Buscar

La importancia del juego en el proceso de socialización del niño

Dafne Martínez

Actualmente se atribuye el beneficio del juego, en el desarrollo del niño en tres aspectos diferentes[1]: motor, sensorial e intelectual; de acuerdo a los diferentes tipos de juegos infantiles y al orden en el que van apareciendo, de acuerdo a su desarrollo y a su progresivo aprendizaje, en este caso, aprendizaje social y lógico, principalmente.

En cuanto al espacio del juego, da más libertad al permitir desarrollarse aún fuera de la escuela, lo cual permite llevar con facilidad el aprendizaje a través de la práctica, directo a la formación del pensamiento concreto en su estructura, característico de los niños alrededor de los siete años; por ejemplo, con el aprendizaje de las reglas de un juego.

El juego es “la representación lúdica de una situación que no está presente para el niño” (Linaza, Pág. 20), de esta forma, en la psicología, el juego es de vital importancia para explicar el desarrollo de los niños, el juego es de vital importancia para la adquisición del lenguaje, al favorecer la comunicación verbal al construir situaciones ficticias, desde el juego motor y juegos ficticios. Otro concepto importante a desarrollar a través del juego es el concepto de cooperación (Linaza, Pág. 20), para desenvolverse dentro de una sociedad.

Ahora bien, para Piaget, el juego es en sus diferentes tipos con el desarrollo de las estructuras cognitivas, distinguiendo lo que él llama “conciencia” de las “capacidades cognitivas”; proponiendo tres etapas: (Linaza, Pág. 21)

  1. ausencia de las reglas
  2. concepción de las reglas como inmutables y de origen adulto
  3. concepción de las reglas como acuerdo mutuo

Las tres etapas dependen del mecanismo de cooperación, bajo la concepción de respeto mutuo contra respeto unilateral. La conducta social ya sea motora, egocéntrica y cooperativa, es resultado de la conducta individual y social, y como producto de una organización interna originada en el juego.

Siendo el más característico por presentarse en la edad escolar, el juego de ficción es el de “pretender” situaciones y personajes “como “si estuvieran presentes, abre una nueva forma de relacionarse con la realidad, con sí mismo y con otros niños. El juego de ficción brinda  la posibilidad de recrear, distorsionar e incluso de dominar la realidad, acorde a sus deseos; “domina esa realidad por la que se ve continuamente dominado”(Linaza, Página 26) La fantasía y el desarrollo motor le permiten nuevas actividades , a partir del segundo año, elemento indispensable para integrar el YO, y poder expresar sentimientos inconscientes, ya sea individualmente o juego en paralelo (con otros niños), manteniendo la individualidad, dando lugar al juego egocéntrico o simbólico, porque sólo se dirige al compañero para afirmar lo que ya se sabe.

Socialmente, el niño percibe los puntos de vista, las necesidades y los sentimientos de los otros, y toman importancia los diversos roles sociales al explorar la realidad; pues “el niño comienza a tomar conciencia de la multiplicidad de las relaciones en que está inmerso, a proponerse autónomamente objetivos, a definir sus competencias, comienza también a crearse sus convicciones y sus valores.” (Sentimientos, familia, amigos, Pág. 12)

 A través del juego, se conocen también situaciones familiares, sociales e individuales, como la aceptación de sí mismo, la aceptación de otros y la aparición del comportamiento interdependiente. El objetivo es desarrollen un mayor respeto hacia sí mismos y se vean como personas capaces de crecer y de aprender.  En la aceptación de los otros, se requiere una actitud de respeto y de tolerancia para las opiniones, sentimientos y comportamientos de otros; aceptar al otro es la disponibilidad a resolver las posibles diferencias. El comportamiento interdependiente es la relación con los demás, a través de la comunicación y la colaboración.

Bibliografía:

Linaza, Josetxu. Los juegos y el deporte en el desarrollo psicológico del niño. Anthropos Promat, España, 1997.

Juegos de interacción para niños y preadolescente 10. Sentimientos, familia, amigos. Editorial CCS, Madrid, 1998.

[1] Página 12.

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org