Atizapán de Zaragoza

Estado de México

+52 5558210443

Informes

Lun - Vie 10:00 - 20:00

Horario de Atención

La comunicación como eje principal del aprendizaje

 

Por María Alejandra Acedo Sánchez

smoke-1031060_640

Por María Alejandra Acedo Sánchez

El presente trabajo de investigación se sitúa en la unidad escolar José Vasconcelos, del nivel primaria situada en la colonia Capistrano, desde el funcionamiento de una Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación Regular (USAER). Tiene como objetivo dar respuesta educativa ante los problemas del lenguaje en el aspecto fonológico, para determinar de qué manera influyen en el acceso al aprendizaje, situando  mediante la aplicación de pruebas de evaluación con el motivo detectar los problemas donde requiera atención, para llevar a cabo la intervención didáctica pertinente en el área de comunicación, brindando sugerencias a padres de familia para la estimulación del lenguaje y orientaciones al docente titular para la realización de ajustes razonables en la planificación de actividades y evaluación.

 

  1. d) Palabras clave: Comunicación, aprendizaje, intervención didáctica

 

 Planteamiento del problema

 

El aprendizaje hoy en día está supeditado a diversas aristas, sin embargo, la comunicación es una de las de mayor demanda para ello, es por eso que la investigación se situó en la intervención didáctica realizada en las prácticas profesionales como docente en formación, donde esta problemática ha sido una constante en cada periodo de acercamiento a la realidad asignado por parte de nuestra alma mater. Razón por lo cual nos llevó a la cuestionante ¿Cuál sería el impacto en el aprendizaje al mejorar la comunicación en los alumnos de Primaria?

Es importante denotar que se tuvo que aplicar una evaluación de lenguaje al inicio de dicha estancia docente  con el motivo de detectar las necesidades de atención, en búsqueda de una participación objetiva para la resolución de las problemáticas manifestantes.

Es importante denotar que existe una amplia argumentación del como la comunicación asertiva puede mejorar el aprendizaje, sin embargo solo se realiza con personas de diversos roles, principalmente en adolescentes y adultos, lo cual abría un abanico de posibilidades para la indagación con los alumnos del nivel de primaria baja, ya que como lo menciona Manuel Martín Serrano (2007) en su estudio sobre los orígenes de la comunicación explica que la comunicación es un tipo de interacción que está inicialmente al servicio de las necesidades biológicas, pero que tiene la gran capacidad de plasticidad para ponerla al servicio del conocimiento al incorporar los recursos y la organización de las sociedades con valor axiológico.

Sabemos que la comunicación está presente desde el nacimiento, pues el neonato busca la voz humana y demuestra placer o sorpresa cuando encuentra el rostro que es la fuente de sonido, siendo esto  detonante de experiencias que conforme se presenten los siguientes meses  ocupará para discriminar, contrastar fonemas, diferenciar patrones de entonación y el habla.  Sin embargo como no tenemos el historial de cada alumno desde el alumbramiento hasta que los recibimos en las unidades escolares, desconocemos cómo es que vivió su proceso de adquisición del lenguaje y por ende de sus habilidades comunicativas.

El aprendizaje requiere de las antes mencionadas como lo son: la escucha, lectura, atención, escribir y la expresión, por lo tanto es importante atender de manera oportuna cuando existe un problema de comunicación, pues la comunicación es el canal por el cual aprendemos y cuando se atiende de manera asertiva el alumno tiene la oportunidad de superar las dificultades en menor tiempo y la posibilidad de no presentar tantas barreras para el aprendizaje y la participación.

 Las limitantes que se pueden presentar en un niño es principalmente la socialización, el cual genera la obstrucción de expresión emociones, necesidades, conocimientos entre otros, asimismo, la comprensión de conceptos que va en el aprendizaje y la expresión de ideas claras y coherentes, todo este conjunto es lo que permite brindarle  acceso a la adquisición de la lectoescritura. Como en el caso del alumno Roberto que enfrenta Barreras para el aprendizaje y la participación asociada a una Dificultad Severa de Comunicación, de acuerdo a la presente valoración realizada los resultados arrojaron Dislalia funcional.

Al exponer lo ya citado nos lleva a considerar que la intervención docente puede hacer más fácil el desarrollo del lenguaje en situaciones como el caso que nos ocupa. Razón por lo cual debemos reconocer que implica una interdisciplinariedad para el desarrollo integral del alumno, pero también conlleva formular como hipótesis: que si mejora la comunicación, entonces también se generarán aprendizajes y la mejora del logro educativo. Por lo tanto es imperante estipular como objetivo principal el estimular su capacidad comunicativa para generar habilidades de la misma, entorno al aprendizaje en el contexto escolar.

Aspectos que nos llevan a percibir que las alteraciones del lenguaje en los niños traen como consecuencias dificultades en el rendimiento académico, pues la utilización del lenguaje en sus vertientes comprensivas y expresivas, es permanente en el proceso de aprendizaje escolar para las diferentes asignaturas, comprender estas, el vocabulario específico, el nuevo vocabulario y la amplificación de conceptos. Partiendo de que en todas las diferentes asignaturas, Escuela de Fonoaudiología de la Universidad Andrés Bello (2009) ha descubierto en un estudio reciente que el lenguaje es la base fundamental del desarrollo de la comprensión lectora, por la tanto frente a una alteración del lenguaje se pueden producir dificultades también específicas en la comprensión lectora generando dificultades en la retención de la información, la comprensión parcelada o parcial de la información escrita y leída por el niño”.

Algo muy notable era que las potenciales limitantes siempre estarían en torno a la participación del padre de familia, organización de la unidad escolar y a los factores que determinaran la manifestación de la conducta humana, llamadas emociones. Por lo que ante estos aspectos se tenía la fortaleza de recibir el apoyo de los docentes de la escuela en la cual se participaba, además del acompañamiento de los docentes de la Normal Fronteriza Tijuana para lo objetividad de este hecho de estudio.

 

Marco teórico

La función del maestro de comunicación es desarrollar la competencia comunicativa de los alumnos, brindando las herramientas necesarias para alcanzarlas.”        La competencia comunicativa se entiende como el conjunto de procesos y conocimientos de diversos tipos (lingüísticos, sociolingüísticos, estratégicos y discursivos) que el hablante, oyente, escritor o lector deberá poner en juego para producir o comprender discursos adecuados a la situación y al uso socioculturalmente adecuado a los diversos contextos y situaciones de comunicación y al grado de formalización requerido (Lomas y otros, 1993).

Alonso Ramírez (2000) define la competencia comunicativa como aquella “está constituida por un conjunto de habilidades lingüísticas, relacionadas con el lenguaje no verbal, que los niños empiezan a adquirir desde mucho antes de ingresar a la escuela”, entendiendo por habilidades lingüísticas las que adquieren los sujetos para comprender, producir y captar sonidos articulados, así como para elegir y formar secuencia de palabras. Es decir, la competencia comunicativa especialmente lenguaje oral, juega un papel importante en la construcción del conocimiento del individuo, que se inicia desde el nacimiento y continúa durante toda la vida.

Es importante mencionar que la competencia comunicativa nunca deja de desarrollarse, aunque los avances se logran observar desde la edad temprana del niño, para dar cabida a las variaciones individuales que pueden presentar los niños en este proceso (Romero, 1999). Es importante tener claro que los avances que se observen en los niños en su competencia comunicativa dependen de la estimulación y de las oportunidades que la familia y los maestros brinden en diferentes contextos y situaciones.

Estas habilidades se construyen a partir del contacto con nuestra lengua oral, ya sea como oyente o como hablante. Sin embargo, no todas las personas cuentan con el mismo nivel de habilidades lingüísticas, en los niños es necesario conocer la escolaridad de los padres y ambiente socio-cultural en donde se desenvuelven, ya que esto influye en el significado que los menores le asignan a cada palabra en el momento de utilizar el lenguaje.

