Escenarios de la educación

Escenarios de la educación

 

Por MORALES AGUIÑAGA, ALBA DANIELA

 

Por MORALES AGUIÑAGA, ALBA DANIELA

Introducción:

La educación es un tema bastante complejo y de gran relevancia para el desarrollo de las personas y de las sociedades. Existen una gran variedad de definiciones y conceptos sobre esta, pero todos tienen algo en común: implican al hombre y al contexto, por lo que esta relación y las influencias recíprocas que se provocan durante este proceso, muestran que la educación no puede darse en un solo escenario debido a que nos movemos en múltiples entornos e interactuamos con diversos agentes educativos de manera permanente.

Los procesos educativos se transforman de acuerdo a los diferentes escenarios donde se llevan a cabo, por lo que se ha buscado estudiar y delimitar a la educación con el propósito de analizarla, entenderla y mejorar la intervención educativa que se lleva a cabo a lo largo de la vida.

Desarrollo:

La educación ha sido ampliamente estudiada por una gran cantidad de autores, debido a su importancia en el desarrollo y crecimiento personal y social.

La Ley General de Educación, en su artículo 5°, refiere que:

“Toda persona tiene derecho a la educación, el cual es un medio para adquirir, actualizar, completar y ampliar sus conocimientos, capacidades, habilidades y aptitudes que le permitan alcanzar su desarrollo personal y profesional; como consecuencia de ello, contribuir a su bienestar, a la transformación y el mejoramiento de la sociedad de la que forma parte” (2019).

La educación es entendida por García, Ruiz & García (2016) como un proceso de desarrollo de un individuo que se va logrando a través del tiempo en diferentes fases y que requieren una serie de acciones coordinadas unas con otras a lo largo de la vida.

La educación, al ser un fenómeno humano, da pauta a que se encuentre integrado en todos los ámbitos de la vida del hombre. Es por esta razón que ha tratado de delimitarse de acuerdo con diversas características a fin de comprenderla mejor y perfeccionar las acciones que se llevan a cabo en los diferentes contextos.

De acuerdo con Coombs (1990, citado por García, Ruiz & García, 2016), la educación se clasifica en:

  1. Educación formal
  2. Educación no formal
  3. Educación informal

Estos tres conceptos están interrelacionados, y tienen campos de actuación delimitados. Para poder diferenciarlos y detectar el contenido específico que aborda cada uno, Vázquez (1998, citado por García, Ruiz & García, 2016) define los criterios a tomar en cuenta:

  • Duración: la educación es permanente y continua a lo largo de la vida, existe siempre que haya interacción humana con el contexto.
  • Universalidad: la educación es un derecho y deber de todos, debemos acceder a ella sin limitación alguna.
  • Institución: la educación se lleva a cabo en lugares específicos de acuerdo a cada escenario.
  • Estructuración: la educación tiene una organización concreta para el logro de los objetivos.

Los escenarios donde sucede la educación dependen de estos criterios, quedando delimitadas sus características de la siguiente manera:

La educación formal tiene que ver con todo proceso educativo que está sistematizado, planeado, jerarquizado y oficializado, y que conduce a las personas hacia el fortalecimiento de conocimientos, destrezas y competencias básicas (García, Ruiz & García, 2016). Un ejemplo de esta modalidad de educación son las escuelas, donde la educación formal se lleva a cabo por una persona o un grupo de personas oficialmente designadas para ello (Savater, 1997, citado por Soto & Espido, 1999), en este caso, podría decirse que los docentes de las instituciones escolares son los encargados de esta función, más sin embargo, toda la comunidad educativa debieran participar activamente (Ley General de Educación, 2019) en este escenario educativo para construir escuelas más eficaces y que se dé respuesta a las necesidades específicas de todos los sujetos que lo conforman.

