Buscar

LA IMPORTANCIA DE LA AUTOESTIMA EN LOS HIJOS

Dennys Rodríguez Villalpando

Definición de Autoestima

Hablar de autoestima es comentar sobre  un rasgo importante y necesario en todo individuo, porque de ésta depende el  que una persona se atreva a realizar cosas importantes en su vida, por lo cual  expresar  la importancia de estimularla por parte de los padres de familia es aun más trascendente, porque  son ellos los encargados de que la autoestima sea tomada en cuenta en la vida de un hijo y que ésta se desarrolle a través del tiempo ayudándole en su transcurrir de la vida.

La autoestima es uno de los rasgos que distinguen a toda persona y son varias las definiciones que han surgido para entenderla, mencionaré algunas de ellas, con el objetivo de sustentar la importancia que tiene en la vida de los seres humanos:

Branden en Haeussler  dice que “la autoestima seria la convicción de que uno seria competente y valioso para otros, sosteniendo que la autoestima incluye dos aspectos básicos: el sentimiento de autoeficacia y el de ser valioso”[1],  también dice  que “la autoestima es una poderosa fuerza dentro de cada uno y que le da a la persona a la experiencia de ser aptos para la vida y para las necesidades para la vida, consistiendo en: a)confianza en  la capacidad de pensar y afrontar los desafíos básicos de la vida y b) confianza en el derecho de ser feliz, digno, merecer, tener, como también afirmar sus necesidades y gozar los frutos de su esfuerzo y que es la predisposición a experimentarse como competente para afrontar los desafíos de la vida y como merecida de la felicidad”.[2]

  1. Voli dice que la autoestima es la “Apreciación de la propia valía e importancia y al toma de responsabilidad sobre si mismo y sobre las relaciones consigo mismo y con los demás”.[3]

“Es la percepción personal que tiene un individuo sobre sus propios meritos y actitudes”.[4]

“La dimensión  de la evaluación global del yo; también llamada valía personal y autoimagen”.[5]

Para Kaufman “la autoestima es la habilidad psicológica  mas importante que podemos desarrollar con el fin de tener éxito en la sociedad”.[6]

Y como última definición Hernaldo Duque[7] comenta que “la autoestima es una actitud hacia uno mismo y es el resultado de la historia personal”.

Con todas las definiciones  mencionadas podemos vislumbrar la importancia de la autoestima, definida como una manera muy personal de sentir, de vivir y de relacionarse con el entorno y este ambiente será determinante para que la autoestima sea positiva. La autoestima se desarrolla a través de las experiencias e influye en los éxitos posteriores de cada persona, sin embargo para entender a fondo la pertinencia de estimularla, es importante analizar sus dimensiones y esto dará la oportunidad de conocer cómo la autoestima hace que un niño se desenvuelva en distintos contextos.

Dimensiones de la Autoestima

La autoestima es multidimensional y  precisamente el que cuente con varias dimensiones es lo que la hace importante para la educación de un hijo, porque es la variación  y el significado de ésta lo que ayuda a la integración personal de un niño,  por eso  los padres deben de conocer las áreas específicas en donde actúan las diferentes dimensiones de ésta para que ellos propicien el ambiente adecuado para estimularla.

Dimensión física.

Esta se da en ambos sexos. Es el hecho de sentirse atractivo, es conocer las cualidades físicas de las personas como el color de cabello, estatura, color de ojos, etc. Es importante el desarrollo de esta dimensión porque es la primera que da la oportunidad a los niños a identificarse como persona única e irrepetible.

Dimensión Social.

Incluye el sentimiento de sentirse aceptado o rechazado por los iguales, así como, el sentimiento de pertenencia, al sentirse parte de un grupo. También tiene que ver con sentirse capaz de enfrentar con éxito diferentes situaciones sociales: tomar la iniciativa, participar en reuniones, solucionar conflictos que se dan en la interacción, etc. La importancia de ésta radica en la capacidad de estar con otras personas interactuando y poder crecer en grupo, considerando que somos personas sociales por naturaleza, los padres deben darle un peso importante a esta dimensión.

Dimensión Afectiva.

Se refiere al sentimiento personal, al cómo se percibe  un niño a sí mismo, o sea  a  la auto percepción que tiene de su persona, manifestándose  cuando éste se ve como simpático o antipático, estable o inestable, valiente o temeroso etc., es decir, cómo puede describirse en base a sus estados de ánimo.

