Buscar

El maltrato a menores y sus consecuencias psicológicas

Psic. Ángela Ramírez Sánchez

El maltrato a menores  es visto como una serie de abusos que impactan en lo físico, lo psicológico y lo social. Además de que las consecuencias varían de persona a persona se ha observado que algunos tienen efectos a largo plazo mientras que otros salen relativamente ilesos.

Lo cierto es que las consecuencias del maltrato varían de un caso a otro y están vinculadas a los siguientes factores:

  • El tipo de maltrato que se ha infringido al menor y que puede ser violencia física, abuso sexual, negligencia en el cuidado, etc.
  • La frecuencia, duración y severidad del maltrato.
  • La relación que existe entre el menor víctima de maltrato y el perpetrador.
  • La edad del menor y el estado de desarrollo en que se encuentra cuando ha sido víctima de maltrato.

En algunos casos los efectos físicos pueden ser relativamente leves (no por eso deja de ser maltrato) y se manifiestan como rasguños, moretones, alguna raspadura, rojez, etc. En otros casos los efectos físicos son rotura de o fractura de huesos, quemaduras, hemorragias e incluso puede llegar a la muerte del menor maltratado.

Según investigadores de NSCAW, en algún momento, durante los 3 años después de una investigación de maltrato, el 28% de los niños involucrados sufrieron de una condición crónica de salud (Administration for Children and Families, Office of Planning, Research and Evaluation [ACF/OPRE], 2007).

De igual forma hay antecedentes de que existe una relación entre condiciones particulares de salud física y tipos de maltrato: “niños que experimentaron negligencia estaban en riesgos más altos de padecer diabetes y problemas pulmonares, mientras que el abuso físico incrementó el riesgo de diabetes y desnutrición” (Widom, Czaja, Bentley y Johnson, 2012).

Dentro del aspecto psicológico existen evidencias que relacionan el abuso y la negligencia y que tienen los siguientes efectos sobre la salud emocional:

  • Casi la mitad de los bebés en cuidados de crianza que han experimentado maltrato muestran alguna forma de retraso cognitivo y tienen un coeficiente intelectual más bajo, dificultades de lenguaje y desafíos neonatales en comparación con niños que NO han sido abusados o descuidados (Zero to Three, 2011).
  • Hay mala salud mental y emocional, pues entre las víctimas de abuso sexual y emocional durante la niñez se incrementa el riesgo de padecer trastornos de la personalidad, depresión y ansiedad y otros trastornos psiquiátricos. Un estudio usando datos del estudio ACE encontró que aproximadamente un 54% de los casos de depresión y el 58% de los intentos de suicidio en las mujeres estaban relacionados a experiencias adversas en la niñez (Feletti y Anda, 2009).
  • Más del 10% de los niños y jóvenes de edad escolar mostraron algún riesgo de problemas cognitivos o bajo rendimiento académico, el 43% mostraron problemas emocionales o de comportamiento y el 13% mostraron ambos. (ACF/OPRE, 2011).
  • Los menores víctimas de negligencia tienen más probabilidades de desarrollar hábitos y rasgos antisociales a medida que van creciendo. La negligencia paterna y/o materna también está relacionada con los trastornos de personalidad, problemas de vínculos positivos o de comportamientos afectivos con personas desconocidas o poco conocidas (Perry, 2012).

Otras consecuencias se manifiestan durante la adolescencia y la edad adulta pues hay estudios que indican que existe una relación entre el abuso de menores y la delincuencia juvenil, de igual forma tienen más probabilidades de fumar cigarrillos, abusar del alcohol o consumir drogas ilícitas durante su vida. Al respecto se sabe que “niños varones con una calificación ACE de 6 o más[1] tenían una probabilidad mayor (más de 4000%) de usar drogas por vía intravenosa en el futuro” (Felliti y Anda 2009).

También es un hecho documentado que padres abusivos sufrieron maltrato durante su niñez.

No todos los menores abusados tendrán cambios en su comportamiento, sin embargo, los problemas de comportamiento parecen ser más probables dentro de este grupo. Según NSCAW, más de la mitad de los jóvenes involucrados en denuncias de maltrato están en riesgo de un problema emocional o de comportamiento. (ACF/OPRE, 2012b).

Si bien el abuso y la negligencia hacia los menores ocurren al interior de la familia, no siempre termina ahí, pues existen consecuencias sociales que afectan de forma directa e indirecta a toda la sociedad.

Se tiene un costo directo en el recurso monetario derivado a la atención médica consecuencia del maltrato físico. En Estados Unidos de Norteamérica el costo de por vida del maltrato a menores y las fatalidades relacionadas en un año ascienden a 124 mil millones de dólares, según un estudio financiado por los CDC. En México no tenemos cifras al respecto.

Los costos indirectos van en función de incrementos en tasas de enfermedades, abusos de sustancia, desempleos, aumento de criminalidad, incremento en violencia doméstica, problemas financieros y absentismo.

Lo que tenemos que considerar es que estos costos pueden ser evitables a través de programas de prevención de la violencia, maltrato y negligencia hacia los menores. Promoviendo el cuidado y la atención hacia la población más vulnerables que puede quedar afectada física y psicológicamente, a veces de forma leve y otras gravemente.

Por tanto podemos concluir que el maltrato y la negligencia a menores no solo impacta a los menores y a sus familias sino a la sociedad en general y que está en nuestra manos el poder disminuir ésta situación que tanto sufrimiento provoca a quienes lo viven, tanto víctimas como victimarios.

Bibliografía:

-Child Welfare Information Gateway, 2013. Consecuencias a largo plazo del maltrato a menores. Washington DC: U.S. Department of Health and Human Services, Children’s Bureau.

[1] La calificación ACE de 6 o más se refiere a 6 o más experiencias adversas durante la niñez.

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org