En México, como ejemplo de educación formal, la Ley General de Educación (2019), en su artículo 1°, insta a que la educación es un derecho de todos y es necesaria para alcanzar el bienestar de todas las personas. Así también, su artículo 7° indica que la educación impartida por el Estado será obligatoria, laica, gratuita, pública, universal e inclusiva; y el Artículo 3° Constitucional (2021), advierte que es responsabilidad del Estado impartir y garantizar la educación básica (educación inicial, preescolar, primaria y secundaria), la educación media superior y la educación superior, (licenciatura, especialidades y posgrados), por lo que se puede observar que existe una estructura bien definida, planeada, y se avanza en orden jerárquico, además, se imparte en escuelas, se evalúa con el fin ser promovido y obtener algún título al concluir.

La educación no formal se puede definir como “el conjunto de instituciones y medios educativos intencionales con objetivos definidos que no forman parte del sistema de enseñanza formal” (Soto & Espido, 1999, p. 312), de esta manera, las acciones que se llevan a cabo en este escenario están planificadas de manera intencional para responder a las necesidades formativas puntuales. Al no operar dentro de la estructura del sistema educativo formal, existe mayor posibilidad de que sean flexibles y se adapten a cualquier contexto y situación, por lo que se está dirigida a todos los sectores de la población y es de acceso voluntario. (García, Ruiz & García, 2016).

Ejemplos de este escenario educativo podrían ser los centros de idiomas, cursos de formación continua profesional, cursos de verano, etcétera, donde existen objetivos explícitos de formación, pero no otorgan grados propios del sistema educativo oficial. (García, Ruiz & García, 2016).

La educación informal se refiere al proceso permanente donde todo aprendizaje se genera a partir de la interacción con el contexto, a la comunicación con quienes nos rodean y las experiencias que se adquieren de manera diaria. (García, Ruiz & García, 2016).

Este aprendizaje no tiene una intencionalidad específica, se desarrolla de manera espontánea en diversos escenarios, por ejemplo, el patio del recreo cuando los niños juegan, las redes sociales, una cena familiar, un convivio entre colegas, viendo la televisión, etcétera; es decir, la educación informal está presente en cualquier lugar y en cualquier momento en que haya interacción de una persona y el contexto.

Si bien la educación se ha clasificado y delimitado la educación en diferentes escenarios de acuerdo a criterios específicos, no significa que alguno tenga mayor importancia que el otro, al contrario, debe plantearse la necesidad de verlos como entornos que requieren complementarse para lograr el desarrollo integral del ser humano.

Conclusión:

Los avances en el desarrollo a lo largo de la historia han causado que se busque dar respuesta a las necesidades que van surgiendo, por lo fue forzoso observar y analizar los diversos escenarios educativos en que el ser humano interactúa a lo largo de su ciclo vital con la intención de comprender y mejorar los procesos educativos.

La educación que nos acompaña desde el primer momento de la vida es la educación informal, y quienes se encargan de ella es la familia, después irán interviniendo la escuela y los contextos no formales, por este motivo, los tres escenarios de educación son complementarios, y pueden estar entrelazados en los múltiples momentos de la vida, por lo que son permanentes e igualmente importantes para el desarrollo y crecimiento integral de cada una de las personas y la sociedad en la que viven.

Referencias:

Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión. (2019). Ley General de Educación. México. Recuperado el 20 de julio de 2021, de http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGE_300919.pdf

Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión. (2021). Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. México. Recuperado el 20 de julio de 2021, de http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/1_280521.pdf (Constitución publicada originalmente en el Diario Oficial de la Federación el 05 de febrero de 1917).

García, L., Ruiz, M. & García, M. (2016). Claves para la educación. Actores, agentes y escenarios en la sociedad actual. Narcea Ediciones. [Versión en línea]. Recuperado el 19 de julio de 2021 de https://elibro-net.ezproxy.uveg.edu.mx:2048/es/ereader/bibliotecauveg/46030

Soto, J. & Espido, X. (1999). La educación formal, no formal e informal y la función docente. Innovación Educativa, (9). Recuperado el 19 de julio de 2021 de: https://minerva.usc.es/xmlui/bitstream/handle/10347/5208/pg_313-328_inneduc9.pdf?sequence=1

Diplomado en Psicología Clinica

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja una respuesta