Otro tipo de discapacidad: La Discapacidad Psicosocial

Fatima Ixtlazihuatl Barroso Muñoz

 

Cuando hablamos de discapacidad generalmente mencionamos sólo cuatro tipos de ella: motriz (donde existe dificultad para moverse ya sea por ausencia o parálisis de alguno de los miembros), auditiva (cuando se dificulta o imposibilita la percepción del sonido), visual (donde existe dificultad o imposibilidad para percibir imágenes) e intelectual (cuando el ritmo de aprendizaje es diferente y es necesaria una atención específica) sin embargo, muy poco se habla acerca de un quinto tipo de discapacidad, la Discapacidad psicosocial.

Dicho término, surge del modelo social que incorpora el enfoque de derechos humanos al enfoque médico para definir aquellas restricciones causadas por el entorno social y que están centradas en una deficiencia temporal o permanente de la psique (mente) debido a la falta de diagnóstico oportuno y tratamiento adecuado de las siguientes disfunciones mentales.

Según lo refiere el Glosario de términos sobre discapacidad de la Comisión de Política Gubernamental en materia de Derechos Humanos (2012):

  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Trastorno de ansiedad
  • Trastorno de pánico con estrés post-traumático
  • Depresión mayor
  • Trastorno bipolar
  • Trastornos generalizados del desarrollo (autismo y asperger)
  • Trastorno límite de la personalidad
  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad
  • Trastorno fronterizo
  • Esquizofrenia, trastorno esquizo-afectivo
  • Trastornos alimentarios (anorexia y bulimia) y
  • Trastorno dual (cualquiera de estas disfunciones pero acompañada de una o más adicciones a sustancias psicoactivas).

Generalmente, ésta condición de vida temporal o permanente aparece durante la adolescencia o los primeros años de la adultez y varía de acuerdo a cada una de las disfunciones, afectando directamente las funciones mentales y de interrelación de las personas que la presentan, limitando su capacidad para ejercer una o más actividades de la vida cotidiana.

Si partimos de que la discapacidad psicosocial tiene su origen en la falta de diagnóstico oportuno o tratamiento adecuado de dichas disfunciones mentales,  sería importante conocer a partir de qué edad pueden aparecer cada una de ellas y así identificar y brindar una atención adecuada y oportuna, con la intención de prevenir, controlar y curar dependiendo de cada caso particular.

La Guía Clínica  para el tratamiento psicológico de trastornos psiquiátricos en niños y adolescentes (2010) menciona que los trastornos internalizados: ansiedad (fobia específica, fobia social, ansiedad de separación, estrés postraumático, ansiedad generalizada, pánico/agorafobia, trastorno obsesivo compulsivo) y depresión inician frecuentemente en la infancia o en la adolescencia. En México, la edad media en la cual comienzan dichos trastornos es a los 14 años. Mientras que en el Diagnóstico y Tratamiento de los Trastornos del espectro autista. México: Secretaría de Salud, 2012 se establece que según la clasificación diagnóstica del DSM-IV-TR pueden detectarse los Trastornos Generalizados del Desarrollo (Autismo, Síndrome de Asperger, Síndrome de Rett y Trastorno Desintegrativo de la infancia) a edades muy tempranas, en algunos casos se han podido observar las primeras manifestaciones durante el primer año de vida sin embargo, la diversidad de manifestaciones clínicas que pueden presentarse dificultan la detección precoz de sintomatología compatible con dichos trastornos por lo que se ve retrasado su diagnóstico, además de añadir un gran desconocimiento del problema en ámbitos médicos y educativos.

En referencia a los trastornos afectivos; Depresión Mayor, Trastorno Bipolar y Distimia, la Guía Clínica para los Trastornos Afectivos (2010) menciona que la depresión ocupa el primer lugar entre las diez principales enfermedades que provocan mayor discapacidad. En este tipo de trastornos es difícil establecer una edad de inicio ya que se ha encontrado una prevalencia del 1% en niños preescolares, mientras que en niños escolares alcanza una frecuencia cercana al 2%, aumentando dicha prevalencia en adolescentes, llegando hasta un 4%. Existen estudios que reportan una prevalencia en los pre-adolescentes de hasta 18% y comentan que dicha diferencia puede deberse a la creencia de algunos clínicos que la depresión no se presenta en los niños.

Por su parte, el DSM-IV-TR (2002, pág. 657) establece que los trastornos de la conducta alimentaria: Anorexia nerviosa inicia típicamente hacia la mitad o a finales de la adolescencia, entre los 14 y 18 años mientras que la Bulimia nerviosa inicia generalmente al final de la adolescencia o al principio de la vida adulta.

Dentro de los trastornos de inicio en la infancia, la niñez o la adolescencia se encuentra el trastorno por Déficit de atención y comportamiento perturbador (DSM-IV-TR, 2002. Pág.103) donde menciona que la mayoría de los padres observan  por primera vez la actividad motora excesiva cuando sus hijos son pequeños, coincidiendo frecuentemente con el desarrollo de la locomoción independiente. Pero no es hasta la enseñanza elemental que puede diagnosticarse más acertadamente cuando se ve afectada la adaptación escolar.

La esquizofrenia y otros trastornos psicóticos hacen su aparición típicamente entre los últimos  años de la segunda década de la vida y la mitad de la cuarta, siendo raro el inicio anterior a la adolescencia; aunque se han referido casos de inicio a los 5 o 6 años de edad, según lo menciona el DSM-IV-TR (2002, pág. 343).

Partiendo de la premisa propuesta por el modelo social sobre la discapacidad donde ésta es considerada como una construcción social, no como una deficiencia que crea la misma sociedad que limita e impide que las personas con discapacidad se incluyan, decidan o diseñen con autonomía su propio plan de vida en igualdad de oportunidades, hay que resaltar que ésta condición no depende de la “voluntad ni inteligencia” de la persona afectada, por lo que es necesaria una detección temprana y atención adecuada, no sólo de ella si no de todo su entorno familiar, además de capacitar a personal de la salud y docente para una mejor inclusión, ya que todos estamos expuestos a tener una condición diferente a la que actualmente tenemos en alguna etapa de nuestra vida.

Referencias bibliográficas

  • http://www.educacionespecial.sep.gob.mx/pdf/tabinicio/2012/Glosario_Terminos_sobre_Discapacidad.pdf
  • https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/95934/triptico_de_discapacidad_psicosocial.pdf
  • DSM-IV-TR. Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos mentales. Texto Revisado. Masson, 2002 S.A.
  • Guía Clínica para el tratamiento psicológico de trastornos psiquiátricos en niños y adolescentes. Secretaría de Salud. Gobierno del Estado de Guanajuato. Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz. México, 2010.
  • Guía Clínica para los Trastornos afectivos (depresión y distimia) en niños y adolescentes. Secretaría de Salud. Gobierno del Estado de Guanajuato. Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz. México, 2010.
  • Guía Clínica para el manejo de la ansiedad. Dirección de Salud Mental de la Secretaría de Salud de Guanajuato. Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz. México, 2010.
  • Guía Práctica Clínica GPC. Diagnóstico y Manejo de los Trastornos del Espectro Autista. Evidencias y Recomendaciones, CENETEC. Dirección de Salud Mental de la Secretaría de Salud de Guanajuato, 2012.

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org