Dimensión Académica.

También se refiere a una auto percepción, pero de la capacidad de enfrentar situaciones en la escuela y ajustarse a las exigencias de ésta, incluyendo las autovaloraciones de sentirse inteligente o no.  Muchos casos de baja autoestima se dan por la poca capacidad de los niños para poder dividir sus fracasos escolares de su persona. Los padres deben estar atentos para poder identificar estas situaciones, sobretodo cuándo algunas dificultades en la escuela están siendo causa de problemas emocionales en sus hijos.

Dimensión Ética.

Ésta tiene que ver con el sentimiento de un individuo de ser bueno o confiable o lo contrario, así como todos los valores manejados en la ética de una persona, está  determinada en la forma de vida de un niño y la transferencia que tienen los padres hacia ellos de los valores: cómo los interiorizan, cómo los llevan a cabo, el acatamiento de normas y reglas, etc., es decir, la importancia de esta dimensión les dará a los padres la oportunidad de implantar en sus hijos formas especificas de actuar ante distintas circunstancias para fomentar bases sólidas de comportamiento y filosofía de vida en ellos.

Componentes de la Autoestima

Para poder estimular la  autoestima con eficacia, los padres  deben  tomar en cuenta las características de los elementos que la componen,  para ayudarles a  pensar en estrategias que les apoyen a incrementarla, estos elementos son actitudes internas que van teniendo los hijos conforme va generándose en ellos la autoestima y los padres al estar al pendiente de sus manifestaciones les dará  la oportunidad de ayudar a sus niños en los momentos necesarios.

La autoestima según Hernaldo Duque[8] y  también otros autores está conformada por varios elementos que nos ayudan a comprender su definición y su importancia en la vida humana y social de  una persona, los elementos son los siguientes:

El Autoconcepto.

Que tiene que ver con la idea que cada individuo tiene de si mismo y constituye para Gil[9] una base fundamental de la autoestima y que también lo considera como un concepto que cada uno tiene de sí mismo, entonces el niño comienza a conocer sus rasgos físicos y psíquicos, sus cualidades y defectos, etc., obviamente con la ayuda de sus padres.

Para Brunet y Negro[10] el autoconcepto es “la imagen que una persona tiene acerca de sí misma y de su mundo personal”, entonces a medida de que los padres de familia conocen lo importante que es que su hijo se identifique y se conozca a sí misma, podrán elevar su autoestima y hacerlos niños emprendedores, creativos, en búsqueda de su propia felicidad, por que dependerá de la percepción positiva o negativa que tengan de ellos mismos que les dará las experiencias previas y también de lo que digan de ellas las personas importantes en sus vidas.

Entonces los padres de familia deben de conocer que para ayudar a construir el autoconcepto deben de tomar en cuenta los elementos que son según Gil[11]:

  • Ideas, imágenes y creencias que uno tienen de sí mismo.
  • Imágenes que los demás tienen del individuo.
  • Imágenes de cómo el sujeto cree que debería ser.
  • Imágenes que al sujeto le gustaría tener de sí mismo.

Pero el autoconcepto en la edad escolar está especialmente condicionado por la imagen corporal, entonces es necesario iniciar con que el niño se conozca y se valore corporalmente. Los padres deben ayudar a los hijos  que aprendan a aceptar su propio cuerpo, a tener en cuenta que no existe un cuerpo ideal y que no sólo su cuerpo les da la personalidad.

La Autoevaluaciòn.

El niño debe de aprender a autoevaluarse, a darse cuenta por si mismo de lo que es capaz de hacer y de lo que no, ésto se dará con la ayuda de sus padres, quienes lo conocen mejor, a medida que el individuo se puede autoevaluar, y conocer sus propias capacidades, su autoestima irá incrementando, porque sabe que puede lograr las cosas, por eso la importancia de que los padres estimulen en sus hijos el conocer sus habilidades y el saber que puede poseer más.

La Autoevaluaciòn se da internamente en el individuo en el momento en que es capaz de evaluarse a si mismo en las  situaciones, hechos  positivos, cosas interesantes, etc., que le ayuden a crecer y a ser una persona integral. También en lo negativo que tiene que ver con los conocimientos que las experiencias que se no lograron les dejan, lo cual le ayudara a crecer y se da cuenta cuando es un obstáculo para su persona.

Cuando esto pase los padres tendrán que brindar las ayudas necesarias para que sus hijos aprendan de las experiencias negativas.

