Buscar

EL HOMBRE COMO ORIGEN DE SU REALIDAD

María Amparo Tinoco

El hombre desde su origen siémpre se encuentra en la búsqueda de la verdad y esa verdad se proyecta a través de la imagen de un ser superior, que le permita encontrarse consigomismo, descubriéndose en esa complejidad de cuerpo, mente y espíritu. Es así como el hombre reconoce en esa diversidad la existencia de un órden, de un proceso del cual forma parte a través de su relación con Dios, con los demás y con su entorno.

En el libro del génesis Dios establece un órden desde el momento de la creación, dejando para el último día y como obra maestra al hombre; a quien le pide dar nombre a todos los animales del campo y las aves del cielo, colocándolo como el administrador de todo lo creado; por eso, Dios le dijo al hombre que podría comer de todos los frutos de los árboles del Jardín del Edén menos del árbol de la ciencia del bien y del mal, porque si lo hicieren morirían.

Hasta éste momento se presenta la existencia de un hombre sin problemas ni necesidad deconciencia, hasta que al probar del fruto prohibido se le abrieron los ojos al hacer uso de su libertad. Esto explica su conexión con el enfoque humanista existencial que como corriente psicológica afirma: “El hombre está condenado a ser libre porque una vez en el mundo es responsable de todo lo que hace”. Sin embargo, valdría la pena diferenciar entre lo que es un mero acto del hombre y lo que es un acto humano; ya que los actos del hombre son humanos en la medida en la que se realizan de manera consciente; motivo por el cual el hombre es más libre en la medida en la que es más consciente.

Como se mencionó anteriormente, el hombre en la búsqueda de la verdad, proyecta su imagen en un ser superior como imagen de perfección. Esta es la razón por la cual esa búsqueda va encaminada a descubrir su esencia basada en el ser y no en el tener, tal y como lo señala la corriente conductista, enfocada en el compromiso, la expansión de la justicia, la responsabilidad y la libertad.

Asimismo, al ser el hombre un ser social, tiende a reflejarse (aún de manera inconsciente) en las personas que lo rodean. Por lo tanto, debemos aprender a descubrirnos en el otro como parte del autoconocimiento que nos permitas llegar a un crecimiento, y autorrealización como individuos, como pareja, como padres, como hijos, como familia y como sociedad, con un sentido de vida y de muerte tal y como lo enfoca la corriente existencial al preguntarme ¿Quién soy? ¿Qué quiero? Y ¿Qué hago para lograrlo?

En todas las corrientes religiosas, el amor a Dios y a uno mismo, es la fuente y la medida de amor a los demás. “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” lo que me lleva a una autoestima capas de conducirme a las metas que podemos y queremos alcanzar. Es así como en éste ente social todos somos en parte responsables de lo que ocurre en nuestra sociedad, y tenemos ese compromiso y capacidad para plantearnos y ejecutar actos que nos lleven a una solución. En el mundo actual, la familia está en crisis porque el matrimonio como institución ha dejado de ser considerado un valor. El matrimonio etimológicamente proviene del latín matrimonium con origen en los términos matrem y monium (calidad de madre) “matrem munies” defensa y protección de la madre. Como institución, tiene el propósito de realizar comunidad de vida. Así el matrimonio es un compromiso o alianza de vida y amor, donde además de la procreación, está el amor y la ayuda mutua que lleva a ese proyecto de vida personal y conyugal a corto y a largo plazo, en el que participa toda la persona (cuerpo, mente y espíritu y con ella inteligencia, libertad, voluntad y consciencia). Sin embargo, la realidad sociocultural nos muestra la manera en que el matrimonio está sometido a las condiciones históricas del momento en que vive. Es por esto, que la carencia de valores éticos y morales en que vivimos, son el reflejo del deterioro del matrimonio y la familia.

Es por esto, que necesitamos retomar el reconocimiento público en su dimensión social para promover la comunión interpersonal y el mutuo perfeccionamiento en la primera comunidad de vida que es la Familia. El psicodrama como especialidad terapéutica les permite a los participantes reflejarse a través de la historia de cada uno de los personajes que participan en la escena, ya que como persona, familia o sociedad, existen roles que nuestro consciente no alcanza a percibir, hasta que el cuerpo lo identifica a través de los personajes que representa.

Finalmente concluyo que la filosofía como madre de las diferentes disciplinas que buscan conocer y entender al hombre; son las herramientas que tenemos el compromiso de conocer y aplicar en nuestra propia vida para que mi realidad esté más apegada a esa verdad que logre no solo una realización personal sino familiar y social, independientemente de la religión que profesemos o no.

Acerca de lo que compartimos en el Blog:


La AMPSIE no es responsable por ningún contenido de videos, fotos, artículos libros enlazadas con este blog. Todo ese contenido está enlazado con sitios tan conocidos como YouTube, Vimeo, Vevo,  recursos y libros encontrados en la web, del mismo modo si tienes algún recurso que quisieras compartir libremente para la comunidad, puedes enviarlo a nuestro correo y pronto lo verás publicado.  El objetivo de este blog es promover la difusión de la psicología, la psicoterapia y la educación, no la piratería. Si tú consideras que algún contenido de este blog viola tus derechos, por favor contactar al web master y lo retiraremos inmediatamente. Por favor escribe a 
info@psicoedu.org

Asociación Méxicana de Psicoterapia y Educación A.C 

www.psicoedu.org 

info@psicoedu.org