El Uso de la Tecnología en los niños

El Uso de la Tecnología en los niños

por Dr. Javier Alejandro Hernández García

 

por Dr. Javier Alejandro Hernández García

En los últimos años ha sido de gran interés para médicos, psicólogos, maestros, padres, entre otros; si se debe dar acceso a la tecnología a los niños o si esto les desencadenaría una serie de trastornos o traumas en su vida adulta y a decir verdad, no es un tema del que se pueda escapar fácilmente, puesto que en la actualidad prácticamente vivimos rodeados de tecnología por todas partes, el acceso a toda clase de información está prácticamente en solo cuestión de segundos simplemente con abrir el explorador de nuestros celulares, sin embargo los padres como los principales responsables en la formación de sus hijos también deben educarlos en el buen uso de estas tecnologías.
No cabe duda que el acceso a tecnologías ha mostrado grandes beneficios, hoy por hoy se utilizan sobre todo programas en las tabletas como medio para el aprendizaje o incluso con aplicaciones más específicas que ayudan a mejorar problemas de atención o memoria, y en algunas escuelas se empieza e incentivar el uso de tecnologías para reforzar el aprendizaje en la escuela o simplemente fomentarlo, puesto que los niños muestran un gran interés en el manejo de las mismas y se observa que interactúan fácilmente con ellas adquiriendo toda clase de conocimientos.
Pero qué ocurre si se les da la llave a esta puerta sin que se tengan procesos, pautas, instrucciones a seguir para el uso de lo que encontrarán ahí adentro, imposible saberlo con certeza, por lo que es necesario no sólo conocer los beneficios de la tecnología y aprovecharlos sino también tener presente que son herramientas que se han utilizado para dañar a los niños y adolescentes, desde el envío de imágenes inapropiadas, predadores infantiles, violencia sin límites, pero; incluso situaciones más simples como el sencillo hecho del desperdicio y mal uso de su tiempo, evitar que interactúen con otros niños, uso de éstas para evitar la disciplina, etc.
Desde mi humilde opinión creo que los niños y jóvenes cometen muchos errores con la tecnología porque ésta se vuelve prácticamente su compañera de vida, amiga, confidente, la que responde a todas sus interrogantes y dudas, muchas veces no de una manera correcta, porque no todos los sitios que se visitan son seguros, honestos y terminan creyendo lo que algún semejante le diga al respecto del tema, por lo que es de vital importancia los padres se responsabilicen acompañando a sus hijos durante la introducción a toda clase de tecnologías, hacer de esto algo interactivo y no solo dedicarse a bloquear paginas o supervisar 24/7 qué páginas o con qué personas conversan, deben existir periodos en los cuales los padres interactúen con los hijos con estas tecnologías y estar siempre cerca cuando éstos tengan dudas y les ayuden a resolverlas, ya que un cúmulo de dudas mal aclaradas generalmente los llevará a desarrollar malos juicios.
La Academia Americana de Pediatría en 2018 (APP) ha publicado ciertos consejos para mejorar el uso de tecnologías y considero deberían tomarse como una ayuda durante la crianza de los hijos, sin considerar los demás puntos menos importantes, me gustaría remarcar 2 en específico, el primero es diseñar un plan de uso de tecnología de acuerdo a cada familia, y es que así como cada persona es diferente, también cada familia lo es y deben de regularse las reglas de acuerdo a los valores que se tengan dentro de cada una ellas, puesto que no se trata de juzgar y castigar los diferentes métodos de crianza, si no mejorar el uso de las tecnologías en cada familia por el bien de los hijos.
El segundo es la importancia comunicación cara a cara; como médico con especial interés en la Patología del Lenguaje, es para mí de suma importancia recalcar el papel tan grande que es mantener una conversación, y estoy de acuerdo con la AAP de que no hay mejor estimulación para el desarrollo del lenguaje que esta interacción en la que se dice y se responde, se intercambian ideas, palabras, conocimiento. No porque sea la mejor opción, pero sería mucho mejor incluso tener conversaciones mediante video chat o teléfono (en caso de familiares o padres que no estén cerca) que colocar a un niño frente a un video para que le enseñe todo, y es aquí donde involucrarse es también fundamental, si el video no ofrece un intercambio de información los padres pueden tomar ese papel mientras miran junto con sus hijos el video y así también desarrollar en ellos esa capacidad de análisis, de generarse preguntas, de mejorar sus habilidades lingüísticas.
Todo el conjunto de reglas que se otorguen al uso de tecnologías también fomentará que los niños administren su tiempo para disfrutar su infancia, realizar otras actividades motrices jugando, brincando, interactuando con sus pares, hermanos, primos y que le ayudarán a estimular otras áreas, no se puede culpar de un mal comportamiento cuando no se ha intentado fomentar uno bueno.
Para finalizar solo queda decir que las recomendaciones que hago y que hacen asociaciones como la AAP está en manos de los padres, no se les puede dar la batuta de la crianza a los hijos, sólo quien no busque lo mejor para sus hijos será el responsable de que el mal uso de la tecnología los limite a desarrollar todo su potencial.
Gracias.

Seminario gratuito de Psicología

Atenta invitación
gratis

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario