GLOBALIZACION, MODERNIDAD Y POSTMODERNIDAD

Vences Beltrán Roselía

La globalización es un movimiento político, económico y social  que pretende que la individualidad sea una pluralidad como por ejemplo: alguien empezó a usar ventajas de un Smartphone y ahora todos lo usan, porque si no lo usamos esta fuera de la modernidad, fuera de lo IN, a través de las redes sociales se está informado veraz y velozmente, esto se usa como una forma de poder hablar de globalización, es hablar de cultura ya que surgen grupos culturales (tribus urbanas) el mismo concepto y misma idea cultural se tiene en México como en otros países , la cuestión global está extendiendo ciertas costumbres y formas de vida por todo el planeta las lenguas mas habladas se extienden con rapidez por todo el planeta.

Por la naturaleza social del hombre mismo, la vida en sociedad moldea al colectivo, es de esa manera que se ha logrado, primero sobrevivir y después crecer como humanidad. Los legados hacen que no se deba comenzar de cero, cada vez y en un colectivo o sociedad eso es de vital importancia para el progreso. La tecnología acerca a las personas que están lejos, pero de manera brutal y arbitraria a alejado a los que están cerca, todos sumergidos en sus conversaciones individuales, no hay tiempo de ver por el que está enfrente, es de suma importancia el número de seguidores en Redes Sociales, ahora es que me ven…luego existo, no generan vínculos, es mas huyen de ellos, esto les genera mayor seguridad, mayor comodidad y se le ha dado placer al saber que son conocidos por muchos al estar en línea, la adicción que esto les genera, no les da el tiempo para conocer al otro, huyen de las relaciones uno a uno, de tener un compromiso con alguien, de exponer sus sentimientos, prefieren andar por el  mundo como muertos vivientes, por lo que está de moda en series, películas ó caricaturas de zombis.

La modernidad  es un tiempo sin certezas. Los sujetos, que lucharon durante la ilustración por poder obtener libertades civiles y deshacerse de la tradición, se encuentran ahora con la obligación de ser libres. Hemos pasado a tener que diseñar nuestra vida como proyecto y performance. Más allá de ello, del proyecto, todo sólo es un espejismo. La cultura laboral de la flexibilidad, arruina la previsión de futuro, deshace el sentido de la carrera profesional y de la experiencia acumulada. Por su parte, la familia nuclear se ha transformado en una relación cuántos son vistos, se hace flotante, sin responsabilidad hacia el otro, siendo su mejor expresión el vínculo sin cara que ofrece la Web.

El ser humano está perdiendo las habilidades de convivencia, antes el trabajo se cuidaba, era a largo plazo, era duradero, ahí se crearon vínculos afectuosos, ahora todo es en la inmediatez,  vamos perdiendo la sensibilidad, ya no vemos al otro como persona,  no hay confianza en el otro, se vive en la individualidad, colectiva, el individuo solo confía en sí mismo, los demás no importan, su seguridad está por encima del otro, tiene miedo de cómo va estar dentro de 30 ó 50 años, es por eso que el individuo se refugia en sí mismo para así poderse hacer de esa seguridad, el individuo está abismado en sí mismo, protegiéndose de todo y de todos, no existe otro, no importa sobre quien tenga que pasar, tengo derecho….. Evaporada por los intereses propios, por el consumismo, la seguridad y la certidumbre busca un nuevo modelo donde basar sus expectativas, el ser humano va perdiendo sensibilidad, parece un muerto viviente, los zombis son lo de hoy, es claro ejemplo de cómo el individuo está viviendo como muerto en vida, dejando las cosas que valen la pena, como el compañerismo, la solidaridad, la empatía, para sumergirse en sí mismo, donde se ha convertido en un número más, porque esto agiliza cualquier operación, hasta el nombre se ha disminuido a menos, cuando el ser humano expresa que está en la cima de la plenitud, porque ahora con más facilidad adquiere cosas o se deshace de ellas es cuando parece ser que está en su propia extinción, tenemos que volver a las cosas importantes, caminar sabiendo que lo que hacemos tiene una repercusión en otro y que lo que le pasa al otro, nos puede pasar a nosotros. No dejar de seguir guiándose por lo que dicen los demás, sino volver a mirarnos como un ser social, único e irrepetible, que tiene su propia personalidad, no dejarse perder por la globalización.

Frente a los retos y desafíos de la globalización, es parar la desigualdad y que la educación sea reconocida como un derecho para todos, con esto se puede concretar una acción dando una respuesta positiva, coherente y critica al fenómeno de la globalización y sus repercusiones. Propondría que la educación basada en competencias entendidas como: saber que hacer razonando para hacer frente a la incertidumbre y al cambio. Trataría pues, de ser capaz de controlar la incertidumbre en un mundo cambiante, en continua evolución en lo social, político, laboral y en mutación permanente.

Referencias:

Bauman, Zygmunt; Donskis Leonidas (2015). Ceguera moral: La pérdida de sensibilidad en la modernidad líquida. Paidós, España.

Revista Ibero Americana de Educación. Globalización y  educación.

Autor: Primitivo Sánchez Delgado.

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org