Estilos de crianza; afectaciones o beneficios en el aprendizaje.

Estilos de crianza; afectaciones o beneficios en el aprendizaje.

 

Por Edith Lara Serrano

Por Edith Lara Serrano

A manera de introducción el presente escrito se propuso describir y analizar el concepto de estilos de crianza y como pudieran afectar o beneficiar al niño(a) en el contexto escolar, buscando relaciones entre comportamientos, actitudes y emociones, en la dinámica social y como estas pudieran influir en el aprendizaje, así como identificar las pautas que más favorecen a un buen estilo de crianza para que el menor se desarrolle plenamente en familia, sociedad y en su centro educativo.

Comencemos por saber que desde el inicio de la concepción de un ser humano se establece una conexión de padres a hijos que durante su desarrollo y crecimiento se va efectuando en relaciones; en las que los padres toman gran influencia centrada en la convivencia familiar y que llega a influir en el comportamiento emocional del niño en sus distintas esferas de la vida.

Estudios sobre los estilos de crianza surgen desde el siglo XIX y se determina por la actuación que los padres depositan en su hijo, dicha actuación aloja en el infante comportamientos, actitudes, valores, conductas, emociones que los progenitores determinen convenientes en su núcleo familiar, los cuales le acompañaran en la vida y durante su formación irá adquiriendo aquellos otros que lo transformarán en un ser social.

El centro escolar es el segundo lugar donde adquiere esos valores con función socialmente activa y responsable, es por ello la importancia de que esta conjunción trabaje de manera colaborativa y uniforme. Si la colaboración se logra el sujeto en formación adquiere las habilidades para vivir de la forma más adecuada y funcional posible, si se rompe o bien no hay relación entre ambas partes se problematiza al sujeto y el desarrollo se vuelve más complejo.

Entrando al desarrollo del tema diremos que; cuando el niño se integra a la sociedad lleva ciertas conductas que los padres integraron a él como parte de su rol de crianza, estas conductas que probablemente también fueron adquiridas por cada historia personal o social y que son determinantes en el trayecto de vida.

Hoy en día se puede observar que estas conductas influyen en los comportamientos de los sujetos en su alrededor y le dan aforo a la integración o exclusión dentro de su contexto escolar, así como el desenvolvimiento en el mismo.

De acuerdo con (Bronfenbrenner, 1989). “Se define el desarrollo como un proceso de acomodación continua, a lo largo de la vida, entre un ser humano en crecimiento y las características cambiantes del medio inmediato en el que vive y del contexto más amplio en el que está inmerso”. Citado en Linares, P. Ma. Eugenia. (1991).

Con respecto a lo antes abordado podemos percatarnos que los estilos de crianza determinan el modo de sentirse del niño o de una persona de manera interpersonal e intrapersonal y son los padres quienes controlan y siguen el proceso. Sin dejar de lado la interacción y acción que realiza el centro educativo en el que se reafirman y se siguen moldeando la crianza en valores y conductas. “Lograr el principio de continuidad social y de la conservación de las tradiciones humanas.” A través del fomento de las tradiciones humanas, se va a procurar la conservación de la civilización, sin aniquilar el espíritu de la indagación e iniciativa”. (Ackerman, 1994; Escardo, 1974; Soifer, 1979). Citado en Palomeque, N. Susana. (2017, Pp.20).

En este punto nos apoyaremos con las investigaciones de Diana Baumrind. (1967, 1971). sobre los estilos de crianza, donde identifica tres principales estilos de crianza comúnmente utilizados por los padres de familia y de los cuales son: El estilo Autoritario o dominante, permisivo y autoritativo o democrático, un cuarto estilo de crianza llamado:  Negligente o indiferente, fue agregado por Eleanor Maccoby, a continuación, se hace mención de cada uno de ellos.

(Baumrind 1967, 1971). Citado en (Papalia. E., &Martorell, G. 2015). Describe la crianza autoritaria como el estilo que conlleva un control y obediencia”. Los padres establecen normas o reglas de obediencia en la que si nos son acatadas se generan castigos o reprimendas que pueden llegar a generar en el niño desapego, que sea desconfiado o retraído.

