LA PARTICIPACIÓN DEL PSICÓLOGO DENTRO DE UNA EMPRESA

LA PARTICIPACIÓN DEL PSICÓLOGO DENTRO DE UNA EMPRESA

Por Maribel Rojas Arellano

Por Maribel Rojas Arellano

Me pareció interesante hacer mención del tema que maneja lo referente a la Psicología del trabajo y a las relaciones humanas que existen dentro de un equipo de trabajadores y su jefe, a saber también sobre lo que permite o limita el desarrollo individual y grupal de los trabajadores, y con ello surge la interrogante acerca del papel que juegan los psicólogos en dicha situación.

Si bien, desde hace ya unas décadas, se han planteado varias cuestiones acerca de las dificultades que se presentan a nivel organizacional de una empresa, también se cuestiona por qué los profesionales como los psicólogos, no intervienen de manera directa para mejorar las relaciones así como el trabajo en sí mismo, permitiendo así una participación activa en la construcción de un ambiente laboral productivo.

Y si bien es cierto que se han creado una gran variedad de técnicas y estrategias para crear un ambiente laboral que sea más de compañerismo, de apoyo entre los trabajadores, un clima ameno y placentero para todos y así en automático se genere una productividad mayor y de mejor calidad. Sin embargo a pesar de los esfuerzos que se realizan por comprometer a los patrones, existen aún hoy en día una serie de intereses por parte de estos que no permiten el desarrollo individual y grupal de sus subordinados.

Como ya se ha mencionado, creo que en muchas ocasiones la participación profesional sirve para dar bienestar a unos pocos principalmente en el manejo óptimo y el control interno (dominación sobre los trabajadores) que algunos tienen no solo a nivel de personal, sino a todo el nivel institucional viéndose claramente reflejado en el desarrollo de una institución o en el avance  de la producción. La estructura de la organización tanto a nivel vertical como a nivel horizontal, se puede ver que se encuentran sujetas a un objetivo específico primeramente en los altos mandos que en ella hay (que regularmente la constituyen el personal a nivel vertical) y en el caso de los trabajadores dirigidos hacia el mismo fin de los jefes pero mediante métodos distintos, tal es el caso de un reglamento interno que está por demás determinado con una rigidez estricta y así se observa que estos solo se preocupan por sacar un trabajo a cambio de un salario, sin importar el lado “humano” del ambiente laboral, la parte que hace referencia al sujeto como persona y que tiende a manifestar su estado afectivo, a expresarse, a promover la convivencia y como resultado se denote el esfuerzo y el compañerismo, de un trabajo en conjunto. Sin embargo, a las empresas de alguna manera les conviene mantener a la gente de ese modo, ya que de esa forma, el contacto y la comunicación entre los trabajadores es mínima, por lo que no habría que preocuparse por someterlos u obligarlos a obedecer puesto que ante la cotidianeidad estos ya se han acostumbrado a no opinar y a conformarse con lo que se les ofrece y por consiguiente lo que se logra con este tipo de organización es que se mantenga en una buena posición a la institución, sin despertar la curiosidad de lo que se hace dentro de dicho lugar es correcto o no.

A los trabajadores prácticamente no se les permite participar activamente, ya que si corren con suerte se les da un discurso de lo “bueno” que es trabajar en armonía con los demás, pero que de fondo significa que no es necesario intervenir o preocuparse  por los otros, sino solo por sí mismos y con esto se le convence e imposibilita el poder cuestionar o investigar las normas que se establecen, y así no hay más que una fuerza de trabajo y con ello una elevada producción o distinción y prestigio dentro del ámbito institucional (a nivel general).

Ante esta perspectiva considero que esto no debería de ocurrir así, pues si se cuenta con las estrategias para que se propicie un buen clima laboral  porque no se reconoce  el trabajo que realizan las personas dentro de una institución, no se valora el esfuerzo y la dedicación individual que cada uno pone en ello, además de que el personal debería tener un estímulo que le permitiese superarse como persona, es decir, que, a la vez que produce y beneficia a la institución también reciba un beneficio a su desempeño. Otra característica que eventualmente se manifiesta como un rezago en el desempeño del trabajador, es la falta de insumos y materiales para el desarrollo óptimo y es esta condición la que suele afectar la relación entre compañeros y por consiguiente, una mala actitud frente a la situación.

Ahora bien, el papel que en ocasiones juegan los psicólogos no se considera que sea el más correcto, puesto que muchos se prestan para ayudar a la institución a mantener en calma a los empleados, a no permitirles que den una opinión propia de su sentir con respecto a la forma de desempeñar sus funciones y bajo que reglas cumplir con ellas.

A pesar de que en la actualidad existe gran difusión y determinación para abordar las distintas problemáticas de una empresa aún existe también sitios a los cuales no se ha permitido el acceso para abrir un camino que conduzca de una forma más efectiva el desarrollo de las funciones de los trabajadores. Tal es el caso de las instituciones de salud, que siendo el área que consideró requiere mucho de la participación activa de los especialistas en cuanto a cómo afrontar las condiciones bajo las que están sujetos a desempeñar sus actividades, es decir, que es vital que también se atienda a las necesidades que están presentando cuando no cuentan con los recursos mínimos para efectuar su labor, lo que tiene como consecuencia una serie de inconformidades o afectaciones en todos los involucrados.

Y por lo antes mencionado y aún más podría exponer, considero que aún falta mucho por hacer dentro de las instituciones para promover una mejor calidad del desempeño laboral, implementar estrategias que sean más acordes a cada función, que sean más flexibles, que atiendan realmente a las necesidades de cada conjunto de trabajadores, que se tome en cuenta todo el contexto para el desarrollo de las estrategias, entre otras cuestiones importantes a considerar y todas ellas con un mismo fin de hacer crecer a una empresa de forma equitativa y con mejores resultados en su producción sea cual fuere esta.

Seminario Gratuito de Psicología

Atenta invitación
Gratis

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario