Hasta que la muerte nos separe… Parejas, postmodernidad y tradiciones

Mtro. Juan Daniel Servín Núñez

Los seres humanos están siempre con la necesidad de pertenencia a los grupos en donde se desenvuelven, para ello se requiere cierto grado de sometimiento o alineación al orden social establecido donde se comparte una ideología (Principios, valores, ideas, tradiciones etc.). El sentido de pertenencia a los estándares sociales permite a los individuos tener una noción de existencia (Existir), aunado a ello viene el sentido de pertenencia a una familia y ello conlleva a las relaciones de pareja como eje rector en las familias.

Las relaciones de pareja han sufrido cambios a lo largo de la historia, hasta casi finales del siglo XIX era completamente natural que los jóvenes solo pudieran casarse si sus respectivos padres daban su consentimiento, de tal forma que eran los padres quienes determinaban las elecciones de pareja en sus hijos, la mayoría de matrimonios de esa época eran arreglados por fines económicos, el amor erótico no era un factor a considerar por los contrayentes. Incluso se acostumbraba casar a mujeres muy jóvenes (A veces adolescentes) con hombres mayores, debido a que éstos podían garantizar una posición económica y protección. –Aquí nace el constructor de “El buen partido”.

Bajo el mandato de los matrimonios arreglados, los roles eran claros: El marido debía brindar protección a su mujer, por tanto al papel de la mujer era de obediencia y respeto; se encontraba bajo su tutela y autoridad, incluso el barón podía y debía corregirle, educarla si fuese necesario.

Los cambios sociales (Inherentes a todo lo natural y a todo lo humano) no se hicieron esperar y justo a principios del siglo XX se establece que la pareja debe erigirse desde “El amor” de aquí viene una idea romántica de pareja y surgen frases famosas y conocidas por todos: “Hasta que la muerte nos separe”, “Por siempre te amaré”, Nunca te voy a olvidar”. Los matrimonios ya no son más un medio para preservar la economía o la posición económica, surge una necesidad 2 psicoemocional de estar juntos para así poder procrear y educar a los hijos, surgen necesidades afectivas básicas como el compartir experiencias, intercambio emocional; La mujer, no es más una esclava (Por lo menos teóricamente hablando) se convierte en una compañera del hombre con quien comparte su vida y la educación de los hijos.

Es importante destacar que para que se suscitaran tantos cambios, la iglesia católica jugó un papel fundamental, ya no serían los padres quienes decidieran y arreglaran los matrimonios, serían los esposos protagonistas de tal grande decisión; Sin embargo este cambio deja sin tanto poder a los padres de los contrayentes para tomarlo la misma iglesia (Matrimonio por la iglesia), años más tarde el Estado tomaría el control y poder.

La mujer no sería más un esclavo de su marido, toma cierta autonomía, sin embargo aún sigue dependiendo económicamente del marido. Para mediados del siglo anterior el sistema de producción capitalista incorpora a la mujer el ámbito laboral. Esto constituye una verdadera revolución, que conlleva a un cambio de actitudes, normas, costumbres etc. El hombre deja su papel de amo y señor, la incorporación de la mujer al mercado productivo ha erosionado su autoridad.

Como vimos, en un inicio la pareja basaba su unión y conservación en un patrimonio y un estatus económico, los matrimonios eran arreglados por los padres de los contrayentes, luego lo más importante fue el amor y la educación de los hijos, la iglesia (En un cambio ideológico y de poder) permitió a los conyugues relacionarse y decidir a quién amar. Todos estos momentos y cambios le dan paso a las otras configuraciones modernas y actuales en las relaciones de pareja, pudiendo ubicar este fenómeno dentro del Postmodernismoi con ello surgen entonces algunas preguntas: ¿Qué le da cohesión y forma a las parejas actuales (Postmodernas)? ¿Por qué cada vez más parejas se casan y tiempo después (Incluso solo unos meses) se divorcian? Actualmente no es el patrimonio ni la educación de los hijos lo que importa –Incluso muchas personas han decidido no tener hijos- ; sigue siendo vigente el amor, sin embargo –parece- que lo más importante en la conservación de la pareja actual reside en la satisfacción sexual (Amor Pasión). Este nuevo componente coloca a las parejas postmodernas en otros roles y otras necesidades, ahora no solo la muerte 3 biológica de los contrayentes es la única causa de separación de la pareja, también lo es la muerte del amor, esto incluye el fin de la pasión-amor, pareciera entonces que las parejas postmodernas (actuales), están en búsqueda del amor-pasión eterno, sin embargo este componente suele tener poca vida, entonces los vínculos basados en el amor-pasión han comenzado a generar uniones transitorias inclusive uniones no legalizadas como ensayo de convivencia en pareja. Los individuos postmodernos (Hombres y mujeres) le dan preferencia a lo pasional que a lo contractual (Matrimonio civil, votos y compromiso social) de los modos de relaciones anteriores, se premia el individualismo de ambos sexos, por tanto está más al pendiente de sí mismo (Logros, metas, sueños, felicidad) por ende no se encuentra dentro de sus posibilidades existenciales (Actuales) sujetarse a intereses sociales más generales (Por ejemplo el matrimonio como instancia legal para preservar a la familia y con ello la reproducción y la sociedad).

Parece fácil concebir que simplemente las parejas han cambiado a lo largo de la historia y que las parejas actuales deberán adaptarse a los cambios, sin embargo no es tan sencillo, basta mirar a mujeres y hombres destrozados en mi consulta privada de psicoterapia, llorando y sufriendo ante un divorcio (Legal y relacional) inminente. En los últimos años he notado –por lo menos en mi consulta privada- que los motivos de consulta relacionados a la pareja han aumentado exponencialmente (Terapia de pareja), el común denominador (Inconsciente): “Doctor, ayúdenos a salvar lo insalvable, ya no quiero estar con esta pareja pero me resisto a divorciarme”-Al parecer el amor pasión murió-.

Los retos actuales serán entonces la reconciliación con el deseo de los padres, nótese que en la mayoría de parejas los padres de éstas pertenecen a una o dos generaciones anteriores, bajo la necesidad imperante de querer lo mejor para sus hijos, en múltiples ocasiones son ellos los que orquestan la decisión de casarse o no de sus hijos, pareciera que “El mejor partido” y “Hasta que la muerte nos separe” siguen siendo un mandato para las parejas postmodernas desde las tradiciones de los padres (A veces son conscientes o no). ¿Qué pasa entonces con los valores y tradiciones familiares? De hecho siguen ahí y seguirán por varias generaciones, son necesarios para la preservación de “Las familias” de hecho constituyen mandatos y reglas psicosociológicas que llevan a los miembros a desempeñar roles, por tal motivo las parejas postmodernas se encuentran en un grave conflicto 4 internoii, por un lado la necesidad inconsciente –generalmente psicosociológica de mantener un orden (Ordenamiento familiar) por otro con la necesidad de desempeñar los roles sociales postmodernos donde todo es fugaz y pasajero. Siguiendo esta hipótesis he podido mirar que muchas parejas siguen casándose para cumplirle su expectativa a sus padres, he mirado que el rol femenino es el más deseoso por cumplir con el ritual del matrimonio y por supuesto la que resulta más afectada cuando se llega a romper la unión matrimonial.

Lo anteriormente expuesto pone en evidencia los fenómenos actuales respecto a las nuevas organizaciones familiares, podemos ver mujeres divorciadas frente a los hogares jugando un doble rol (Padre madre), se aprecian también familias compuestas, donde cada integrante de la pareja puede traer a la nueva familia sus propios hijos y/o procrear otros.

El nuevo reto de las parejas postmodernas será la revisión profunda de sus mandatos familiares, la reconciliación o abandono de algunos de ellos, el trabajo en psicoterapia se hará necesario, solo aquel integrante de la pareja que pueda tener claridad respecto al deseo y designio de sus padres; de sus propios deseos y fantasías, podrá enfrentar y asumir los nuevos estándares en las relaciones de pareja, actuar sin culpa en las rupturas amorosas etc. Me parece que la estabilidad en las parejas postmodernas tendrá que ver con lo anteriormente mencionado y además con un trabajo profundo en la confianza y la democratización de la pareja, sin embargo deberán tener claro que las relaciones de pareja ya no volverán a ser nunca más como lo eran en el siglo pasado.

Tal vez puedan surgir algunas inquietudes al momento de tomar la decisión de vivir en pareja: ¿Me caso o no me caso? ¿Para qué casarme si al rato me divorciaré?, considero que las relaciones erotico-amosoras seguirán siendo la base esencial de la sociedad, como fundadoras de familia, sin embargo los roles en la pareja deberán cambiar radicalmente (Ya comenzó ese proceso), lo conflictivo, creo yo, es que la psico-biología no ha cambiado en muchos miles de años, es decir, las parejas se siguen enamorando, siendo el enamoramiento un proceso bio-psico-sociológico complejo, que si lo miramos desde la biología, tiene que ver solamente con la posibilidad reproductiva y de preservación de la especie, pero al ser mirado desde una postura psicológica y social, la situación se complica ya que las parejas 5 postmodernas siguen soñando con mandatos y costumbres tan antiguas como: “El amor eterno” “Solo te amaré a ti” “para siempre” Etc.

Para concluir con el presente artículo podría inferir que las relaciones de pareja no van a sucumbir ante los nuevas formas de organización psicosocio-emocional, sin embargo los implicados deberán desenlazarse de los mandatos maternos y paternos, siguiendo algunas prácticas que ya son una realidad inclusive en México, por ejemplo vivir con la pareja sin legalizar la unión (Matrimonio), de tal forma que puedan separarse si no logran encontrar la democracia en la pareja (Igualdad), me parece que la persona que logra renunciar a algunas cosas propias (Deseos, necesidades, sueños etc) y puede adaptarse a los cambios renunciando a la propiedad privada, es decir que ya no podrá considerarse como objeto de propiedad del otro ni viceversa, tendrá mayores posibilidades de mantener relaciones saludables y duraderas (Nunca más serán eternas), lo curioso es que actualmente existe una lucha por encontrar los caminos de la democracia en la pareja sin embargo la celotipia y deseo de control y posesión hacia el otro no han desaparecido, ello tal vez quiera decir que las tradiciones, usos y costumbres de otras generaciones siguen permeando en las parejas postmodernas y no será hasta que se logren liberar de esos lazos que puedan constituirse parejas más acordes al momento socio-histórico del postmodernismo y con ello una convivencia más sana y mayormente igualitaria. La claridad se hace necesaria al momento de tomar la decisión de formalizar una relación de pareja.

i El término posmodernidad o postmodernidad fue utilizado para designar generalmente a un amplio número de movimientos artísticos, culturales, literarios y filosóficos del siglo XX, que se extienden hasta hoy, definidos en diverso grado y manera por su oposición o superación de las tendencias de la Edad Moderna.

En sociología en cambio, los términos posmoderno y posmodernización se refieren al proceso cultural observado en muchos países durante el siglo XXI, identificado a principios de los años 1970. Esta otra acepción de la palabra se explica bajo el término pos materialismo

ii Por conflicto interno hago referencia a las fuerzas interiores inconscientes e introyectos (Mandatos) maternos

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org