Plantea que “el estilo crianza permisiva otorga prioridad a la autoexpresión y autorregulación”. Los padres exigen poco y toman en cuenta a los hijos en decisiones que se deben de tomar, los niños suelen llegar a ser inmaduros con poco autorregulación y control de ellos mismos. (Papalia. E., &Martorell, G. 2015).

Alude que “la crianza autoritativa mezcla el respeto por la individualidad del niño con el esfuerzo por inculcar valores sociales”. Es una mezcla de flexibilidad con limites, racional y de comunicación, los niños suelen mostrar seguridad, control, estabilidad, asertividad y muestran felicidad. Citado en (Papalia. E., &Martorell, G. 2015).

Eleanor Maccoby y John Martin (1983) agregaron un cuarto estilo de crianza —negligente o no involucrado. Describe a los padres que, por labores cotidianas, descuidos, ignorancia o tiempo les otorgan mayor importancia a sus propias necesidades que a las de su hijo y estos suelen ser indiferentes en sus actividades diarias. (Papalia. E., &Martorell, G. 2015).

Ahora bien, ya que se abordaron los conceptos de estilos de crianza es necesario vincularlos en el ámbito escolar. ¿De qué manera se involucra el estilo de crianza en el centro educativo y cómo afecta o beneficia en el aprendizaje? En cuanto a la educación intervienen diferentes factores para que el proceso de enseñanza aprendizaje sea idóneo y se logren alcanzar los fines de la educación, tanto internos como externos y el docente es el encargado de trabajar con estos factores.

Como sabemos con la teoría del psicólogo Ruso Lev Vigotsky los niños desarrollan su aprendizaje mediante la interacción social y dentro de este marco depende mucho en su interacción el del estilo de crianza adquirido en el hogar para que logre su desenvolvimiento.

Los padres también juegan un papel importante en el centro educativo y es que son los encargados de proveer a su vástago el apoyo y la participación en su formación. Debe señalarse que esto da inicio desde el momento en que un alumno se inscribe al centro educativo, el padre es el encargado de inscribir a su hijo, acatar el reglamento escolar, colaborar con actividades escolares y extraescolares, contribuir con aportaciones económicas o sociales, pertenecer a un comité escolar, apoyar a su hijo cuando exista un rezago de aprendizaje, asistir a las reuniones como lo son: escuela para padres, faenas, reuniones informativas o de evaluación.

Actualmente existe en los centros escolares una diversidad de conductas, las cuales influyen en el aprendizaje mucho depende de la conducta del niño para que este interactúe con sus pares y genere las competencias para la vida.

Gubbins y Berger, mencionan que actualmente la familia está inmersa en una sociedad globalizada y de consumo. A raíz de ello, los padres disponen de escaso tiempo para compartir con sus hijos, esto los lleva a suplir carencias afectivas con la entrega de objetos materiales, o bien caer en la permisividad e inconsistencia. Detrás de estos padres, ha existido probablemente un modelo autoritario y en muchos casos violento. Bautista, J. Zulma, K. (2016, P. 13).

Cuando un discente es problemático, agresivo, que se muestra indiferente a las actividades realizadas, a las consecuencias de sus actos se refleja un estilo de crianza permisivo, el docente puede llegar a solicitar la presencia de los padres para abordar el tema pero los padres suelen ser condescendientes con los hijos y seguir dejando pasar sus conductas, lo anterior obstaculiza en el aprendizaje ya que el alumno considera que todos deben permitirle hacer su voluntad, se frustran y demandan atención, Goleman, D. (1998). “Es precisamente sobre la base del autocontrol y la empatía sobre la que se desarrollan las habilidades interpersonales” llegará a presentar enfrentamientos con sus compañeros, con el docente, no acatar las reglas del salón, de convivencia, no importarle sus notas o sus llamados de atención

Si la crianza es negligente sus padres por lo general siempre pondrán actividades de por medio para justificar su inasistencia al llamado o expresaran que no tienen tiempo por sus actividades, por consiguiente el discente estará involucrado en un tema de descontrol emocional, sus emociones son cambiantes puede ser amigable pero también agresivo, inmaduro, con baja autoestima por lo que se le dificultará en su aula de clases una exposición, interacción, participación, seguridad en los exámenes o debates.

Hoy en día la educación en México tiene un enfoque basado en la elaboración de proyectos, donde el alumno es crítico, autónomo, capaz de resolver por sí solo los problemas que se le presentan en su día a día; por lo que si un niño fue educado con estilo de crianza autoritario su desenvolvimiento en el aula de clases y en la escuela será complejo ya que surge en el la incapacidad de resolver por sí solo los conflictos que se le presentan y siempre requiere de la guía o la aprobación de alguien más y sus padres son controladores, exigentes por lo que se ven afectados en su rendimiento académico y en su hogar por las reprimendas de los padres.

Como contraparte existen los alumnos que son autónomos, seguros de sus habilidades, participativos, sociales, con autocontrol y muestran un nivel educativo bueno y de excelencia y es por que los padres ciaron con un estilo democrático centrándose en la personalidad de su hijo y con una actitud positiva y participativa en su formación.

Por lo que podemos concluir que los estilos de crianza son actitudes y aptitudes que los padres ofrecen y proporcionan a sus hijos desde la primera infancia y que en muchas ocasiones viene de generación en generación, son detonantes en el estilo de personalidad de cada individuo y depende de este su desarrollo, por lo que el desarrollo social, personal y educativo influye de manera notoria.

Es importante generar ciertas recomendaciones a los padres para orientar su dinámica y mejorar las condiciones de crianza es importante adoptar un estilo donde existan límites pero proporcionen flexibilidad a las necesidades del menor, generar la conciencia de que un menor no es una obligación es una responsabilidad que desde el momento de concepción se debe tomar en cuenta el tiempo que se debe brindar para su formación, reforzar continuamente las prácticas de los comportamientos positivos, siendo un modelo a seguir en un ambiente formador, abierto a la comunicación y el dialogo, generar la participación de cada miembro sin caer en la condescendencia o en su opuesto rigidez, más bien en un ambiente de calidez, amor y valores.

En el centro educativo también se pueden generar las estrategias para mejorar esos estilos de crianza con talleres, escuela para padres, implicación activa y responsable de los padres de familia en las actividades y eventos de la institución, conferencias, platicas, seminarios, folletos, exposiciones, información que les brinde las herramientas para el conocimiento del tema.

BIBLIOGRAFÍA:

Bautista, J. Zulma, K. (2016). El estilo de crianza autoritativo para un rendimiento académico en adolescentes de segundo grado grupo “b”, de la escuela secundaria “Jose Vasconcelos calderón”.

http://132.248.9.195/ptd2017/enero/0754296/0754296.pdf

Goleman, D. (1998). La inteligencia emocional; porqué es más importante que el coeficiente intelectual. https://ciec.edu.co/wp-content/uploads/2017/08/La-Inteligencia-Emocional-Daniel-Goleman-1.pdf

Linares, P. Ma. Eugenia. (1991). Pautas y prácticas de crianza en México. Recopilación de información de fuentes secundarias.

https://www.cee.edu.mx/rlee/revista/r1991_2000/r_texto/t_1991_3_06.pdf

Palomeque, N. Susana. (2017). Influencia de los estilos de crianza en el desarrollo cognitivo de los niños de 4 a 5 años de edad en el kínder “el castillito” de Coatzacoalcos, Veracruz.” http://132.248.9.195/ptd2017/septiembre/0765961/Index.html

Papalia. E., &Martorell, G. (2015). Desarrollo Humano.

http://www.untumbes.edu.pe/vcs/biblioteca/document/varioslibros/0250.%20Desarrollo%20humano.pdf

Diplomado en terapia infantil

Atenta invitación

Más Información

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
[email protected]

@landing19
https://www.psicoedu.org/diplomado-lenguaje/
cabezafanpage

Deja una respuesta