Familias que enfrentan un diagnóstico clínico

Familias que enfrentan un diagnóstico clínico

Por Mtra. Michelle Soto Paredes

Por Mtra. Michelle Soto Paredes

La importancia de intervenir con la familia es la base primordial para un seguimiento eficaz dentro de cualquier diagnóstico clínico, de esta manera al capacitar a la familia y teniendo en cuenta la individualidad de cada sistema familiar, se podrán tener mayores resultados, ayudando a la identificación de sus preocupaciones, valorando sus fuentes de apoyo, analizando las fortalezas y áreas de oportunidad como familia y diferencias individuales, favorecerán una adecuada calidad de vida para todos los integrantes.

Palabras claves: Familia, capacitar, preocupaciones, fortalezas, calidad de vida.

The importance of intervening with the family is the primary basis for effective monitoring within any clinical diagnosis, in this way by training the family and taking into account the individuality of each family system, greater results may be obtained, helping to identify of their concerns, valuing their sources of support, analyzing strengths and areas of opportunity as a family and individual differences, will favor an adequate quality of life for all members.

Keywords: Family, training, worries, strengths, quality of life.

………………………………………………………………………………………………..

 

 

 

La familia es considerada como “la unión de personas que comparten un proyecto vital de existencia en común que se quiere duradero, en el que se generan fuertes sentimientos de pertenencia a dicho grupo, existe un compromiso personal entre sus miembros y se establecen intensas relaciones de intimidad, reciprocidad y dependencia” (Palacios, 2020)

Es en la familia donde se brinda el amor, bienestar, protección y educación a los hijos, y la cual es la encargada de dotar de múltiples herramientas para que el primogénito forje su personalidad y carácter. Las expectativas al nacimiento de un hijo, suelen ser muy altas, principalmente desean que tenga salud y posteriormente construyen una idea de lo que les gustaría que fuera de él o ella. Sin embargo, cuando no ocurre así, es decir, cuando el niño a los primeros años presenta alguna dificultad, la familia sufre un desconcierto y aparece el estrés.

El pensar en un diagnóstico, provocaría en los padres ansiedad, tensión, tristeza, celos entre otras cuestiones dolorosas. Es aquí donde se va formando un camino de destrucción-construcción, para el desarrollo de la resiliencia y el afrontamiento asertivo ante cualquier situación.

Sin embargo, también es importante tomar en cuenta a los otros integrantes que conforman la familia, como los hermanos, pues en muchas de las ocasiones, suelen sentirse abandonados, con celos, vergüenza, frustración, enojo o culpa (Martínez Martín & Bilbao León, 2008); por ello es muy importante mantener relaciones asertivas y sanas para generar crecimientos personales y armonía.

Todos los padres viven el proceso del duelo de una manera distinta, pues cuando se encuentran en la espera del nacimiento de su primogénito, comienzan las expectativas generando planes para ellos, esperando un hijo “normal”. Sin embargo, cuando se tiene de por medio un diagnóstico, presentan una reacción normal a la conmoción, que puede durar días e incluso semanas.

El proceso por el que atraviesa un padre de familia sin lugar a duda es complicado y doloroso, debido a que después de la búsqueda de profesionales que brinden asesoría y seguimiento para el diagnóstico del caso, suelen presentar un vaivén de emociones que desestabilizaran a la familia, pues tendrán dificultades para comprender y aceptar el hecho de haber tenido un hijo “anormal” además de enfrentar la conducta cotidiana del niño y sus preocupaciones sobre el futuro del mismo (Miles, 1990).

Algunos padres, pueden llegar a rechazar a sus hijos, pues presentan una sensación de pérdida al no tener el bebé soñado, lo cual provocará un futuro distinto, el cual no esperaban ni mucho menos entiende. Es en este momento donde algunos de los padres se culpabilizan, preguntándose si la condición será una consecuencia de haber realizado algo incorrecto; dichas actitudes pueden llegar a afectar la aceptación y ayuda que le puedan brindar a su primogénito. El trabajar los sentimientos de culpa es una tarea difícil, el brindarles información sobre las causas y el testimonio de otros padres que pueden ayudar a conocer el sentimiento de otra gente que presentan los mismos problemas, favoreciendo la aceptación y tranquilidad.

En ocasiones, a los padres les cuesta trabajo convivir con sus hijos en sociedad, por lo que no los llevan a reuniones familiares debido a que se avergüenzan, consideran que el menor no será bienvenido en la casa de alguien más, o porque es posible que tengan miedo de que el niño no se comporte adecuadamente (Miles, 1990); este miedo limitará a la familia durante convivencias y provocará aislamiento.

A los padres que tienen hijos con necesidades especiales, les preocupa el futuro de sus hijos cuando ellos ya no se encuentren para apoyarlos y ayudarlos a satisfacer sus necesidades, se realizan preguntas que van dirigidas hacia aspectos personales y sociales de su hijo; estas interrogantes dependen de cada niño y familia, pues si desde temprana edad se fomenta el hábito de habilidades socio adaptativas, poco a poco se irán formando herramientas indispensables para una mejor calidad de vida.

La preocupación suele aumentar al paso de los años, es por ello que se debe de planificar con tiempo una vida independiente. Para esto, también deben de estar conscientes de sus expectativas como padres frente a los alcances y limitaciones que los niños y/o adolescentes tengan, es decir, deben de adoptar una postura realista para que los progresos sean los adecuados.

Ante esta situación, es común que los padres sobreprotejan a sus hijos y  razones pueden ser variadas, entre ellas se encuentra el sentimiento de culpa, miedo de las críticas de vecinos y parientes, sentimientos de lastima, de querer proteger al niño débil y desvalido; éstas cuestiones provocarán una dependencia del entorno familiar, sin embargo, con asesoramiento de profesionales, y el trabajo de la familia, se puede llevar a cabo un adecuado seguimiento en la contribución del desarrollo integral del niño.

El trabajo que los padres pudieran realizar con sus hijos para darles a conocer y enseñarles nuevas habilidades, no requiere de tiempo adicional al que comúnmente les proporcionan, pues será este momento el adecuado para comenzar una experiencia llena de conocimientos que generara grandes cambios en la independencia. Por ello es de suma importancia proporcionar un clima de convivencia, respeto y valores dentro del seno familiar, pues será la base del proceso en el desarrollo de capacidades y competencias tanto personales como sociales.

 

Bibliografía

 

Martínez Martín, Á., & Bilbao León, C. (2008). Acercamiento a la realidad de las familias de personas con autismo. Scielo.

Miles, C. (1990). Educación especial para alumnos con deficiencia mental. En C. Miles, Educación especial para alumnos con deficiencia mental (pág. 100). México: Pax México.

Palacios, R. &. (2020). Blogger.com. Obtenido de Funciones y dinámica de la familia: http://psicologiafamiliaydesarrollo.blogspot.com/2010/03/capitulo-2-funciones-y-dinamicas-de-la.html

 

 

Diplomado en Psicologia Clínica

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario