En el consultorio algo llamado… Psicopatología y Psicología

En el consultorio algo llamado… Psicopatología y Psicología.    

Lic. en Psicología Ángeles Edith Ruíz González

 

Resumen

Para este último modulo del diplomado me gustaría presentarles más que un guía, una forma de vida a través del ojo de la psicología y la patología no de forma especialmente científica, sino a modo de historia, pues ambas palabras aunque parezcan contrarias son hermanas, no es como antídoto y veneno, tienen un trasfondo, será un recorrido con frases dichas por los propios pacientes durante la terapia, con distintas historias de vida y estatus social o económico, pero una cosa en común acuden a terapia como salvación, escape, ayuda, guía o justificación, esta es una experiencia personal del consultorio y de algunos talleres, pues para ejercer se requieren más que libros, se requiere ser humano.

Palabras clave: Psicología, Psicopatología, Sujeto, Salud mental, Enfermedad, Acompañamiento y Autodescubrimiento.

Introducción.

Comenzar a hablar de psicología y psicopatología requiere contextualizar desde donde y a partir de que postura lo hago, pues es entonces importante mencionar que mi consultorio está establecido en el estado de México en el municipio de Ixtapaluca, en la Unidad Cuatro Vientos, donde la población en su mayoría tiene una economía de baja a clase media, donde la educación  de los pacientes que he atendido va desde primaria hasta superior en curso (niños, niñas, adolescentes y adultos), que para este trabajo no tendrán distinción pues los motivos de consulta varían.

En la universidad se aprenden teorías y corrientes de psicología que sin embargo a la hora de la práctica no siempre son funcionales en todos los casos, la corriente que mayormente me hizo sentido durante la carrera fue la teoría psicoanalítica, es por ello que posiblemente se vea durante el desarrollo de este trabajo en varias ocasiones, sin embargo ahora he adoptado a mi quehacer terapéutico la teoría Psicodramáticas, ambas con sus variaciones según el paciente, su edad y problemática.

A partir de esto comenzare por desarrollar los conceptos Psicología y Psicopatología. Es por ello que tomaremos la definición de psicología de acuerdo a María de la Luz Nolasco del Ángel, de la UAEH:

Los elementos de la definición de psicología son: ciencia, conducta, proceso mental y personalidad los que se describen de manera precisa en el mapa. La psicología es ciencia porque es sistemática, objetiva y los hechos se pueden comprobar. La conducta son las respuestas de los organismos para adaptarse al medio. Los procesos mentales son actividades internas que no podemos observar directamente (pensar, aprender, recordar, entre otros) pero que influyen en la conducta. A la personalidad se le define como la suma de cualidades o características físicas o psíquicas que hacen a una persona diferente a las demás, cabe hacer mención que existen diversas definiciones de personalidad y todas ellas consideran los rasgos que distinguen a una persona de otra. (Nolasco M, s/a)

Por consiguiente esta ciencia será esencial para el trabajo con otra persona dentro de un proceso terapéutico, sin embargo la otra parte a tomar en cuenta es que si nos consultan, comúnmente es porque algo no anda tan bien, aquí es cuando aparece la enfermedad o Psicopatología en algunos casos.

Definición de Psicopatología

Estudio de las causas, síntomas, evolución y tratamiento de los trastornos mentales. En un sentido amplio la Psicopatología integra también conocimientos sobre la personalidad, la conducta patológica, la estructura familiar y el entorno social.

Según el Dr. J. Vallejo Ruiloba:

La Psicopatología es la fundamentación científica de la Psiquiatría, para lo cual precisa delimitar conceptos generales con validez universal en el campo de la patología psíquica. (ENCICLOPEDIASALUD.COM, 2016).

Con lo anterior o quiero decir que por ello todos los que nos consultan tienen jun  trastorno mental o enfermedad, simplemente es para conocer y tener un mejor entendimiento de la profesión, e incluso algunos mitos y angustias que los pacientes traen con  nosotros. Sin más por el momento les invito a continuar con el desarrollo.

Desarrollo.

