Entre roles te veas

Entre roles te veas.

Creo que los temas de lo que es el rol y el tema de las expectativas son temas que atraviesan muchos de los intereses y/o campos humanos, me refiero a que por ejemplo en el campo de las relaciones de pareja se tocan tales temas, pero también en el campo de la familia, del trabajo, de los fenómenos derivados de la convivencia en grupo, y  en lo referente al quehacer psicoterapéutico también.

El rol se podría ver como el script que todos tenemos en el gran escenario de la  vida, Bezanilla y Miranda, citando al mismo moreno, expresan al respecto.

La forma operativa en la que el individuo asume en el momento específico en el que reacciona a una situación específica en la cual están involucradas otras personas o cosas.

A partir de esta definición se puede entender, entre otras cosas, que este concepto se encuentra asociado a la interacción, luego el concepto de expectativa diría que parte del concepto de Rol, debido a que el Rol es como arriba se dice una forma de operar, de actuar, y de esa forma de actuar probablemente, después se produce lo que él “otro” (la persona con la que interactúo) espera en un futuro, (la expectativa), claro que esta expectativa, puede ser fundada o infundada, ser satisfecha o frustrada, ser de los otros hacía mí , de mí hacía los otros, o de mí para conmigo mismo. Más extensamente, el concepto de Rol y por añadidura, el de expectativa.

En el asunto de la pareja, por poner un ejemplo, tenemos a dos personas que forman la misma, una frente a la otra, en cada una de ellas hay una forma de reaccionar o comportarse (Rol) y al mismo tiempo, en cada una de ellas existe una expectativa hacía el otro. Yo como parte integrante de la pareja quizá quiera satisfacer algunas de las expectativas que yo supongo que mi pareja tiene hacía mí y probablemente en ella pase algo muy similar, quizá ella querrá satisfacer algunas expectativas que ella supone que yo tengo, esto puede generar un problema, y  suponer no es lo mismo que conocer, yo puedo estar ofreciéndole al otro algo que en realidad él no quiere, por lo tanto ni pide ni pedirá, por lo que será utilísimo que antes de ofrecer o sólo intuir yo pregunte (para conocer), ahora, por otro lado creo que lo que yo supongo que mi pareja espera de mí, por una parte , está relacionado con el Rol, el Rol de hombre y el Rol de Mujer que tengo “troquelado” en mi mente, ¿qué idea de lo que debe hacer un hombre tengo?, ¿qué idea de lo que debe hacer una mujer tengo?, ¿de dónde viene esa idea?, quizá trataré de ser como mi héroe, como mi modelo, ¿de dónde viene ese héroe o modelo?, algún postulado busca dar respuesta a partir de la teoría de aprendizaje vicario (Bandura) y nos explica que copiaremos las conductas (tomaremos como modelo) de alguien que obtenga por cierta conducta consecuencias para nosotros valiosas, envidiables, positivas, etc., por otra parte, esta también relacionado con lo que yo mismo espero de mí, ¿qué tipo de pareja me gustaría ser con mi pareja? , ¿qué ejemplos de cómo ser pareja me dieron personas importantes para mí? , etc.,  ¡ resulta difícil !,  ¡ tantos factores ¡, más hay otro elemento, en muchos enfoques psicoterapéuticos se nos señala de lo que puede suceder cuando un Rol se cristaliza o petrifica, entendiendo esto como que esta forma de reaccionar se generaliza a tal grado que pierde a veces su intención y origen primero y con ello lo sano que podría contener, el Psicodrama tiene una postura ante esta situación, Rosana Nitsche, nos dice al respecto.

“En Psicodrama el objetivo es transformar las respuestas que se han rigidizado convirtiéndose en roles poco adaptativos, para permitir el encuentro de nuevas alternativas”

Considero que la rigidización de roles puede suceder también en el acontecer psicoterapeútico,  ¿qué pasa si el  paciente o consultante en sesión tiende a rigidizarse en un Rol de “ el pobrecillo de mí”?, ¿o si sólo se encuentra en el Rol del que “ sólo habla y  habla ” (sólo en el lenguaje verbal), en el enfoque Psicodramático se plantea un camino para que esto se evite durante la representación, se echa mano de cambiar de lugar físico al protagonista , cuando se le indica “cambia de rol con.. “ , pero no sólo se busca  una diferente perspectiva física-motora, sino una diferente perspectiva cognitiva, y emocional,

También para evitar esta rigidización el Psicodrama propone técnicas, como la escultura la que a su vez se apoya en otra como el espejo, que como dice Nitsche favorece que el protagonista vea, como observador, “desde afuera”, su escena y capte aspectos distintos del conflicto .considero que este ver desde afuera es el que permite una modificación de la percepción en el propio participante.

En cuanto al papel o rol del terapeuta, este también genera expectativas en el paciente y en él terapeuta mismo, en relación al paciente, ya lo menciona el propio Moreno:

“La expectativa de un terapeuta-héroe es con frecuencia la causa motora del ingreso del paciente a tratamiento. Esta expectativa proviene de su necesidad de ayuda y salvación y no siempre puede ser satisfecha por el terapeuta.” (p.87)

Imaginémonos, si en el terapeuta existiera la expectativa de ser el “salvador” de los pacientes, esto podría tomar formas muy dañinas para todos.

Tanto en el ámbito de pareja, como en el psicoterapéutico, y en otros muchos, sería útil que las personas buscáramos realmente un encuentro pero teniendo en el cuerpo, en el alma  y la mente lo que afirmó alguna vez Fritz Perls.

“Yo hago lo mío y tú haces lo tuyo, no estoy en este mundo para llenar tus expectativas y tú no estás en este mundo para llenar las mías, tú eres tú y yo soy yo y si por casualidad nos encontramos,  es hermoso, sino no puede remediarse”.

Si tanto el paciente como el terapeuta, o ambas parte de la pareja mostráramos un rol flexible y por ende expectativas flexible quizá tendríamos más encuentros que desencuentros, como Moreno  describe que puede es lo importante:

“Significa estar juntos, encontrarse, tocarse dos cuerpos, ver y observar, palpar, sentir, compartir y amar, comunicación mutua, conocimiento intuitivo mediante el silencio o el movimiento, la palabra o el gesto, el beso o el abrazo, unificarse” p81

BIBLIOGRAFIA.

Bezanilla, José, y Miranda, Amparo, (s/f), La Socionomía y el pensamiento de Jacobo levy moreno: Una Revisión Teórica, tomado de Manual de Diplomado en psicología Clínica e Intervención Psicoterapéutica , Evaluación Psicológica Integral, Individuos,  Familia y Grupos, Módulo # 2, Asociación Mexicana de Psicoterapia y Educación, A.C., 2017 ,México.

Moreno, J.L. (1966) Psicoterapia de grupo y psicodrama, tomado de Manual de Diplomado de Especialización  en Psicología Clínica e Intervención Psicoterapéutica de la Asociación Mexicana de Psicoterapia y Educación A.C. Módulo 1. México.

Nitsche, Rosana, (s/f) El uso de la Técnica de la Escultura en el Modelo Centrado en las Soluciones, tomado de Manual de Diplomado de Especialización  en Psicología Clínica e Intervención Psicoterapéutica ,Técnicas de Intervención en psicoterapia, Módulo #3, de la Asociación Mexicana de Psicoterapia y Educación, A.C.México.

Perls, Fritz, (1974)  Sueños y Existencia;  Introducción, Ed. Cuatro vientos, Santiago de Chile.

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja una respuesta