La Autoaceptacion.

Cuando un niño  conoce y sabe, con ayuda de sus padres, de lo que es capaz y lo acepta, los padres están en pro de la autoestima, porque colaboran estimulando la facultad del niño para saber que hay cosas que puede hacer y cosas que hará con el tiempo, también tiene que ver con  la ayuda de los padres para las aceptación que el niño tenga de sí mismo físicamente.

Por lo cual la autoaceptacion tiene  que ver con la capacidad de una persona para reconocerse a si mismo de una forma realista y objetiva, saber que tiene tanto aptitudes como debilidades y limitaciones, el saber cómo actúa frente a ciertas circunstancias y aceptarse tal y como es, logrando hacer ajustes necesarios.

Los padres deben de considerar que la autoaceptacion es también una base importante para lograr una autoestima adecuada y ésta implica que el niño reconozca sus cualidades, que tome conciencia de su propio valor.

La autoaceptacion para Branden y Ruiz en Gil[12] “Implica una disposición a rechazar la negación de cualquier aspecto de sí mismo: pensamientos, emociones, recuerdos, atributos físicos, rasgos de personalidad, actitudes y conductas”.

La Autoconfianza.

“La confianza en si mismo es definitiva para el desempeño de la vida. La mejor manera de contribuir al desarrollo de esta capacidad es darle al niño la oportunidad para decidir y respetar su elección aunque no se ajuste a lo que los padres creen que debería ser”.[13]

La autoconfianza es en definitiva una herramienta necesaria para que los padres ayuden a sus hijos a desarrollar la actitud de la responsabilidad, es decir de asumir las consecuencias de sus actos y aprender de ellos. Para ésto pueden ofrecer alternativas para que elijan, estimular la independencia, crear confianza en ellos, no se debe de hacer por el niño lo que ya puede hacer por si solo, esto también  facilitara el desarrollo de habilidades para satisfacer sus propias necesidades y entonces aprender a tomar sus propias decisiones y darle solución a su problemas dentro de sus propios limites de seguridad.

Otra forma de reforzar la confianza es que los padres estimulen el trabajo de metas, esto es  a través de que ayuden al niño a ponerse objetivos que quiera lograr y guiarlo a cómo lo va a hacer.

Los padres de familia deben de saber que todos los niños tienen  la capacidad de confiar en los otros cuando se sienten seguros, por lo cual hablarles sobre la confianza resulta importante, es explicarles por ejemplo,  que se confía en la gente cuando cumple lo que dice y hacerlo con ejemplos también da como resultado que el niño lo entienda de mejor forma.

Entonces los componentes de la autoestima son de suma importancia en la estimulación de ésta, por lo cual los padres de familia deben de conocer cada uno de ellos, cómo desarrollarlos y sus alcances para poder identificar las posibles ayudas para sus hijos e irlos desarrollando paulatinamente para lograr hacer de sus niños unas personas integrales y fuertes.

[1] Haeussler P., I. y Milicc M., N. (1997). Confiar en uno mismo: Programa de autoestima.  Madrid: Ediciones Dolmen.

[2] Branden, N. (2003). El poder de la autoestima.  México: Paidos

[3] Idem

[4] L. Carreras, P. Eijo, A. Estany, M. Gómez, R. Guich, V. Mir, F. Ojeda, T. Planas, Ma. G. Serrats.. (1997). Cómo educar en valores.  España: Narcea

[5] Santrock, J. W.  (2007). Desarrollo Infantil. México: Mc. Graw Hill.

[6] Kaufman, G.  Raphael, L. y Espeland, P. (2007). Cómo enseñar autoestima. México: Pax México

[7] Duque, H. (1986). “Autoestima en la vida familiar”.  Edit. San Pablo. Pág. 11

[8] Duque, H. (1986). “Autoestima en la vida familiar”.  Edit. San Pablo. Pág. 16

[9] Gil. M., R. Valores humanos y desarrollo personal. Madrid: Escuela española. Pag. 96

[10] Brunet, J.J. y Negro, J.L. “ Tutoria con adolescentes” . Madrid: S. Pío. Pg. 125.

[11] Gil. M., R. Valores humanos y desarrollo personal. Madrid: Escuela española. Pag. 96

[12] Idem. Pág.97

[13] López, M. E. y   Arango, M. T. (2002). Estimule sus aptitudes, virtudes y fortalezas. Edit. Gamma S.A. Pág.91

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org