Buscar

Estrés en el periodo escolar

Por Guadalupe Vazquez Vela

Tomando en cuenta el actual tema del regreso a clases, hablare del estrés en esta etapa de la vida, considerando que no solo es un tema que concierne a los adultos sino que afecta a muchos niños en periodo escolar, ya que a pesar de tratarse de un periodo de diversión y mucho aprendizaje para los niños, pero también es un periodo estresante para muchos de ellos.

Cuantas veces hemos escuchado, visto o tal vez hemos sido, padres que exigen demasiado a sus hijos, las mejores calificaciones, la mejor conducta y de hecho que formen parte del cuadro de honor, ¿sabemos acaso el estrés que estamos generando en los pequeños al presionarlos de más?

De acuerdo a un estudio realizado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), México es el primer país de la zona OCDE, en donde los estudiantes declararon una mayor satisfacción con su vida, sin embargo, los niveles de estrés a los que se sienten sometidos para alcanzar sus metas académicas están entre los más elevados de los países de la OCDE.

La OCDE encontró que el 50% de los alumnos de México se ponen muy tensos cuando  estudian y 79% está preocupado por no sacar malas calificaciones en clase.

La ansiedad puede surgir del hecho de que los estudiantes deben cumplir con los requerimientos de los padres y en grados académicos más altos,  asocian mejores calificaciones con mejores perspectivas profesionales.

Pero, ¿Qué es el estrés?

Melgosa (1995) nos dice que el estrés, se puede entender como: “un conjunto de reacciones fisiológicas y psicológicas que experimenta el organismo cuando se lo somete a fuertes demandas”

Al respecto señalan Martínez y Díaz (2007): “el problema que subyace radica en los requerimientos de la Modernidad, concentrada en la  obtención de resultados al margen de sus consecuencias sobre la calidad de vida y por ende en la salud física y mental de las personas afectadas.

El estrés se presenta cuando la persona identifica una situación o un encuentro como amenazante, cuya magnitud excede sus propios recursos de afrontamiento, lo cual pone en peligro su bienestar.

Bensabat (1987) habla de dos tipos de estrés, el buen estrés y el mal estrés. El buen estrés es el produce el cuerpo al recibir buenas noticias, salir, hacer algo que nos gusta, descansar, etc. y el mal estrés es el que se produce cuando hay alguna exigencia, cuando recibimos mala noticias, cuando hacemos cosas a pesar nuestro, cuando fracasamos, la carencia de libertad, etc. Nos dice que esta última es la fuente de desequilibrio, de alteraciones psicosomáticas y de enfermedades de adaptación.

Este mismo autor nos indica que el tipo de estrés que desarrollamos depende de cómo se reciben e interpretan los acontecimientos ya que una misma situación puede significar un mal estrés para una persona y un buen estrés para otra; ósea que lo que importa no es lo que sucede, sino la forma en cómo lo percibimos.

El estrés es indispensable en la vida, es la consecuencia de las actividades de las personas, pero debe haber un balance ya que el exceso o la carencia de la misma, exige una adaptación particular del organismo por encima de las normas fisiológicas, tanto en el aspecto biológico como en el físico y en el psicológico.

Bajos niveles de estrés se traducen en enojo y fatiga, pero cuando el nivel es por encima del óptimo, hay alteraciones metabólicas y orgánicas provocadas por la gran liberación de adrenalina y cortisona.

¿Cuáles son las características del estrés?

La investigadora Sonia Lupien, Neurocienifica de la McGrill University of Montrial identifica 4 características del estrés:

  1. Novedad: Lo que causa el estrés es debe ser algo nuevo.
  2. Impredicibilidad: Tiene que ser algo impredecible.
  3. Sensación de control: Sentir que no podemos controlar la situación.
  4. Amenaza para la personalidad: Se siente que hay amenaza sobre la persona.

¿Cómo saber si eres víctima del estrés?

Sonia Lupien, nos indica que la forma en que nos podemos dar cuenta si estamos estresados consta de 3 fases.

  1. En la primera fase empieza a haber cambios en la digestión.
  2. Cuando se avanza a la segunda fase, el cerebro pide al cuerpo algo que considere bueno, pedirá más dulce, comida, alcohol, cigarro, etc. Comienzan los excesos.
  3. En la tercera fase, la persona enferma, empieza la falta de memoria, cambios en la personalidad, las personas se enojan más fácilmente, aparece la depresión.

¿Cómo reducir los niveles de estrés?         

  1. Equilibrio en los niveles de exigencia académica y evitar la sobrecarga de trabajo por parte de las instituciones educativas.
  2. Fomentar la solidaridad entre pares, trabajando de forma conjunta por un bien común.
  3. Propiciar relaciones asertivas y ayudar a los estudiantes a eliminar temores sobre ciertas materias, la participación en clase y la presentación de pruebas.
  4. Fomentar la práctica de actividades de expresión artística que permitan a la población estudiantil manifestar sus actividades creativas.

Y particularmente todos deberíamos tener en cuenta los siguientes consejos para disminuir el estrés en nuestro día a día.

  1. La producción de oxitócica que ayuda a relajar y bajar el nivel de estrés haciendo que nos sintamos mejor frente a las personas, esta hormona se produce en el organismo de distintas formas por ejemplo: un masaje, una conversación con otra persona, etc.
  2. Reír también reduce los niveles de estrés
  3. Hacer ejercicio
  4. Actuar y pensar positivamente

Bibliografía

  • Rodriguez, J. (2011, agosto 4), La receta para el estrés. Parte 1 (archivo de video) recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=fxO0Ggfty4o
  • Rodriguez, J. (2011, agosto 4), La receta para el estrés. Parte 2 (archivo de video) recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=y52X3JC8YpM
  • Naranjo, M.L. (2009), Una revisión teórica sobre el estrés y algunos aspectos relevantes de este en el ámbito educativo, Revista educación 33.
  • Acerca de lo que compartimos en el Blog:


    La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
    info@psicoedu.org

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org