Buscar

¿Solamente terapeuta clínico?

Lizbeth Grangeno

Al formarse como terapeuta clínico, parece que la vida surge a través y alrededor de ello, como si no existiera más que ello. Además de que existe una tendencia a escindir la psique (mente, cuerpo y afectividad). ¿Entonces la responsabilidad solo es de ser “buen terapeuta”? ¿Verdaderamente existe una responsabilidad partiendo de esta línea?

Considero que el terapeuta no es solo administrador de técnicas cuando así lo decida, con alto nivel de conocimiento académico que debe ser depositado en el paciente y así presumir de su labor como “buen terapeuta”. Bajo esta línea se embiste al paciente, lejos de escucharlo y que sea en beneficio del paciente, parece que el espacio está destinado para el terapeuta, el cual requiere de otro que observe su quehacer “profesional”.

Por ello estos cuestionamientos, ¿Los pacientes requieren de un profesional carente de sentido y con alto poder de conocimiento? o ¿un ser humano con disposición a ser empático y facilitar su proceso terapéutico?

El paciente acude a terapia para ser escuchado, mirado y aceptado tal cual es, va y muestra sus áreas más sensibles y vulnerables que requieren de ser sostenida para fortalecerse desde adentro. Y tan solo de otro que se encuentre en la disposición de estar ahí para él. Sin embargo, algunos terapeutas en la primera sesión desean o necesitan hacer intervenciones para quitar los signos y síntomas, sin tomar en cuenta otros factores. Haciendo como que quitan el dolor. ¿Entonces por qué llamarlo proceso? Si requiere de tiempo y espacio desde la perspectiva del consultante.

El profesional de la salud mental es el agente que tiene conocimientos empíricos para entender las docencias psíquicas y tratar de acuerdo a ello. ¿Pero que hace diferente a un terapeuta clínico del resto de los profesionales de la salud mental?

El terapeuta no interroga, más bien armoniza un dialogo. No aconseja,  facilita el camino para que el paciente encuentre una nueva perspectiva de sus conflictos y actué desde ahí, pues al aconsejar, parecería como si el terapeuta no hubiese revisado su propia historia de vida y quisiera resolverá a través del paciente, siendo su deseo. El terapeuta no enseña, pues esta es una ilusión que va en función de adoptar a los pacientes como hijos para sentirse con la necesidad de hacerlos a su imagen y corregirlos de acuerdo a su escala de valores, la cual es aberrante.

El terapeuta clínico es otros ser humano común, el cual tiene la responsabilidad de vivirse autentico, es decir, descubrirse, auto inventarse y ser humilde. Son las vertientes de la cuales se debe servir el terapeuta para no embestir al paciente con conocimiento, marcar una línea de responsabilidad y co-ayudar al mismo, es decir, en una diada que no todo es responsabilidad del terapeuta, pero no todo se deja a manos del paciente, pues cada quien es experto en su rol. Con apoyo de la psicoterapia es como el terapeuta puede mostrarse congruente en su actuar como terapeuta. Y no enfermar con las ansiedades de la sobre responsabilidad y tratar de controlar a los pacientes.

Entonces el terapeuta es aquel que humanamente se encuentra en las condiciones psíquicas de atender a otro que quizá haya pasado por lo mismo o no, además de reconocer a su paciente como otro del que también puede aprender.

Aclarando que no hay terapeutas de calidad, ni pacientes “buenos” o “malos”. Simplemente ambos son personas en crecimiento cada quien en su espacio personal.

Es decir, un terapeuta integrado por su niño, adolescente y adulto, para poder entender a otro y mirar lo que el otro no es capaz de hacer por sí mismo, siempre y cuando no sea proyectivo.

Partiendo de cosas tan sencillas que facilitan el trabajo terapéutico, profundizando en cosas que tiene relevancia y trascendencia como el vivir.

Reconocer al otro implica afrontarse a sí mismo y afrontar al otro para crear una relación nutrida de encuentros humanos.

El terapeuta también cuenta con una vida, con relaciones humanas y simbólicas, con una psique, el que también puede tener fallas, de las cuales solamente él es el responsable de las mismas consecuencias en las que participe.

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org