Como se hace mención sobre el caso de Roberto, los problemas del lenguaje persisten, debido a que muchas de las tradiciones escolares parecen obstaculizar el desarrollo de la competencia comunicativa en su afán por facilitar su accesibilidad, postergando su propósito natural (la comunicación de significados), transformándolos en una serie de abstracciones sin relación con las necesidades y experiencias del sujeto.

Sin embargo, los docentes tienen una perspectiva del aprendizaje centrada en el siguiente planteamiento: “El movimiento de las unidades pequeñas a las grandes es un elemento de lógica adulta, el total está compuesto de partes, aprenda las partes y usted habrá aprendido el total”, Romero (1997) pero la psicología del aprendizaje nos enseña que aprendemos del total las partes. En ocasiones, el facilitador de la práctica no se percata que está generando una barrera para el aprendizaje y participación en los estudiantes.

Un niño que presenta dificultades en la comunicación se verá afectada la vía al aprendizaje, por ejemplo como es el caso de los niños sordos su mayor problemática de acceder al aprendizaje no han establecido ese canal por el cual puedan aprender. Estas estimaciones sugieren que los retrasos del habla y lenguaje que suceden en la temprana infancia son un problema común que tiene importantes implicaciones para los niños (Law, Boyle, Harris, Harkness y Nye, 2000, p. 179) presentando “conductas y aspectos psicosociales diferentes.” (Ibíd., 2000, p. 181).

Por lo tanto, cualquier dificultad en alguna de estas categorías mermará considerablemente las posibilidades de enriquecimiento personal, social y/o cultural pues las sociedades culturalmente más avanzadas han pasado de ejercer actividades laborales manuales a otras relacionadas significativamente con el lenguaje (Ruben, 2000).

La existencia de estas alteraciones en las que tanto el componente articulatorio como el propiamente fonémico están afectados hace que el trastorno del desarrollo fonológico se siga utilizando como término genérico para designar todo tipo de problemas de habla, en los que se compromete la producción o articulación, la percepción y/o la representación mental de los sonidos de la lengua (Bosch, 2003; 2004; Gallardo y Valles, 2008; Gallego, 2013; Leonard, 1995).

Según Pilar Pascual García (1995) es un defecto en el desarrollo de la articulación del lenguaje por una función anómala de los órganos periféricos. Puede darse en cualquier fonema, pero lo más frecuente es la sustitución, omisión o deformación de r, k, l, s, z, o ch. De acuerdo con Jorge Perelló (1996) se trata de la articulación producida por un mal funcionamiento de los órganos periféricos del habla, sin que haya lesión o malformación de los mismos. El niño que la padece no usa correctamente dichos órganos a la hora de articular un fonema a pesar de no existir ninguna causa de tipo orgánico.  Así mismo, si los errores articulatorios se prolongan más allá de los 5 años, pueden ocasionar dificultades en el aprendizaje del lenguaje escrito. Los niños con dislalia entran en conflicto al intentar entender la conversión grafema-fonema (letra-sonido de la letra), pues al no poder pronunciar correctamente el fonema, llegan a confundir, suprimir y adicionar letras al leer o escribir. Es muy probable, que el niño lea y escriba las palabras como las pronuncia, dando como resultado la dificultad, tanto del propio niño como de las demás personas, de entender lo que éste lee y escribe. Generando así, un problema de aprendizaje producto de una dificultad en el habla.

En el proceso de atención no sólo exige que esté involucrado el docente sino los padres de familia, puesto que está ligado el lazo emocional, la comunicación se da a partir del nacimiento se aprende por la imitación, desde bebés se les habla, se les canta ese estímulo favorece a la adquisición del lenguaje  del menor.

Skinner plantea que el “Aprendizaje del Lenguaje”, se basa en las experiencias, y los cuidadores son los encargados de reforzar, convirtiéndose en modelos que estimulan la adquisición de este. Mirado desde la perspectiva de Brunner la adquisición del lenguaje, se ve favorecida por el andamiaje, “forma metafórica de referirse a un verdadero proceso de enseñanza que facilita el aprendizaje infantil” (Bermeosolo. J. 2005:356), dando apoyos y guías al desarrollo de este, para desenvolvernos, comunicarnos y coordinarnos con otros.

Por lo anterior la relación apego/lenguaje, se muestra como fundamental en el desarrollo, siendo los padres o cuidadores los encargados de dar las bases de confianza y protección que el bebé necesita para comenzar a descubrir su entorno y realizar los acercamientos a este. Desde el apego padres y cuidadores se muestran como modelos y referentes válidos de confianza y apoyo, por lo que una estimulación permanente en el lenguaje basada en el apego, provocará una potenciación de los niños en este ámbito, siguiendo los patrones que se presentan, generando un lenguaje de acuerdo a las etapas que el niño está viviendo, en forma armónica y natural impulsando el desarrollo social.

 

Metodología

El objeto de estudio de la presente investigación se sitúa en la unidad escolar José Vasconcelos, del nivel primaria situada en la colonia Capistrano. El enfoque metodológico de selección fue deliberada e intencional, debido a la manifestación de actitudes y aptitudes sobre el aprendizaje a partir de la comunicación.

El presente estudio se cimenta en la investigación cualitativa con enfoque descriptivo bajo el diseño de investigación-acción, por las justas características de la mismas. Cabe mencionar que se pretende recabar información mediante la aplicación de test( Exploración filtro de lenguaje, Prueba de articulación de Valero Fernández y  Evaluación Bertha Therman), observación, entrevistas, registro en diario de campo y hoja de seguimiento del desempeño del alumno dentro de grupo, así como aplicando constantemente actividades acordes al tema que proporcionan una oportunidad de participación empírica en el problema, permitiendo un planteamiento de objetivos y fortaleciendo la toma de decisiones.

Categorizando y priorizando acciones, primeramente se realizaría la detección de  las Barreras para el Aprendizaje a las que se enfrentaba el alumno en su contexto áulico, para posterior aplicar la Evaluación del lenguaje permitiendo identificar el nivel de competencia comunicativa en el que se encontraba, que dieran las bases para el diseño de  intervenciones didácticas ante el desarrollo de la comunicación para el acceso al aprendizaje y a la vez también nos permitiera orientar al padre de familia, brindándole sugerencias para estimular el lenguaje con el trabajo en casa mediante actividades proporcionadas en la reunión, y principalmente orientar al docente para el diseño de la planeación con los ajustes razonables necesarios para favorecer la comunicación a las situaciones didácticas y la evaluación.

 

Desarrollo

Mediante distintos instrumentos se pudo recolectar la información pertinente. Previamente se realizó la observación del ambiente de enseñanza y aprendizaje en el aula, donde se llevó un registro para rescatar los datos relevantes acerca del contexto áulico, como la interacciones entre los alumnos y maestro, organización del tiempo y espacio, actitudes y expectativas tanto de los estudiantes como profesores hacia el trabajo, decisiones en torno a la dinámica del grupo, entre otros.

Posterior se realizaron evaluaciones del lenguaje por medio de los instrumentos: Exploración filtro de lenguaje, Prueba de articulación Valero-Fernández, Evaluación Bertha Therman, tomando en cuenta los Niveles de competencia comunicativa. Según Silvia Romero (1998), con el motivo de  detectar los problemas del lenguaje donde requiera atención, para llevar a cabo la intervención didáctica pertinente.

Asimismo, se utilizaron las hojas de seguimiento, diario de campo y carpeta de los expedientes sobre los antecedentes familiares/académicos para la recolección de datos. Al igual que entrevistas a los padres de familia, para la recopilación de información sobre el diagnóstico, actividades lúdicas preferidas del hijo y tratamientos  médicos/ externos que recibe. Se implementó el diseño de las intervenciones didácticas para el desarrollo de las competencias comunicativas en el aspecto fonológico del lenguaje (trabajando la discriminación fonológica de los fonemas, campos semánticos, el punto y modo de articulación, la conciencia fonológica, entre otros).

