¿La inclusión realmente es un beneficio para los niños con discapacidad?

¿La inclusión realmente es un beneficio para los niños con discapacidad?

Por Leticia Monzherrat Maya Murillo

 

Por Leticia Monzherrat Maya Murillo

La educación en este contexto es un concepto amplio que busca posibilitar que todos los alumnos adquieran conocimientos y desarrollen habilidades, actitudes y hábitos que contribuyan a su bienestar mental y social.

La educación se define como el crecimiento de un individuo al pasar de un estado de dependencia relativa a uno de relativa independencia mental, física, emocional y social. 

La inclusión educativa comprende un cambio en diversos aspectos: adecuaciones curriculares, capacitación de los maestros, apoyo de los padres de familia y del gobierno a través de USAER que se ha incluido en escuelas regulares para apoyar en el proceso educativo de los niños que presentan barreras de aprendizaje.

Conjunto de procesos orientados a eliminar o minimizar las barreras que limitan el aprendizaje y la participación de todos los estudiantes. Sus dimensiones incorporan la cultura, política y práctica.

Dentro de la cultura se plantea una comunidad escolar con valores y creencias compartidos y orientados a que todos aprendan.

Un educador formado para las necesidades de una sociedad incluyente, sería capaz de dar respuestas oportunas y acordes a cada estudiante, buscando alternativas y estrategias específicas que faciliten el desarrollo de habilidades y competencias en el proceso de aprendizaje de cada uno de sus educandos.

Realmente la idea es buscar el cambio de paradigmas y convertir a escuela en un espacio integrador donde la sociedad converja en un solo objetivo una escuela donde conviva la tradicional, la integradora y en el mejor de los casos la escuela inclusiva, amplia y plural, donde intervenga toda la comunidad educativa, que se impone para estos días.

La educación inclusiva implica que todos los niños y niñas de una determinada comunidad aprendan juntos, independientemente de sus condiciones personales, sociales o culturales, incluidos aquellos que presentan una discapacidad.

Una democracia educativa así entendida sería insuficiente para abarcar a una cantidad de ciudadanos que con frecuencia son excluidos del sistema educativo, los discapacitados de cualquier tipo –unos más que otros pero segregados o, peor aún, discriminados por la sociedad, la escuela y los ciudadanos mismos.

Lo que se buscaba principalmente con esto de la inclusión, es que disminuya el índice de discriminación que existe en América latina, aunque no en toda América latina ya esté implementada la Inclusión.

La resiliencia es la capacidad de una persona de hacer las cosas bien pese a las condiciones de vida adversas, a las frustraciones, superarlas y salir de ellas fortalecido o incluso transformado, en otros términos recuperarse y acceder a una vida significativa y productiva para sí para la sociedad.

La resiliencia nos permite “resistir, tolerar la presión, los obstáculos y pese a ello hacer las cosas correctas, bien hechas, cuando todo parece actuar en nuestra contra”. Para desarrollar la capacidad resiliente de los niños y niñas, debe promoverse que tengan conciencia de su identidad y utilidad, que puedan tomar decisiones, establecer metas y creer en un futuro mejor, satisfacer sus necesidades básicas de afecto, relación, respeto, metas, poder y significado.

Asimismo, hay ejemplos que ilustran las dificultades que pueden enfrentar los/las estudiantes con discapacidad en la mayoría de los países cuando sus familias buscan incluirlos en el sistema educativo normal. Pero también hay otros casos conocidos que dan evidencia de que existen oportunidades siempre que los grupos, apoyados por las familias y los ministerios de educación trabajen de la mano para nutrir a nuevos enfoques y nuevos modelos.

Por ello, yo apoyo el modelo, sin embargo no estoy tan de acuerdo a la manera en la que se va a manejar porque sea como sea, los docentes no están preparados para trabajar con niños con discapacidad en un salón regular porque no tienen el conocimiento de cómo trabajar con ellos, a pesar de que el nuevo modelo plantee que el aprendizaje esperado debe ser el mismo y lo que cambié sea en base a sus habilidades, es complicado atender a 30 niños regulares y que aprendan a la par, mientras que ahora con un niño con discapacidad el trabajo se triplica porque no tiene las herramientas necesarias para aplicarlas y que el niño desarrolle sus habilidades.

Sin embargo, es por esto que surge la Licenciatura en Inclusión Educativa, para poder formar a docentes preparados que puedan orientar a los maestros frente a grupo para que en conjunto trabajen planeaciones y estrategias para darle a todos los niños la enseñanza de todos los contenidos, pero a su respectivo ritmo, creando conciencia y sensibilidad ante los compañeros y maestros.

Diplomado en Terapia de Lenguaje

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario