Educación inclusiva, un tema para reflexionar

Educación inclusiva, un tema para reflexionar

Por Iris Cristal Murillo Gala

 

Por Iris Cristal Murillo Gala

    Tratar la educación inclusiva es el abordar de manera especializada los aspectos relacionados con diferencias psicológicas o madurativas de los alumnos que le causen problemas para sus aprendizajes de primera instancia, pero también es tener identificado el ambiente familiar del alumno, así como conocer su contexto social, las dificultades económicas, políticas, étnicas y de lenguaje; posibles factores para el rezago educativo o la deserción escolar. Como docentes se debe de identificar los factores antes mencionados, ya que el dejarlo pasar sin atender, es determinante para la vida no solo académica del alumno, sino de un fuerte impacto en las áreas afectiva y psicológica. Para ello es necesario que desde las escuelas se planteen estructuras en el currículo, su impacto es en el área académica con mejores formas de enseñanza y evaluación, diseñadas a las necesidades reales de los estudiantes. También, desde la función directiva que promoverá las formas de convivencia sana y de equidad, lo cual impactará en los espacios e infraestructura y la actitud de los docentes y comunidad para resolver problemáticas que se presenten. De esta manera se atenderán las necesidades de los estudiantes, de acuerdo a la diversidad que estos presenten.

 

   De manera particular considero que la principal barrera es la actitud que tienen algunos docentes, ya que creen que algunos factores son asuntos de los padres de familia y no deberían de tratarse desde las aulas, también consideran que se debe canalizar con especialistas para su atención. Para un mejor trabajo con los alumnos, es preciso que se canalice, pero como un apoyo para ese estudiante, ya que la responsabilidad del docente en el aula y en la escuela le corresponde a este y la actitud que presente ante este estudiante es importante para ayudarle a que su transición por la escuela sea una experiencia favorable.

 

     Por lo que se concluye, que la actitud del docente es determinante para que los aprendizajes fluyan sin violentar a los alumnos que presentan atención especifica en sus necesidades de aprendizaje, tanto físicas, intelectuales, motoras, emocionales, económicas, étnicas, sexuales, políticas o sociales. La actitud se contagia, es decir, ante diferencias entre compañeros o padres de familia, la actitud que asume la escuela ayuda a transformar de manera positiva los destinos de estos alumnos a los que la educación inclusiva debe otorgar las facilidades.

 

La educación inclusiva, no es un tema de moda, es un desafío social, es una necesidad en cada aula y en cada docente; formar a los alumnos en base al conocimiento real y consciente de sus procesos, habilidades, fortalezas y limitaciones, permitirá formar alumnos más seguros y felices.

 

 

 

Bibliografía

 

 

  1. (2018). Aprendizajes Clave Para la Educación Integral. Estrategia de equidad e inclusión en la educación básica: Para alumnos con discacpacidad, aptitudes sobresalientes y dificultades severas de aprendizaje, conducta o comunicación (Primera ed.). Ciudad de México, México: SEP.

 

Diplomado en Psicología Clínica

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario