“Psicodrama, primer contacto.”

Julio Melendez

Considero que en el cerebro humano existe una gran propensión a la simbolización, tema que me gustaría explorar, para lo cual trataré de describir mi contacto con el Psicodrama en una sesión práctica de una forma quizá muy personal.

Viví el Psicodrama en “carne propia” y en este proceso hubo simbolización; puesto que hay objetos y situaciones que no nada más representan anchos o largos de tal o cual color, conocidas, desconocidas, etc., no, para el ser humano en general y en particular el mensaje que a veces nos traen los símbolos, van muchas veces más allá.

Hoy conoceré en la práctica acerca del Psicodrama y me siento estimulado porque espero conocer algo nuevo. Cuando estoy ya en la sesión de Psicodrama y alguien propone ”el frío” como tema de trabajo, me dispongo a ser el consultante, la situación que elegí para que fuera representada, por alguna razón es la de una situación relacionada con un lugar al que asisto a diario se me pide que con diversos objetos dentro del lugar donde se realiza la actividad amueble mi escena, la cual hasta ahora, está sólo en mi mente, voy conociendo que a esta acción se le denomina, “poblamiento” de la escena y que es un elemento característico del Psicodrama, entonces también sentía una emoción de miedo junto con la de excitación e intuía que las otras personas que también conocerían el Psicodrama también tenían sus emociones.

A partir de la invitación de una compañera del concepto de  viento frío (del que yo había hablado como parte de la situación) pasamos a dar dimensiones físicas mediante la participación de otra compañera, que era una de entre las varias personas que venimos a conocer del Psicodrama, otra compañera en la función de directora de escena, me pide que elija, nuevamente, de entre las personas presentes a los elementos de mi escena, hace preguntas: -¿Cómo se siente?, de tal forma (doy la respuesta), -“Muéstrame cómo”, y es aquí una de las ocasiones en las que la actividad se transforma en física y no sólo intelectual. Así pasado cierto tiempo ya somos casi todos los asistentes los que estamos involucrados en la escena, nos movemos, después sucede un descubrimiento, entro en contacto con mi emoción, me ayudan a contactar con mi símbolo, con mi emoción de frustración, no es que otra persona haya realizado una interpretación psicoanalítica (con el respeto que me merece tal enfoque) no, el otro, la directora y yo y hasta la audiencia simplemente nos dispusimos construir algo que no sabíamos bien como qué sería, como buscar un objeto del que no nos definen sus características físicas y esto se podría nombrar un “denominador común” que compartíamos tanto los compañeros en el escenario, la audiencia, la directora, etc., andábamos destejiendo símbolos, y aquí, para mí, cobra sentido lo que Moreno expresa que:

“El encuentro de dos o más condujo a la formación de un pequeño grupo, que se convirtió en el núcleo del “nosotros”  “. (p.82)

Al finalizar la sesión me detecté con muchos elementos no sólo en mi pensar sino en mi sentir también. En mí hubo aprendizaje, no sólo respecto a la práctica del Psicodrama sino también del tipo de aprendizaje al que se refiere Rogers cuando trata del proceso de “ser uno mismo”, este autor expresa que a veces este tipo de aprendizaje al que llega el cliente dentro de la psicoterapia tiene una apariencia de sencillez  y pone como ejemplo frases que tratan de reproducir lo aprendido como: “lo odio”, “tengo sentimientos de ternura y amor”, “Me tengo lástima”, etc., sin embargo también señala que estos aprendizajes tienen una “significación nueva”  y es difícil definirlos por quien arriba a ellos.

No puedo molestarme con mi cerebro por guardar símbolos que luego se desdoblan porque creo que lo comprendo muy bien, él utiliza todo como cajones para cuando necesite lo que está ahí, como para encontrar parecidos en diversas situaciones, poder apoyarse en lo creado, recuperar lo guardado; como luego leo que señala Fritz Perls al referirse a la “Doctrina Holística” el desarrollo y la mayor complejidad del cerebro humano parecen tener que ver con la capacidad de aprender y manejar símbolos y esta capacidad a su vez él la considera actividad  fantasía, agrega que, este hacer simbólicamente lo que podría estar haciendo físicamente (la actividad mental) nos permite ahorrar energía, tiempo, y trabajo y que los símbolos son como rótulos para los objetos o las situaciones, más luego los símbolos pueden terminar siendo “rótulos del rótulo” y que un símbolo jamás será la realidad sin embargo el símbolo parte de esta (su origen), así la reproducción de la realidad (la fantasía) puede “extraviarse” de este origen sin embargo estará siempre relacionada a una realidad que es significativa para aquella persona en la que la actividad fantasiosa penetró.

Es así como describiría lo que viví: con una máscara de viento frío insospechadamente para mí, simbolicé a una persona que influye en mí para tener un sentimiento de frustración, probablemente para otras personas la frustración no la representen con el concepto de frío, cuando apoyado por la directora, otros “alumnos” y audiencia vamos moviendo máscaras y al hacer cosas para “poner la psique en acción” descubro frente a mí mi frustración, ya no es el frío, es la cuestión de qué puedo o qué quiero hacer con ese mi sentimiento de frustración, la relación frío- frustración es altamente significativa para mí. Considero que el Psicodrama trata de transitar de regreso ese proceso, la creación de un símbolo particular, es decir el Psicodrama trata de ayudar a la persona a que  “desenrolle” su propio símbolo en parte utilizando no sólo la fantasía (actividad mental) sino también la actividad física buscando una integración de ambas. A este respecto puedo referir lo que los autores como los Polsters mencionan cuando señalan la influencia del Psicodrama sobre el otro enfoque Psicoterapéutico.

”… uno tiene más probabilidades de hacer descubrimientos Participando en una experiencia que limitándose a charlar sobre el asunto.”

Creo que el Psicodrama no está en contra de la simbolización, ni anda deshaciendo símbolos como único objetivo, creo que aquí opera lo que Rogers expresa también respecto a los aprendizajes obtenidos en psicoterapia y los símbolos, este autor afirma que los aprendizajes representan un intento de “hacer coincidir símbolos y significados” en el campo de los sentimientos, nos enseña como en el campo del mundo intelectual este intento es diferente pues lo verbal nos aporta precisión, más en el campo de los sentimientos, pues es difícil simbolizar una experiencia emocional con exactitud: el cliente se pregunta ¿qué es esto que siento surgir en mí mismo?, el autor señala que quizá debamos aprender el “lenguaje del sentimiento y la emoción”.

Considero que esto que construimos y que dio muchos aprendizajes en todos y de todo tipo hubiera sido muy diferente si sólo nos hubiéramos ocupado de charlar acerca del asunto del frío.

BIBLIOGRAFIA:

MORENO,J.L (1966) Psicoterapia de Grupo y Psicodrama, parte III, pp78-104, en Manual de Diplomado de Especialización en Psicología Clínica e Intervención psicoterapéutica, 2017, México.

PERLS, F. (2004), El Enfoque Gestáltico, Testimonios de Terapia, , Cuatro vientos, Editorial, Santiago, Chile.

POLSTER, E y M. (2003), Terapia Guestáltica, apéndice 292-299, Amorrortu editores, Buenos Aires, Argentina.

ROGERS , C (2003), El proceso de Convertirse en persona, Quinta parte, ¿Personas o Ciencia?    una disyuntiva filosófica. Pp.179-200 Paidós, México.

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

 

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org