Atizapán de Zaragoza

Estado de México

+52 5558210443

Informes

Lun - Vie 10:00 - 20:00

Horario de Atención

Exclusión educativa y su impacto social

 

Por VILLEGAS MARTINEZ MARIA ISELA

school-2761394_640

Por VILLEGAS MARTINEZ MARIA ISELA

La exclusión social es un fenómeno que ha existido todo el tiempo en el país. En un inicio esto era percibido en el aspecto económico, y en cuanto a desigualdad de derechos, como de oportunidades dentro de la sociedad. Cada día el concepto de exclusión, va creciendo, es decir toma mayor fuerza para incluir más sectores, grupos y personas que se encuentran en una condición de desventaja. En el caso de la educación, se ha determinado hablar de exclusión, refiriéndose principalmente al negar el acceso a escuelas o centros educativos que llaman “de educación regular”. Esto fue en un primer momento que la educación tomo un enfoque que dividía y segregaba a la comunidad educativa, ya que esta estaba clasificada en regular y especial. Sin embargo, hoy nuestra sociedad enfrenta otros retos que tienen que ver con el bienestar de los alumnos dentro de las aulas, ya no es negar el acceso, hoy podemos hablar que por derecho cada individuo puede recibir educación, sin embargo, en la dinámica escolar aún existe la exclusión ya que la inclusión educativa de la que todo mundo habla es un proyecto ambicioso y que requiere de mucho compromiso social, de formación constante, nuevas estrategias, de valores, de identidad entre otros.

La ENEI (Estrategia Nacional de Educación Inclusiva) que propone el Modelo Educativo de la Nueva Escuela Mexicana (2019) define la exclusión en términos generales de la siguiente manera:

“La condición de exclusión social implica una privación de derechos fundamentales. El concepto remite a un fenómeno multidimensional y multifactorial, producto de un cúmulo de circunstancias desfavorables, por lo general interrelacionadas y enraizadas en la manera cómo funciona la sociedad, la economía, el mundo laboral y los sistemas de educación y de salud, principalmente. La exclusión tiene repercusiones graves cuando se traslada al sector educativo, donde la negativa al acceso al derecho a la educación propicia condiciones de injusticia y desigualdad social.”

 

Refiriéndose a la educación pueden existir múltiples:

 Factores que limitan a las personas estar en igualdad de situaciones y oportunidades. Por un lado, tenemos factores externos como la pobreza, la inadecuada alimentación, el impacto cultural, la economía por mencionar algunos. Sin embargo, los internos tienen que ver con el Sistema de Educación y hablando más concretamente en el proceso de enseñanza y aprendizaje que por ende se encuentra dentro de las aulas.

 

“La exclusión educativa puede darse en el acceso, a lo largo del trayecto formativo o en los resultados del proceso. Algunas personas son excluidas desde el principio porque no logran ingresar a la escuela y las que lo hacen no están exentas de ser excluidas; es el caso, por ejemplo, de los educandos que no pueden tener un trayecto formativo regular y  son orillados a abandonar la escuela por distintas razones: reprobación, extra edad, actos de discriminación como modelos de atención que no satisfacen las necesidades de los estudiantes, violencia escolar, desmotivación derivada de una educación sin contenidos significativos o centros educativos poco acogedores o carentes de los servicios y requerimientos/equipamientos más elementales.” (ENEI, 2019).

Aunque se sabe que la exclusión dentro de una escuela está sujeto a factores diferentes, como la infraestructura, los materiales con los que se cuenta, el personal, el ideal y filosofía de cada centro etc., es necesario entender que en el caso de la práctica como tal en las aulas se pueden notar que falta trabajar sobre otros aspectos como los ambientes que es una parte importante para que los alumnos se sientas identificados en dicha institución, es trabajar sobre las diferencias pero no con la intención de excluir, sino tratando de fomentar una cultura de la diversidad que propicie a una aceptación entre los compañeros de grupo y por lo tanto de la comunidad educativa en general.

 

“Otra fuente de exclusión son las prácticas educativas muy arraigadas que esconden sutiles sesgos discriminatorios: por ejemplo, la convicción del personal docente y directivo en el sentido de que los educandos procedentes de los sectores más empobrecidos o aquellos con discapacidad, tienen limitaciones intrínsecas que les impiden sobresalir académicamente, la consecuente baja expectativa en relación con el logro educativo de estos estudiantes, el prejuicio de ciertos profesores de que las mujeres son poco aptas en disciplinas como ciencias y matemáticas o bien en los deportes (favoreciendo con ello la prevalencia de los hombres en el uso de las instalaciones deportivas), la propensión de los docentes a concentrar su atención e interés en los educandos que tienen un mejor desempeño en demérito del resto, que al ser ignorados irán acumulando dudas y vacíos de conocimiento que terminarán por conducirlos al fracaso escolar.” (ENEI,2019).

 

Por lo tanto, el tema de exclusión educativa es muy extenso implica muchas cuestiones y retos de acuerdo a la demanda de los alumnos que va en crecimiento, así como cambios constantes. Es una necesidad trabajar sobre estas restructuraciones para que se pueda estar preparado para cada propuesta que se realiza en la educación, sin embargo el reto mayor está en tratar de entender a los alumnos en un aspecto primordial que es la convivencia y los ambientes en el aula, es entendible que con la dinámica que exige cada modelo no se cubra con todas las expectativas, sin embargo algo que si podemos fomentar he ir cambiando poco a poco es aceptar a la sociedad en tanto es muy diversa en la educación.

Volverse conscientes que la diversidad en todos los sentidos dentro de nuestra sociedad nos enriquece, tal vez es la tarea más complicada como docente o como participante de una comunidad educativa, pero se requiere para un cambio en nuestra sociedad que hasta hoy sigue afectando a aquellos que tienen una condición que los limita en algún aspecto y que indirectamente también se lo debemos a nuestra sociedad                                                       

 

REFERENCIAS     

  • El Blog de Educación y Tic (2016). “10 ideas para trabajar de forma inclusiva en el aula” tiching Blog. Recuperado de:

http://blog.tiching.com/10-ideas-trabajar-forma-inclusiva-aula/

 

 

  • De Tejada, M. (2015). “la escuela desde una perspectiva ecológica” Universidad Pedagógica Experimental Libertador Instituto Pedagógico de Caracas. Recuperado de:

http://ciegc.org.ve/2015/wp-content/uploads/2015/02/Enfoque_ecologico_en_la_escuela.pdf

 

 

  • Pérez, M. (2009). “El concepto de exclusión educativa a partir de los dispositivos de definición de sujetos formados para atender las diversidades socioeducativas” X Congreso Nacional de Investigación Educativa, Recuperado de:

http://www.comie.org.mx/congreso/memoriaelectronica/v10/pdf/area_tematica_10/ponencias/1076-F.pdf

Diplomado en terapia en lenguaje

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
[email protected]