pasos a tener en cuenta al momento de proporcionar la información:

Dar la noticia sobre la muerte de un ser querido es doloroso y por lo tanto, en ocasiones aunque tengamos el conocimiento suficiente acerca del tema, vamos a requerir del apoyo de otra persona cercana, un profesional o especialista en el tema que nos brinde su apoyo, la diferencia puede estar en que cuando conocemos que los niños también viven el duelo, buscamos alternativas de apoyo para darles la noticia.

  • ¿Quiénes?

Es recomendable que sean los padres, cuidadores, maestros o personas cercanas a ellos, personas con quienes han creado un vínculo afectivo

  • ¿Cómo le explicamos a los niños sobre la muerte de un ser querido?

Indagar un poco sobre cómo se encuentra el niño en ese momento, cómo se siente, preguntar si necesita comer o beber algo, ya que se desea hablar con él sobre un tema importante, saber quiénes son las personas de su mayor confianza y si es posible invitar a dichas personas para que los acompañen, en caso de que señale como persona de su mayor confianza quien ha muerto, se le puede preguntar si hay alguien más que pudiera ser y si prefieren que se le invite a la persona para dicha platica. Recordarle o contarle sobre una experiencia de muerte, puede ser de una mascota, de un conocido, amigo, familiar, averiguar cómo cree que se sintieron los familiares en caso de utilizar una experiencia de muerte de una persona, aquí es importante validar y normalizar las emociones que le vaya surgiendo, para luego dar la noticia.

Usar el lenguaje verbal y corporal del niño, tener cuidado en el tono de voz (no gritar, tampoco muy suave), verle a los ojos y la mirada debe inspirar confianza y seguridad, decirle que su familiar murió a pesar de que el niño no tenga el concepto bien desarrollado y si aparece el llanto en cualquiera de los dos, dejar que fluya, no reprimir.

Después de haber dado la noticia es importante estar atento a sus reacciones, estar abierto a sus preguntas, recordarle que va estar cuidado y protegido (estoy aquí para protegerte) prometer lo que se puede cumplir.

  • ¿Cuándo?

Lo más pronto posible para que el niño tenga la oportunidad de participar en los rituales funerarios y oportunidades de despedida, aunque este último se limita actualmente por la cuestión sanitaria, pero, de cualquier forma, en tanto el niño este enterado podrá participar en los rezos virtuales cuando esto se realiza.

  • ¿Dónde?

Es importante buscar un espacio seguro para evitar posibles riesgos en caso de que el niño muestre una reacción al momento de enterarse, con una temperatura adecuada y sin interrupciones para que el niño no se distraiga en otros eventos.

 

Sugerencias:

Estar abierto a responder sus preguntas con sinceridad, de acuerdo su edad y leguaje, usar un lenguaje claro y breve, usar la palabra muerte puede no resultarle impactante debido a la falta de concepto cuando son muy pequeños. En caso de no saber cómo responder, es válido decir que no tenemos la respuesta en ese momento, pero que nos comprometemos a resolver sus dudas lo más pronto posible

Invitarlo a participar en los ritos fúnebres, explicar con anticipación sobre lo que va a ver (está en el ataúd, con los ojos cerrados, cubierto, con flores y velas cerca del cuerpo, personas llorando, etc.), si después de dicha explicación el niño se niega a participar, es importante respetar.

Facilitar la expresión de las emociones sin forzarlo, respetar su tiempo de reacción, permitirle su espacio, pero sin dejar de estar atento para lo que necesite.

Escuchar, aceptar y respetar los sentimientos y emociones de los niños inmediatamente después de enterarse, así como durante todo el proceso de duelo.

No racionalizar lo que está sucediendo con la intención de no sentir, porque los niños adoptan modelos, ante un proceso de duelo es necesario sentir para luego sanar.

Usar cuentos para abordar el tema de la muerte en vez de usar eufemismo, el primero acerca al niño a la realidad a través de la creatividad e imaginación, mientras que el segundo procura disimular la realidad.

Para los días de muertos quienes rinden homenaje a sus fieles difuntos ya sea de forma dolorosa, divertida o creativa, este puede ser un buen momento para averiguar sobre las inquietudes, lo que sabe y lo que desea saber el niño acerca del tema.

 

Cuentos infantiles que acercan al tema de la muerte:

  1. El pato y la muerte
  2. Vuela mariposa vuela

 

Conclusiones:

Brindar información a los niños sobre la muerte de un familiar puede ser una oportunidad para desarrollar habilidades de afrontamiento o puede ser una limitante, depende en gran medida la manera que el adulto se lo comunique, en cómo lo acompañe en el proceso de duelo, en cómo se vive el duelo dentro del ambiente familiar, así como del desarrollo evolutivo del niño, los factores, biológicos, psicológicos y sociales. Hacer partícipe los niños de los procesos de despedida de acuerdo a las posibilidades del momento por las cuestiones sanitarias, puede resultar menos complejo que cuando los niños y adultos viven su duelo de forma independiente, sin tener la posibilidad de compartir sus sentimientos y emociones, el proceso de duelo puede fortalecer y/o crear los lazos afectivos entre la familia o por el contrario romper las relaciones existentes trayendo consigo otras pérdidas.

 

Referencias

Libro

  1. Cid Egea Loreto. (22 de octubre de 2020). Explícame qué ha Pasado, Guía para ayudar a los adultos a hablar de la muerte y el duelo con los niños. https://drive.google.com/file/d/0B9u21-cXxE5kcU40UVk0WXI5aWM/view

Página web

  1. Fundación Mario Losantos del Campo. (19 de octubre de 2020). Hablemos de Duelo Manual práctico para abordar la muerte con niños y adolescentes. https://www.fundacionmlc.org/noticia/descarga-aqui-guia-duelo/
  2. Publicaciones de información para el paciente Del Centro Clínico de los Institutos Nacionales de la Salud. (21 de octubre del 2020). Cómo hablar con los niños acerca de la muerte. https://faros.hsjdbcn.org/adjuntos/1899.2-talkingsp.pdf

Revista

  1. Álvarez, E. (2020). El niño y la muerte. http://www.revistaaen.es/index.php/aen/article/viewFile/15574/15433#:~:text=Anthony%2C%20en%20la%20mente%20infantil,de%20la%20vida%20(7)
  2. Ordoñez, A. y Lacasta M. A. (22 de octubre de 2020). El duelo en los niños (la pérdida del padre/madre). http://www.seom.org/seomcms/images/stories/recursos/sociosyprofs/documentacion/manuales/duelo/duelo11.pdf

Youtube

  1. Oyakudachi Lydia Gimenez Llort. (22 de junio 2009). Vuela Mariposa Vuela (Cuento para explicar la muerte y el duelo a los niños). https://www.youtube.com/watch?v=_RqjTg_kii0&feature=youtu.be
  2. Casa Tadu. (15 de noviembre 2015). Cuento infantil para explicar la muerte. https://youtu.be/y-3nbWL3OoY

Diplomado en terapia infantil

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
[email protected]