RESPETANDO LA PRIVACIDAD DEL ADOLESCENTE

“LIBERTAD O LIBERTINAJE”

Lic. En Psic. Lourdes del Carmen Vega Arellano

 La juventud de hoy en día se encuentra tan acelerada que las niñas en lugar de jugar a las muñecas o juegos de mesa, abrazan un bebé, en lugar de cargar una mochila, cargan una pañalera, y no obstante, cambian temas de amistades por cibernovios o quien obtiene más likes en las redes sociales.

Como bien ya lo han mencionado en un artículo, en la adolescencia se sufren cuatro cambios; físicos, de valores, de hábitos y deseos a ser libres. En estas edades quieren comprobar todos los límites: aparece la guerra por la independencia que se manifiesta en rebeldía.

Surge también la negatividad. Se busca la resistencia a las normas y el retraso temporal en el cumplimiento de los deberes. Lo que quieren, lo quieren ya: presionan, miden, chantajean y aumentan la tensión. Aparecen las mentiras y se multiplican los conflictos.

Gran parte de los adolescentes confunden la libertad con el libertinaje, con hacer lo que les viene en gana. En la libertad se da la responsabilidad y en el libertinaje el desenfreno. En este sentido se les puede explicar que la propia libertad acaba donde invade la libertad del otro.

Es precisamente por eso que, como padres podemos ser un poco empáticos con nuestros hijos, acompañarlos en su dolo e ir por el mismo camino que ellos, pero eso no quiere decir que siempre aceptemos sus decisiones, sean buenas o malas, al contrario, es necesario ser neutros y tener autoridad para poner límites, así como asignarles responsabilidades como dejarle administrar el gasto de la semana. En ocasiones la adolescencia se encuentra tan acelerada que piensan que por ser hijos no tienen responsabilidades, y su único deber es estudiar, pero la tarea más importante es para los padres, desde poner límites y responsabilidades hasta acompañarlos en su caminar de busca de identidad.

La comunicación es muy importante en un ámbito familiar ya que, si los padres trabajar mucho y se absorben en el mismo, dejarán de lado el estado físico y emocional del hijo. Este es el momento para demostrarle cuales son los límites de las decisiones que tome así como las consecuencias de las mismas. Como padre tendremos la responsabilidad de demostrarle la confianza y el apoyo que el necesita, evitando que caiga en situaciones de riesgo durante la adolescencia como alcohol o las drogas.

Tal vez no será fácil, tendrás discusiones por algunos permisos a fiestas o reuniones, lo más recomendable es que demuestres que lo comprendes y llegues a una negociación desde el principio, logrando mejorar la relación con tu hijo. Para tomar decisiones asertivas, los valores y la formación que ha recibido serán un factor que influya en gran medida. En ocasiones se equivocará, pero esto suele ser parte de su aprendizaje, lo importante es que lo apoyes en todo momento.

La juventud, en ocasiones lo único que necesita es ser escuchado y orientado bajo el apoyo de su familia, no de la sociedad.

BIBLIOGRAFÍA

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org