Una mirada docente a la Inclusión

Una mirada docente a la Inclusión

 

Por Leticia Monzherrat Maya Murillo

 

Por Leticia Monzherrat Maya Murillo

En otros países como España, ya se está aplicando la inclusión, cosa que a México le está costando trabajo adaptarse, debido a que muchas personas creen que lograr la inclusión en su totalidad es algo “imposible” porque toda su vida hasta el día de hoy, eso no ha existido, a las personas con discapacidad se les veía como: “bendiciones, angelitos, regalos”, y ahora al decirles que son personas con los mismos derechos y obligaciones que ellos es donde se genera un conflicto, pues la sociedad está tan acostumbrada a que si no son iguales a ellos y hay diferencias realmente exorbitantes, no pueden aceptar sus diferencias y convivir armónicamente. Por lo que desde el ámbito educativo, iniciando y tratando con los niños la inclusión, hará que ellos crezcan con una mentalidad diferente, la mentalidad del mañana y así va cambiando de igual forma la mentalidad del docente, pues como maestros no se pueden estancar con un programa o terminología, siempre debe estar en constante actualización.

Por ello es que conocer las diferencias entre los términos más comúnmente usados es de suma importancia, pues de esta forma sabremos cual realmente es el correcto para lograr una aceptación entre la sociedad y las personas con discapacidad.

Así que, para iniciar debemos conocer la diferencia entre deficiencia y discapacidad; la deficiencia es toda pérdida o anomalía de una estructura, o función psicológica, fisiológica o anatómica, mientras que la discapacidad es toda restricción o ausencia de la capacidad de realizar una actividad de la forma, o dentro de un margen, que se considera normal para el ser humano (OMS).

Sabiendo esto, podemos deducir que la deficiencia es el “problema” que la misma sociedad les impone a las personas con discapacidad, porque sólo es un término a nivel clínico, y el decirles a éstas personas que tienen alguna deficiencia ya los está limitando puesto que ya no les permite un desarrollo óptimo en el entorno.

Sin embargo de la mano va la deficiencia con la discapacidad, puesto que de una deficiencia, hablando a nivel enfermedad, puede desarrollarse una discapacidad. Pero esto no quiere decir que la persona no sea óptima y le impida ejecutar diversas actividades.

Por ello actualmente se le reconoce a la persona con discapacidad como un ser humano que tiene derechos e igualdad de oportunidades como los demás en todos los ámbitos de la vida. Así que la discapacidad es una condición y al ser una condición es algo con lo que la persona con discapacidad deberá aprender a vivir y a manejarla, debido a que cuando la aceptación está hecha al 100%, la persona puede cumplir con lo mencionado; “una persona con los mismos derechos e igualdad de oportunidades”.

Con el nuevo modelo social, se considera que las características de la persona con discapacidad son sociales, y las limitaciones individuales de las personas no son el problema, sino las limitaciones impuestas por la sociedad, ignorando que las personas con discapacidad pueden contribuir a la sociedad a medida que sean incluidas y aceptadas. Las personas con discapacidad están determinadas no por la condición médica de una persona, sino por las barreras físicas y sociales que el entorno les impone.

La discapacidad no es una característica propia de la persona, sino el resultado de su individualidad en relación a cuánto se exige a sí mismo y es capaz de dar.

Dependiendo del tipo de grado de discapacidad es como se le complicará a la persona valerse por sí misma, sin embargo no será un impedimento para realizar cualquier actividad que se proponga, claro con un guía en caso de ser una discapacidad severa.

La sociedad debe optar, entre aceptar a la persona como una “carga pública” o lo que es en beneficio para todos, darle la oportunidad de estudiar, capacitarse y ser una persona funcional dentro de la sociedad.

Entonces surge la duda, ¿la discapacidad hace que los hechos la hagan una deficiencia? Clínicamente, sí. Socialmente, no.

¿Por qué socialmente?, la persona con discapacidad siempre será eso, pero jamás será un impedimento para la realización de cualquier actividad.

¿Por qué clínicamente?, porque hace referencia a la ausencia de algo que en esa definición sí marca un impedimento para realizar las cosas, pero con el nuevo plan de estudios y programa (2018), socialmente la deficiencia deja de existir porque este término limita, y la discapacidad no es un límite, es una condición.

Ahora si nos vamos con el término de “personas con capacidades diferentes”, todos tenemos capacidades diferentes, por lo cual, este término entra en el plan de estudios (2004) con Educación Especial, en la actualidad con el plan 2018 y la Licenciatura de Inclusión Educativa, queda eliminada esa Barrera y entra en vigor solamente el término de “personas con discapacidad”.

La lucha que siguen teniendo las personas con discapacidad sigue siendo contra la sociedad, porque aún no se acostumbran ni se hacen a la idea de que todas las personas somos iguales y de que la inclusión va más allá de “aceptarlas”, las siguen juzgando, sin darse cuenta de que es una condición permanente, pero sin prohibiciones… Entonces, ¿realmente quién tiene la deficiencia, la sociedad o las personas con discapacidad?

Como se mencionó, la inclusión es un reto y un derecho de todas las personas, pero se debe ir trabajando poco a poco para así también conocer su limitante, la cual sería, ¿hasta dónde es importante a inclusión? Como bien sabemos, la inclusión no sólo es un término educativo, sino también es un término social.

 

 

Referencias:

SEP. (2004). Plan de estudios 2004. SEP. Recuperado de:

https://www.dgespe.sep.gob.mx/public/planes/lee/plan.pdf

 

SEP. (2018). Plan de estudios 2018. SEP. Recuperado de:  

https://www.cevie-dgespe.com/index.php/planes-de-estudios-2018/51

Diplomado en Psicología Clínica

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario