Estrategias de aprendizaje y educación basada en competencias

Estrategias de aprendizaje y educación basada en competencias

 

Por García De Santiago Miriam Adriana

Por García De Santiago Miriam Adriana

En el presente artículo se plantean algunos elementos de la importancia del uso de estrategias de aprendizaje, partiendo de la concepción de aprendizaje hasta el empleo de dichas estrategias en la educación basada en competencias.

            Pozo (1996) retoma de la teoría de la reestructuración de Vigotsky, que los signos son proporcionados a través del medio social y que se exige interiorizar estos signos por medio de procesos psicológicos, es decir, de un proceso interpersonal a intrapersonal, se requiere de una reestructuración de significados, por medio de un proceso asociacionista, de conocimientos previos y conocimientos nuevos. Aunado a esto, se aborda el aprendizaje significativo desde Ausubel (citado en Viera, 2003) que coincide en el proceso de interiorización de conocimientos, la diferencia radica en el que dicho proceso, se realiza a través de la instrucción, para lograr esto se conceptualiza el aprendizaje y la enseñanza como continuos y no como una dicotomía. Asimismo para que se produzca el aprendizaje significativo, se requiere que el material sea lógicamente estructurado; además, la persona requiere predisposición para aprender e ideas incluyentes en la estructura cognitiva. Dicho esto, se entiende que el aprendizaje significativo, es el resultado de la interacción entre la estructura cognitiva del niño y/o niña y el material existente.

            En conjunto con ello, se definen los estilos de aprendizaje como “rasgos cognitivos, afectivos y fisiológicos que sirven como indicadores relativamente estables, de cómo los alumnos perciben, interaccionan y responden a sus ambientes de aprendizaje”  (Keefe, 1988, citado por Juárez, Rodríguez & Luna, 2012); sin embargo, los estilos de aprendizaje se encuentran estrechamente relacionados con las estrategias de aprendizaje, las cuales según Díaz y Hernández  (1998), son procedimientos en los que el agente de enseñanza promueve el aprendizaje significativo en los alumnos de manera reflexiva.

            De la misma manera, sugiere cinco aspectos esenciales para la utilización de estrategias de aprendizaje: características generales de los aprendices, tomar en cuenta el tipo de conocimiento general y del contenido curricular a abordar durante el proceso de aprendizaje, importancia de las actividades cognitivas o pedagógicas  para lograr la meta,  vigilancia constante del proceso de enseñanza y progreso en el aprendizaje, finalmente,  la determinación intersubjetiva creada con los alumnos.

            A partir de las teorías cognitivas, surge  el término competencias, mismo que ha tenido auge en los últimos años, puesto que en el campo educativo los alumnos se convertían en reproductores de saberes; sin embargo, se requirió implementar medidas de acciones, mismas que surge de las necesidades del ámbito laboral de crear profesionales competentes.  

            El concepto de competencia según Díaz Barriga y Rigo (2000, citado en Irigoyen, Jiménez y Acuña, 2011), es entonces, un saber hacer de manera eficiente:

Se trata de una capacidad para resolver problemas que se aplica de manera flexible y pertinente, adaptándose al contexto y a las demandas que plantean situaciones diversas […] desde la óptica de los promotores de la EBC, la competencia no se limita a los aspectos procedimentales del conocimiento, a la mera posesión de habilidades y destrezas, sino que se ve acompañada necesariamente de elementos teóricos y actitudinales.

            Dado que un enfoque basado en competencias, requiere de un planteamiento especifico en los procesos de enseñanza y de aprendizaje, se entiende que este aprendizaje ocurre en diferentes ámbitos y formas, por ende la evaluación podrá ser evaluativa o sumativa (SEP, 2019), teniendo en consideración que se pretende considerar todo el proceso desde la enseñanza hasta la movilización de esos saberes. 

            Asimismo  Perrenoud (2006), menciona la necesidad de formar competencias reales, centralizadas en el alumno, a través de una visión de los saberes como recursos para movilizar; quien a su vez, coincide en la aportación de Tobón (2006, citado en Irigoyen, Jiménez y Acuña, 2011), en cuanto a que se requiere trascender del ámbito puramente conceptual.

Por otra parte, según Pozo (1999), se logra un buen aprendizaje, pues se producen cambios duraderos, el cual es transferible a otras situaciones y se adecua a las metas de aprendizaje.

En conclusión para lograr un aprendizaje significativo se requieren competencias que conlleven la movilización de saberes a través del empleo de estrategias de aprendizaje que son propuestas y coordinadas por el agente de enseñanza-aprendizaje, mismas que requieren de diversos aspectos como conocer el niño(a) o grupo (estilos de aprendizaje), el contenido curricular que se pretende aprender, las actividades cognitivas y de una evaluación del proceso enseñanza-aprendizaje.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Referencias

Díaz, F. & Hernández, G. (1998) Estrategias de enseñanza para la promoción de aprendizajes significativos. Estrategias docentes para un aprendizaje significativo, pp. 69-112. México: MacGrawHill.

Irigoyen, J., Jiménez, M. & Acuña, K. (2011) Competencias y educación superior. 16, 243-266.

Juárez, C., Rodríguez, G. & Luna, E. (2012) El cuestionario de estilos de aprendizaje CHAEA y la escala de estrategias de aprendizaje ACRA como herramienta potencial para la tutoría académica. 5, 10, pp 148-171. Revista estilos de aprendizaje.

Perrenoud, P. (2006) Consecuencias para el trabajo del profesor. Construir competencias desde la escuela. J.C. Sáenz editor: Chile.

Pozo, J. (1996) Teorías de la reestructuración. Teorías cognitivas del aprendizaje. Pp. 165-22. Morata: España.

Pozo, J. (1999) Los rasgos de un buen aprendizaje. Maestros. Pp. 159-175.

Rivera, J. (2004) El aprendizaje significativo y la evaluación de los aprendizajes. 14, Revista de investigación educativa.  

Secretaria de Educación Básica. (2019) Enfoque centrado en competencias. México: SEP. Recuperado de: https://www.dgespe.sep.gob.mx/ reforma_curricular/planes/lepri/plan_de_estudios/enfoque_centrado_competencias

Viera Torres, T. (2003). El aprendizaje verbal significativo de Ausubel. Algunas consideraciones desde el enfoque histórico cultural. Universidades, (26), 37-43. 

Diplomado en Psicología Clínica

Atenta invitación

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Deja un comentario