Para la orientación de los padres de familia se realizó una junta, donde se brindaron sugerencias para estimular el lenguaje con el trabajo en casa mediante actividades proporcionadas en la reunión anexando el material didáctico, consiste en realizar cinco ejercicios diferentes, durante tres semanas, en cada uno registrar como lo desempeñó su hijo y/o donde tuvo dificultad para llevarlo a cabo. Se programó otra junta para después de un mes, para  que posterior se pueda compartir los avances que se obtuvieron.

En la realización de ajustes razonables, se ha estado trabajando con la atención individualizada, atendiendo lo que necesita el niño de acuerdo a sus capacidades; de manera colaborativa con la docente titular se llega a un acuerdo acerca de lo que se está llevando a cabo en las sesiones, con la finalidad de brindarle orientación para que realice los ajustes razonables de acuerdo al nivel del menor en las actividades de clase, al igual que en la evaluación; en ambos aspectos es imprescindible efectuar dichos ajustes en la planeación. Al mismo modo que propiciar un ambiente de enseñanza aprendizaje, para que sea integrado el alumno en el trabajo diario, puesto que, es un aspecto primordial para que pueda participar en el grupo.

 

Resultados

Se observó que de la información recolectada de los expedientes de los alumnos aparece que en los antecedentes familiares la mayoría se ha enfrentado a diversas situaciones que se ha visto atrofiado el desarrollo de sus áreas en las etapas de los menores, por la carencia de apoyo de los padres de familia.

Las pruebas aplicadas fueron las de Exploración filtro de lenguaje, Prueba de articulación de Valero Fernández, Evaluación Bertha Therman, por lo que en cuya valoración se pudo observar que Roberto presenta alteraciones de un tipo moderado en cuanto a la articulación de los fonemas, lo que le genera dificultad para la pronunciación de estos, ya sea por ausencia, alteración o sustitución, debido a que la utilización del punto y modo de articulación de estos fonemas es el incorrecto. Al igual que dificultad en la comprensión de conocimiento de los conceptos determinados de las evaluaciones aplicadas. La BAP (Barrera para el aprendizaje) está asociada a Dificultad Severa de Comunicación (DSCO).

Roberto se encuentra en el Nivel Vll “Elaboración de discursos y textos” que va de los 6 a los 9 años (Según Silvia Romero, 1999) donde puede comprender el lenguaje sin apoyos contextuales, evalúa su comprensión y realiza preguntas pertinentes para ampliar, precisar o aclarar su entendimiento de la información, está en proceso de entender el sentido de definiciones escolares y aprender a través de ellas, se encuentra en proceso de comprender las asociaciones de significado presentes en metáforas, chistes, refranes, etc. Que se basan en relaciones abstractas de significado (persona dulce frente a seca).

No obstante, los resultados arrojados del registro de observación para la identificaron las barreras para el aprendizaje que enfrentan los alumnos arrojó lo siguiente:

  • La mayoría se encuentran en un nivel inferior al promedio al de sus compañeros en la adquisición de la lectoescritura.
  • Se requiere de ajustes razonables a los contenidos por parte de la profesora de grupo y la practicante.
  • En el caso de Roberto se le dificulta la socialización, debido a que las relaciones interpersonales son hostiles entre los alumnos.

 

En la orientación a padres de familia se llevó a cabo una reunión, donde se mostró su disposición favorecedora para trabajar en casa las actividades y material didáctico proporcionados en la junta, al igual que las sugerencias se les explicó acerca de la importancia para estimular el lenguaje en casa para que la intervención sea efectiva, alguno de los puntos que se expusieron ejemplo: Hablar al niño/a, en la medida de lo posible, de frente, para que pueda ver su boca y apreciar los movimientos articulatorios, si su hijo se equivoca, corregirlo indirectamente. Por ejemplo: si dijo “tatatos rojos”, usted puede contestarle: mira que “zapatos rojos tan bonitos”, entre otros. Asimismo, se programó otra junta dentro de un mes, para compartir el avance de los ejercicios aplicados a sus hijos. En los resultados obtenidos de las evaluaciones de actividades en la intervención didáctica de los estudiantes, se ha visto avance en la discriminación fonológica, para corregir la pronunciación de las palabras cuando el lenguaje es dirigido, sin embargo se encuentra en proceso en consolidar el punto y modo de articulación de los fonemas que se le dificultan. Para mejorar en la adquisición de la lectoescritura, al igual que en la orientación a los profesores de grupo, se ha llegado un acuerdo para la realización de los ajustes razonables en la planificación de actividades y evaluación.

 

Conclusiones

El lenguaje es el medio de comunicación que le permite al niño la interacción con su entorno. Lo fantástico es que en cada intercambio comunicativo da pasos para estructurar su pensamiento, pues estos dos aspectos están íntimamente relacionados.

En el transcurso de esta investigación desarrollada en la unidad escolar José Vasconcelos, se logró identificar que al presentar problemas del lenguaje en el aspecto fonológico afecta significativamente en el acceso al aprendizaje.

Es por ello que un diagnóstico y valoración del niño con posibles dificultades debe realizarse en edades tempranas y con pruebas para evaluación del lenguaje, para detección de los problemas donde requiera atención, para llevar a cabo la intervención didáctica pertinente.

Si el contexto educativo no se percata de lo delicado de su condición, el inicio de la escolaridad, para un niño con problemas del lenguaje, que está consciente de su dificultad, traza un camino de obstáculos para su desarrollo.

Es evidente la importancia de detectar los problemas del lenguaje desde temprana edad y garantizar un manejo asertivo, estimulante, que involucren todo su contexto familiar. En el mismo sentido, es clave que estos niños cuenten con una institución educativa donde se le brinde atención individualizada para lograr su competencia comunicativa; es decir, que se realicen ajustes razonables en el contexto áulico, permitiéndole acceder al aprendizaje, para el logro del desarrollo integral.

 

Referencias

Bermeosolo J. (2005) Cómo aprenden los seres humanos. Mecanismos psicológicos

del aprendizaje. Ediciones Universidad Católica de Chile. Chile. Página 356

Rubén, R. (2000). Redefining the survival of the fittest: Communication disorders in the 21st century. Laryngoscope, 110(2), 241-245.

Bosch, L. (2003). Trastornos del desarrollo fonético y fonológico. En M. Puyuelo y

J.A. Rondal (2004), Manual de desarrollo y alteraciones del lenguaje, (pp.189-204). Barcelona: Masson. Bosch, L. Evaluación fonológica del habla infantil. Barcelona: Masson.

Escuela de Fonoaudiología de la Universidad Andrés Bello. (2009). Alteraciones del

lenguaje infantil afectan el aprendizaje escolar. Recuperado de http://noticias.universia.cl/vida-universitaria/noticia/2009/07/30/282728/alteraciones-lenguaje-infantil-afectan-aprendizaje-escolar.html

Law, J., Boyle, J., Harris, F., Harkness, A., & Nye, C. (2000). The feasibility of

universal screening for primary speech and language delay: Findings from a systematic review of the literature. Developmental Medicine & Child Neurology, 42(3), 190-200.

Pascual G. P. (1995). La Dislalia. Naturaleza, Diagnostico y Rehabilitación. Madrid:

CEPE.

Perelló, J. (1996). Evaluación de la voz, lenguaje y audición. Barcelona: Lebón.

Ramírez A. (2000). La comunicación educativa y la educación estética en la

escuela primaria. Editorial Miguel Angel Purrúa México.

Romero S. (1999), “La comunicación oral y el aprendizaje”, en La

comunicación y el lenguaje: aspectos teóricos-prácticos para los profesores de educación básica, México, SEP, (integración educativa. Materiales de trabajo), pp143-149

Ruben, R. (2000). Redefining the survival of the fittest: Communication disorders in

the 21st century. Laryngoscope, 110(2), 241-245.

Diplomado en terapia de lenguaje

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
[email protected]