GUÍA DE DEPENDENCIA EMOCIONAL

GUÍA DE DEPENDENCIA EMOCIONAL

Por Jimena Aurora Díaz Covían

 

Por Jimena Aurora Díaz Covían

Las personas que sufren de dependencia emocional tienen un miedo muy grande (consciente o inconsciente) a estar solas, y no pueden concebir su vida si no es al lado de una pareja sentimental, muestran tal ansiedad al hecho de ser abandonados que incluso pueden llegar a tolerar o soportar cosas con tal de no perder la relación.

Generalmente este tipo de relaciones se dan por una baja autoestima, cuando una persona se desvaloriza, no se siente suficiente, ni merecedor, y  tiene mucho miedo a no tener a nadie que lo quiera o lo acepte, esto lo hace vulnerable a generar una dependencia emocional. Y por otro lado es importante señalar que la mayoría de las personas con dependencia emocional se encuentran con parejas con un carácter dominante, que son controladoras y con un perfil psicológico que tiende hacia el egoísmo y el narcicismo, posesivas, autoritarias o déspotas.  La vida del dependiente gira entorno a su pareja, es como el alimento que necesita para vivir, y vive por complacerlo aun cuando se da cuenta que la relación le hace sufrir, por otro lado la pareja al ver que el dependiente vive para él llega a un punto en que abusa de este poder y  suele ejercer maltrato psicológico o n algunos casos físico.

La dependencia emocional es una adicción como lo es el alcohol o las drogas, se genera una necesidad sin control por el otro, se renuncia a la libertad propia para vivir por y para el otro, viviendo una falsa felicidad, que esconde sentimientos de culpa, tristeza y ansiedad.

EL INICICIO DE LA DEPENDENCIA

Cuando estamos enamorados sentimos que todo es maravilloso, estar con la persona nos hace sentir felices, con más energía, y tenemos pensamientos maravillosos y constantes acerca de la persona, esto suele ser muy positivo, pero estas emociones, no nos permiten ver  y conocer a dicha persona objetivamente, para ver si realmente todo de ella lo aceptamos o lo queremos en nuestra vida.

Por esto es importante descubrir cuáles son los valores, características, o aspectos que para mí son importantes que tenga o no una persona, para así poder visualizar si dicha persona encaja o no con mi vida, y así iniciar el contacto sin perder de vista esto,  ya que es común que en esta etapa, toleremos  o aceptemos cosas, acciones o actitudes, que normalmente no soportamos. Y no las soportamos porque no están en sintonía con nuestros valores, con nosotros. Así perdemos el control de la situación cuando de pronto pasa esta etapa y quieres cambiar a la persona.

Uno de los pilares más importantes que debe tener una relación para no generar una dependencia emocional, es la aceptación total de la pareja, si frecuentemente nos cuestionamos porque es o se comporta nuestra pareja de esa forma, si nos molestamos porque hace determinadas cosas que no nos hacen sentir bien, si aceptamos cosas por no provocar un pleito o una discusión pero no nos sentimos cómodos, ni en paz, y este tipo de situaciones nos generan ansiedad, debemos poner atención.

 

SÍNTOMAS DE DEPENDENCIA EMOCIONAL:

  • Necesitar al otro.
  • Exigirle al otro que dé más muestras de que le importo, ya que si no, yo interpreto que “no soy importante para él”, “que no me quiere”.
  • Deseo de que en todo momento quiera estar conmigo, que me demuestre que “soy su prioridad”, aunque a menudo, por la manera de ser del otro, no lo voy a sentir.
  • Generar una gran necesidad de control absoluto del otro (esto lleva a constantes discusiones en la relación)
  • Dejar de ser yo, comportarme de acuerdo al otro, para gustarle, para asegurarme de que no me deje.
  • Puedo llegar a hacer cosas que jamás habría imaginado (incluso degradantes para mí) con tal de no perderlo.
  • Sentir un terrible pánico a que el otro me abandone.
  • Dejar de frecuentar amistades y familia, ya que el mundo gira totalmente en torno a él, nos vamos aislando, aunque el otro, a menudo, sigue con su vida social.
  • La pareja es dueño de nuestros pensamientos y preocupaciones. Nuestros problemas siempre giran alrededor esa persona.
  • La relación nos genera ansiedad, no dormimos bien, a menudo tenemos ganas de llorar desconsoladamente y sintiendo una gran impotencia por la situación.
  • Puede haber frecuentes rupturas y reconciliaciones, siempre volviendo con los mismos propósitos de cambio una y otra vez, una y otra vez…sin resultados.
  • A la persona dependiente, en realidad no le gusta cómo es el otro, le hace sufrir mucho por su manera de ser, comportarse, y por su personalidad, y aun así no quiere dejar de luchar.
  • En ocasiones hay maltrato, no se da en todos los casos, pero en muchos de ellos hay implícito un maltrato psicológico que se hace bastante evidente cuando en una terapia se empieza a analizar y profundizar en los detalles de la relación. A veces, incluso puede ser físico.

 

¿QUÉ HACER PARA SUPERAR LA DEPENDENCIA EMOCIONAL?

1.- Tomar conciencia.  Es el paso más difícil porque el dependiente se aferra tanto a esa relación que la simple idea de tener que alejarse le produce pánico, una ansiedad desagradable. Tomar conciencia implica tener que aceptar que la relación no funciona, y que se va a acabar, y cuando hay una adicción no es nada fácil pensar en vivir sin aquello que sentimos que tanto necesitamos.

2.- Pensar en lo sufrido. Una vez somos conscientes de lo que nos pasa, tenemos que ir dejando espacio en nuestra mente a la idea de que debemos hacer un cambio y soltar al otro. Para ello, es muy bueno pensar mucho en la dependencia, darnos cuenta de todo cuanto hemos llegado a hacer, cuanto nos hemos arrastrado, degradado, cuanto hemos cambiado a causa de esa necesidad de no perder al otro.

3.- Listado negativo. Hacer una lista de todo aquello que no nos gusta del otro, eso por lo cual nos irritamos, decidimos romper, y eso que prometemos aceptar o cambiar en cada reconciliación. Esa lista de características que seguro que tienes muy frescas en tu mente. Repásalas y repite que no van a cambiar. Que esta persona es así y admite que no la aceptas tal y como es.

 4.-Aumentar la Autoestima. Es muy importante, ya sea en ese momento del proceso, hacer un trabajo para aumentar o recuperar el Autoestima.

5.- Acción.  Generar un cambio rotundo, y dejar la relación. Cuando demos éste paso, que nos parecía totalmente imposible, tendremos, que atravesar otro camino tortuoso y duro: aparecerá el Síndrome de Abstinencia. Esto implica:

-Ansiedad

-Desgarro en el corazón

-Pensamientos obsesivos de la persona

-Nos odiaremos por haberle dejado

-Nos arrepentiremos

-Empezaremos a recordar todo lo bueno que tenía y olvidaremos lo malo

-Ganas de llorar

-Insomnio

-Aparecerá una necesidad casi incontrolable de contactar con él.

 

Estos síntomas si se superan, cada vez serán menos intensos, hasta que desaparecerán.

Las recaídas son normales, si bien es mejor esforzarnos por evitarlas. Pero lo importante es que volvamos a nuestro eje, que volvamos a salir de allí con más fuerza y ésta vez con más determinación.

Si en éste punto ya hemos empezado el trabajo con la Autoestima, va a ser más fácil evitar volver a entrar en la misma rueda de la relación.

Es importante el “Contacto 0” para poder desengancharnos de la persona, al principio suele ser difícil, porque al sentir  la necesidad por la persona, es fácil contactarla para calmar la ansiedad, pero reactivamos el malestar de la dependencia, y tendremos que salir otra vez, pero es normal tener estar recaídas, lo importante es volverlo a intentar hasta lograrlo.

 

Referencias:

 

Congost, S. (2014). Manual de Dependencia Emocional Afectiva. Disponible en: https://psicopedia.org/wpcontent/uploads/2014/02/GUIADEPENDENCIA+EMOCIONAL.pdf

 

Regader, B. (2016). Dependencia emocional: la adicción patológica a tu pareja sentimental. Disponible en: https://psicologiaymente.com/pareja/dependencia-emocional

 

Castelló, J. (2005). Extraído de Dependencia emocional: características y tratamiento. Madrid: Editorial: Alianza.

 

Diplomado en Psicología Clínica

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario