Atizapán de Zaragoza

Estado de México

+52 5558210443

Informes

Lun - Vie 10:00 - 20:00

Horario de Atención

Guía de entrenamiento previo a la lecto-escritura infantil

 

Por UDAVE ESTEFAN MARTHA ELENA

 

light-2223129_640

Por UDAVE ESTEFAN MARTHA ELENA

Cuando hablamos de lecto-escritura es importante aclarar que a diferencia del lenguaje oral que es un proceso que se adquiere de manera natural, por decirlo de alguna forma, el lenguaje escrito se obtiene de una manera sistemática.

Según Romero (2004) a la edad de 6 años es cuando un niño ya ha adquirido cierta psicomotricidad, además entiende que la escritura tiene una función simbólica y también tiene cierta madurez emocional para iniciar este reto.

Es fundamental la adquisición de las habilidades mencionadas antes de iniciar el proceso de lecto-escritura.

Algunos consejos para fomentar la habilidad de psicomotricidad infantil son:

Motricidad gruesa:

  • Aplaudir al ritmo de la música.
  • Practicar juegos de equilibrio.
  • Carreras de obstáculos.

Es importante tratar de enseñar al momento del juego a los niños la orientación espacial y la orientación temporal, por ejemplo: primero vamos a mover los brazos hacia arriba y hacia abajo, después a la derecha y a la izquierda, por último, para adelante y para atrás. Esto les ayudará a lograr una buena lateralización que es fundamental para un buen aprendizaje en general y elemental para lograr una buena lecto-escritura.

Motricidad fina:

  • Rasgado: Usando los dedos índice y pulgar, separar un papel en tiras.
  • Trozado: Con los dedos índice y pulgar cortar el papel en pedacitos.
  • Boleado: Hacer bolitas de papel usando los dedos índice y pulgar.
  • Coloreado: Colorear dibujos tratando de no salirse de los bordes y de manera uniforme, usando crayones, plumones o colores de madera.
  • Modelado: Crear figuras con plastilina o materiales similares usando los dedos.

Todas estas actividades ejercitan la coordinación en las manos para poder tomar correctamente el lápiz al escribir.

Para continuar con la etapa de grafomotricidad, se sugiere seguir el trazo de formas, pegando sobre ellas bolitas de papel o diamantina, pintarlas con pintura digital o inflable, también se pueden colorear con gises, crayones o colores de madera para por último usar el lápiz. (conociendo y comparando previamente diferentes materiales).

La escritura tiene una función simbólica, esto quiere decir que transmite un mensaje, esta es otra habilidad necesaria previa el proceso de lecto escritura, la mejor forma de que los niños la entiendan es buscar situaciones de la vida diaria donde sea necesario que ellos traten de adivinar o deducir el significado de las palabras que contienen un letrero o anuncio, ayudándose con los dibujos que a veces tienen estos o apoyándose en el contexto.

También leer a los niños cuentos con frases cortas e imágenes, ayuda a que ellos puedan identificar que un lenguaje oral puede ser representado por medio de signos y letras en un lenguaje escrito.

La última habilidad necesaria previa al proceso de leer y escribir es propiciar cierta madurez emocional en el niño como lo cita Romero (2004): “que le permita no desalentarse ni frustrarse ante el esfuerzo desplegado para lograr los automatismos correspondientes a esas primeras etapas”.

Lo anterior nos da la pauta de educar en un ambiente positivo es decir es importante elogiar los logros del niño e impulsarlo a buscar siempre hacer las cosas bien así también cuando se equivoquen usar críticas constructivas para lograr que se desarrollen con autoconfianza y no desistan en alcanzar sus metas.

También se sugiere usar técnicas de mindfulness (atención plena)  para mejorar la concentración y aprender a manejar las emociones.

Por ejemplo: la técnica del semáforo (puede realizarse en el salón de clases o en la casa, se puede tener un semáforo simbólico o solo hacer mención a los colores).

Cuando el niño tiene una actitud negativa respecto a algo, se le indica con el color rojo que ponga alto a esa conducta, luego mencionándole o mostrándole el color amarillo se le pide que reflexione y piense como va a cambiar a una actitud positiva y por ultimó con el color verde se le indica que siga participando de una manera cordial en la actividad.

Cuando el niño domina hasta cierto punto la psicomotricidad, entiende la función simbólica y puede controlar sus emociones, podemos decir que esta listo para aprender a leer y escribir. Ahora le toca al maestro tener paciencia porque no todos los niños alcanzan al mismo tiempo estas habilidades y después escoger el método que crea más conveniente según las necesidades de los alumnos para la enseñanza de la lecto-escritura.

 

Bibliografía

Romero, L. (2004). El aprendizaje de la lecto-escritura. Lima, Peru: Fe y Alegria

Diplomado en terapia infantil

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
[email protected]