ENTENDIENDO ESQUEMAS DEL JUEGO INFANTIL

ENTENDIENDO ESQUEMAS DEL JUEGO INFANTIL

CRUZ MAGRO, ZINTYA SELHEM

Me gustaría hablar un poco de los esquemas del juego infantil. Lo veo muy útil para entender las necesidades de movimiento y experimentación que los niños pequeños realizan. Sus patrones de juego pueden llegar a molestar a los adultos que no entendemos del todo su afán de mezclar su yogurt con agua o lanzar juguetes dentro de la casa, cuando les hemos dicho muchas veces que no lo hagan.

A lo largo de varios estudios de observación, se han encontrado patrones de juego que los niños realizan, principalmente en la primera infancia. A estos patrones del juego se les conoce como esquemas. Estos esquemas ayudan a los niños a aprender muchas cosas de cómo funciona el mundo que los rodea, pero también sirve en gran medida para su buen desarrollo físico y mental.

Estos patrones de juego son necesarios para que después puedan realizar cosas que son básicas en la vida, como conducir un auto, escribir, cocinar, organizarse, etc., por lo que es parte de su preparación y práctica.

Cuando entendemos la importancia de estos esquemas de juego y la necesidad que tienen los pequeños de realizarlos, podemos ayudarlos a redirigir sus actividades de una manera más adecuada. Este conocimiento nos asiste para ver más allá de un mal comportamiento y encontrar otra manera de canalizar sus necesidades. Veamos algunos de estos esquemas y ejemplos:

Orientación, se manifiesta cuando los niños se cuelgan con la cabeza abajo. Esto les permite conocer el mundo desde otra perspectiva.

Transportar, el claro ejemplo de un niño moviendo bloques de un lado a otro. Cualquier cosa que puedan mover, incluso una carriola o carrito con algún objeto dentro.  

Envolver, cubrirse la cabeza con algún trapo o enterrar algún juguete en la arena, son ejemplos de esta necesidad.

Posicionar, poner las cosas debajo, al lado, arriba. Esto incluye organizar sus carritos en fila o sus muñecos de pequeños a grandes.

Conectar, conectando cosas unas con otras o separándolas. Con pegamento, con cinta scotch, o vías de tren, legos o rompecabezas.

Trayectoria, es cuando lanzan pelotas o ven moverse un carrito en una rampa. Ésta también incluye la trayectoria de su propio cuerpo, como cuando saltan.

Contener, el niño podría meter agua en algunos vasos o llenar cajas u otro tipo de contenedores con objetos mas pequeños.

Rotar, es la fascinación con ver las cosas que rotan y giran. Como un trompo girando o las ruedas de un carro. Claro que también incluye su propio cuerpo girando.

Transformar, esta es una de las difíciles. Cuando ponen su cereal en el jugo de naranja o le ponen agua a la tierra. Combinando cosas para transformarlas.

Cuando identificamos el esquema que necesitan explorar nuestros pequeños entonces, más que regañarlos o impedir que lo lleven a cabo, nuestro deber es encontrar maneras seguras y aceptables para que ellos realicen su labor como exploradores, aprovechando el interés particular que esta mostrando el pequeño.

Una muestra es cuando vemos al niño aventando carros de juguete dentro de la casa e identificamos; está explorando la trayectoria. Entonces podremos decir, “veo que necesitas aventar, ¿qué te parece si sales al patio a lanzar pelotas?” O quizá podamos darle objetos suaves que pueda tirar dentro de la casa sobre la cama. 

Otro clásico ejemplo es cuando el niño mezcla cosas de su comida que no nos parece muy gracioso. Está buscando transformar. Podríamos quizá haciendo unos panqueques, permitiéndole al pequeño mezclar y sentir como llevar acabo esta transformación. 

Para el niño es importante explorar un esquema en particular más a allá de cómo o con qué lo haga. Cuando un niño está interesado en algo, es una gran oportunidad de ampliar su enfoque y aprendizaje. Al redireccionar sus intereses no solo los ayudamos a cubrir sus necesidades exploratorias, sino también nos ayudará a estar ambos más felices al evitar frustraciones y peleas innecesarias.

Sabemos que no siempre será conveniente o fácil dejar a los niños llevar acabo estas necesidades de juego. Sin embargo, confío en que ahora que conoces un poco más de ello podrás, en la medida de lo posible, encontrar formas seguras y creativas de permitir el sano desarrollo de tu pequeño.

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

5/5

Deja un comentario