A través del tiempo en el consultorio con diferentes pacientes he escuchado diversos motivos de consulta pero algo que tienen en común es: ¿Usted me puede ayudar?, Es que ya no sé qué hacer, Es que ¡ya no puedo!, o bien Con Él/Ella ya no sé qué hacer, No escucha, No quiere, No entiende, ¿Qué tienen en común? En el primer grupo la responsabilización de si mimos y el reconocimiento que algo ya no está funcionando, mientras tanto en el segundo grupo la culpa y la responsabilidad es del otro y quien lo/la trae es quien va “ayudarlo o casi salvarlo”,  pero ambos grupos tienen en común que ya llegaron al límite de sus recursos, que consultan porque no funcionaron otros remedios, o bien porque alguien les dijo que fueran al psicólogo (a). Este tipo de situaciones traen en la mente del paciente o consultante mitos acerca de la labor dentro del consultorio les pondré algunos ejemplos, con nombres distintos para cuidar su privacidad.

Cintia y Julián, él de 31 y ella 32 una pareja que consulta por terapia, ya que la relación  no está bien, al llegar al consultorio el motivo de consulta comienza con una serie de rodeos y menciona él: lo que pasa es que ella no está bien tuvo muchos traumas con su ex pareja y por eso tenemos muchos problemas, ella no menciona ninguna palabra, su postura física se muestra encorvada y comienza a llorar, por lo que él continua mencionando, es que ya no sé qué hacer, le doy la palabra a ella para saber su motivo de consulta y comenta: es que yo viví muchas cosas con el papá de mis hijos y he tratado de cambiar pero no puedo, me pasaron muchas cosas y él no me entiende. En este primer acercamiento podemos esclarecer como en efecto al venir a consulta se trae una carga que ya no es soportable, ni para el que se considera el problema ni para el que lo tolera, desde este punto es importante mencionar que ese proceso será responsabilidad de ambos y a modo de negociación podrán expresar sus preocupaciones, siendo lo más respetuosos posible del otro (a), ya que la perspectiva de cada uno es completamente importante y real pues así se viven y no necesariamente será compatible. Desde  este momento se coloca una línea de respeto y se comienza a responsabilizar a cada quien de lo que hace o dice, si esto no ocurre el consultorio puede convertirse en un cuarto de peleas, donde más allá de descubrir a cada uno en su rol, se crearan más discusiones de las necesarias, también esclarecer que el rol del terapeuta no es cambiar al otro (a) a modo de que sea mejor pareja, o se adecue al sistema familiar es importante, porque así no avanzaran con la falsa expectativa de compostura, ya que más que adaptación es necesario que ellos creen consciencia acerca de  quiénes son y a donde se están dirigiendo, para que tomen rienda en su vida y por lo tanto responsabilidad.

En este caso anterior se habló de pacientes adultos sin embargo ¿Qué sucede con los niños y niñas? Comúnmente esta población es mandada por las escuelas o bien algunos padres que refieren que son groseros o no aprenden, sin embargo antes de aceptar toda la versión de los padres me parece importante tomar en cuenta al niño (a), y no invisibilizar su opinión pues ellos son los que emprenderán el trabajo terapéutico y es importante esclarecer dudas como que no les vamos a recetar algo, o que si ellos no se sienten cómodos con algo no se les obligara, es acá donde a veces a quien se le pone límites es a los padres, ya que del mismo modo a veces lo que se busca es que les digamos como controlar a sus hijos o que comiencen a aprender casi de forma exprés. Y aquí abro un tema que es la evaluación o diagnóstico, pues como es común cuando nos consultan se demandan verdades o un ¿Qué tiene? Aquí es importante que al evaluar, hablemos de que es un mapa para buscar alternativas, sin embargo que es importante  no comprar como absoluto e irrefutable, ya que al ellos trabajar consigo mismos ya están cambiando porque tienen esa capacidad de decidir. Pues nosotros no lo hacemos por ellos incluso hablando de psicopatología si tenemos las herramientas para identificar conductas de riesgo y es necesario un trabajo multidisciplinario se hace, pues nosotros no medicamos o tenemos una preparación específica para dar remedios mágicos.

