Atizapán de Zaragoza

Estado de México

+52 5558210443

Informes

Lun - Vie 10:00 - 20:00

Horario de Atención

El LSD (dietilamida del ácido D-lisérgico)

 

Por María Fernanda Gómez Peralta

school-2761394_640

Por María Fernanda Gómez Peralta

 Introducción

Sabemos que en la actualidad la cantidad de drogas que existen son muchas, y que se clasifican de diferentes formas, ya sea por su legalidad, efectos (alucinógenos, estimulantes, antidepresivos, etc.), la forma en cómo se consume (inhalantes), etc. Los efectos que causan la ingesta de estas drogas son distintos, sin embargo se sabe que afecta en general, la corteza prefrontal, que se relaciona con la toma de decisiones, planeación, etc.

En el presente trabajo se describirán conceptos relacionados con drogas, así como la descripción de qué es un alucinógeno específicamente el LSD, su historia de cómo surgió, su farmacodinamia, farmacocinética, áreas afectadas en el cerebro y efectos, tanto a corto y largo plazo.

La definición de droga depende de a quién se lo preguntemos y hasta la cultura en la que estemos. Por ejemplo un farmacólogo norteamericano nos diría que es una sustancia química con actividad biológica (Aguita, 2018).

Sin embargo aún que haya una diferencia entre estos dos químicos sabemos que una droga es toda aquella sustancia química con actividad biológica en el cerebro y que puede causar una adicción o dependencia.

Para que haya una dependencia a la sustancia, debe haber una tolerancia, es decir que el individuo consume una mayor dosis para obtener el mismo efecto que al principio. Al momento que la persona deja de consumir la sustancia aparece el síndrome de abstinencia, que es la aparición de síntomas como ansiedad, miedo, insomnio, dolores musculares etc. (Rosenzweig, M., Leiman, A., 1992)

 

Una de las drogas populares son los alucinógenos, son drogas que alteran la percepción, los pensamientos y sentimientos causando alucinaciones. los alucinógenos son sustraídos de plantas y hongos sin embargo pueden ser sintéticos. Originalmente se usaban para rituales religiosos. Uno de los alucinógenos más populares es el LSD (dietilamida del ácido D-lisérgico), es también conocido como ácido, secante, dosis, éxitos, terrones de azúcar etc. es una de las drogas alucinógenas más potentes que alteran el estado de ánimo y la percepción es un compuesto derivado de un hongo del Centeno y es producido inicialmente en forma cristalina que luego se puede usar para producir tabletas.

 

¿Cómo surge?

De acuerdo a Villaescusa (2006), el origen del LSD da comienzo en 1938, cuando el químico suizo Albert Hoffman, trabajaba en la investigación de la ergotamina un alcaloide proveniente de un hongo, el cornezuelo de centeno, que aparece en las gramíneas-, para cortar la hemorragia posparto y las migrañas. En donde el químico empezó a interesarse sobre el alcaloide.

Hofmann descubrió que esa sustancia podría ser beneficiosa para curar ciertos trastornos psiquiátricos, como la esquizofrenia y otros tipos de psicosis de hecho, la farmacéutica Sandoz extendió el LSD hacia estudios universitarios, psiquiátricos y laboratorios.

El potencial psicoactivo de la LSD no se hizo manifiesto hasta 1943, cuando Hofmann ingirió accidentalmente a través de la piel una dosis microscópica de LSD, notando sus efectos alteradores sobre la conciencia. 

Este suceso llevó a Hoffman a auto administrarse una dosis de 250 microgramos y descubrir así que la LSD era el compuesto psicoactivo.

Desde la primera publicación científica en 1947 sobre los efectos de la LSD en humanos por Walter Stoll (hijo del director de la Sandoz, compañía farmacéutica donde trabajaba Hoffman que comercializa la sustancia bajo el nombre de Delysid) hasta el año 1966, cuando el gobierno de Estados Unidos declaró a la LSD como carente de interés científico prohibiendo así su investigación.

El psiquiatra J. Halpern la investigación con LSD llevó a un mayor conocimiento del neurotransmisor serotonina, ya que ambos comparten una estructura molecular muy similar, abriendo paso a la comprensión de la función de este neurotransmisor en la patogénesis de la depresión y al desarrollo de los modernos fármacos antidepresivos inhibidores de la recaptación de la serotonina (Carles,2010).

 

Según Solé (2003), el LSD tiene una farmacocinética relativamente rápida, con una vida media de eliminación de tres horas. Es de fácil digestión, oral y parenteral (vía venosa), así como a través de mucosas, La mayor concentración se halla en el hígado y riñones. Tan sólo una parte intestinal, logra pasar la barrera hematoencefálica (barrera entre los vasos sanguíneos y el sistema nervioso central). Se metaboliza casi completamente y en muy pequeña cantidad se excreta sin alterar por la orina. El principal neurotransmisor afectado por el LSD este libera a la serotonina al unirse con los receptores presinápticos de dicho transmisor por eso las actividades asociadas bajo el control del neurotransmisor se ven afectadas tales como el sueño, atención, estado de ánimo, apetito, control muscular; otro neurotransmisor que afecta al LSD es la dopamina   y este se ve afectado en movimiento, memoria y las cogniciones. (Grossman, L. 2004)

 

El LSD produce efectos de alteración de la percepción al actuar sobre circuitos neuronales en el cerebro que usan el neurotransmisor serotonina.  Específicamente algunos de sus efectos más destacados ocurren en la corteza prefrontal,  un área involucrada en el estado de ánimo. La cognición y la percepción.  Así como en otras regiones importantes para regular la excitación y las respuestas fisiológicas ante el estrés y el pánico. 

La ingesta de drogas alucinógenas puedo hacer que los usuarios vean imágenes escuchan sonidos y sienten sensaciones que parecen reales pero que no existen.  Los efectos generalmente comienzan entre los 20 y 90 minutos de la ingesta y pueden durar hasta  12 horas. Los efectos del LSD pueden describirse como una distorsión desorganizada inducida por las drogas, la capacidad de una persona para reconocer la realidad, pensar racionalmente o comunicarse con los demás.

Los efectos a corto plazo es el aumento de la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal; así como mareos e insomnio, pérdida de apetito, boca seca y sudoración, entumecimiento debilidad y temblores,  también produce impulsividad y cambios emocionales rápidos que pueden ir del miedo a la euforia con transiciones rápidas que el usuario puede parecer experimentar varias emociones a la vez.

Los efectos a largo plazo producen psicosis persistente es decir alteraciones visuales, pensamiento desorganizado, paranoia trastornos del estado de ánimo, también puede producir trastorno de percepción persistente del alucinógeno que incluye perturbaciones visuales. (NIDA, 2016)

 

Referencias:

https://revistareplicante.com/historia-de-la-psicodelia.

  • (2016). Alucinógenos. Obtenido de https://www.drugabuse.gov/publications/drugfacts/hallucinogens en 2018, 25 de septiembre
  • Rosenzweig, M., Leiman, A. (1992). Química sináptica y psicofarmacología. Psicología fisiológica. (pp. 195-236). Madrid. McGraw-Hill.
  • Solé, J. (2003). LSD y alucinógenos. España: Benito Menni Complejo Asistencial en Salud Mental .
  • Villaescusa, M. (2006). Aplicaciones de la LSD en psicoterapia: una historia interrumpida. España: ULISES revista de viajes interiores.

Diplomado en terapia de lenguaje

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
[email protected]