Continuando con la psicopatología, esta aparece como anormalidad en el dicho coloquial, llegan al consultorio nombrados como: raros, extraños o yo no era así, yo en lo particular considero que aunque sepamos de la patología y él/ ella lo sepan, es muy importante no hacerlos sentir así por el contrario que trabajen como todos y apoyarles del mismo modo, siendo empáticos y creativos, ya que dependiendo de la personalidad uno se puede adaptar a ir descubriendo las posibilidades y fortalezas del paciente, ya que estas le sostendrán y fomentaran otras herramientas más que incapacitarlos, esto no les permitirá caer en zonas de confort, pues la psicoterapia será dinámica y le podrá proyectar cuantas veces sean necesarios los contenidos que requiere, esto lo he ocupado con pacientes psicóticos y con discapacidades motoras, que venían limitados por el entorno y ellos, que aun cuando poseen un diagnostico esto no debe ser impedimento para trabajar con sus vidas, que puedan mirar que la diferencia está en todas las personas y ellos (a) pueden hacer también. En este sentido es importante esclarecer con la familia que ese sistema también requerirá del trabajo colaborativo para hacer moverse la maquinaria, que aunque ellos no sean los pacientes pueden apoyar a un mejor aprovechamiento y autoaprendizaje del paciente.

La curiosa paradoja es que cuando me acepto a mí mismo, puedo cambiar. Carl Rogers.

Retomando esta frase de Carl Rogers psicólogo humanista, comenzare a cerrar este tema pues el proceso de aceptación del paciente jugara un lugar importante ya que si puede auto descubrirse con sus pros y contras, escuchando sus necesidades como sujeto de donde viene, será un buen paso para poder aceptarse sin tanta crítica y limitación que este puede poner para sí mismo, si este consigue responsabilizarse de él, será un camino más consciente y podrá crear soluciones sin depender de otro, modificando cuantas veces sea necesario en su propia vida, nosotros seremos entonces ese acompañamiento que le permita ese paso pero nunca diciéndole de qué modo, pues cada quien tiene una historia de vida distinta así como necesidades.

Conclusión.

Siempre busqué fortaleza y confianza fuera de mí, pero viene desde adentro. Está ahí todo el tiempo.  Anna Freud.

Espero estas experiencias les sirvan para crear más que un modo, una opinión y abrirse a trabajar con otros humanos simplemente, que como todos tienen complicaciones y una historia de vida, que no porque nosotros hayamos estudiado algo relacionado con las ciencias de la salud o humanidades, posemos la verdad absoluta, que por el contrario esto sea un pretexto para también mirarnos y trabajar con nosotros siempre, que esa fortaleza y con fianza como menciona Ana Freud está dentro, no fuera en el reconocimiento de otros, no en los títulos o reconocimientos, que está en cada uno y puede ser una lámpara para alumbrarnos como terapeutas, pero por supuesto y lo más importante como personas.

Les invito entonces a tener humanidad y dejarse ser más allá del lugar del saber, ya que un humano si mira, siente y ve al otro, en cambio un papel o título no. Seamos responsables y trabajemos con consciencia también que si en algún momento algo está fuera de nuestro alcance, busquemos ayuda o de otros profesionales para que quien nos consulta pueda tener la mejor calidad de nuestra parte.

Referencias.

ENCICLOPEDIASALUD.COM (2016). Definición de Psicopatología. Septiembre 20, 2018, de enciclopediasalud.com Sitio Web: https://www.enciclopediasalud.com/definiciones/psicopatologia

Freud, A. (S/A). Las 100 Mejores Frases de Psicología de Psicólogos Famosos. Septiembre 20, 2018, de Lifeder.com Sitio Web: https://www.lifeder.com/frases-psicologia/

Nolasco, M. (S/A). Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Definición de Psicología. Septiembre 20, 2018, de UAEH Sitio Web: https://www.uaeh.edu.mx/scige/boletin/prepa3/n1/m3.html

Rogers, C. (S/A). Las 100 Mejores Frases de Psicología de Psicólogos Famosos. Septiembre 21, 2018, de Lifeder.com Sitio Web: https://www.lifeder.com/frases-psicologia/

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

 

Deja un comentario